Todo depende del cristal

cristal

Foto: Geisemal(LCC)

Por Moisés Galiando

Aunque no siempre sea así, en muchas ocasiones los dichos populares nos hacen ver grandes verdades y así ocurre con el propio título del artículo que está próximo a leer. Con esto no me refiero a situaciones límites de la vida como puede ser la reciente muerte de un ser querido sino a realidades que se nos presentan bastante más a menudo y que nos hacen ver la realidad como algo realmente complicado.

Este tipo de situaciones las vivimos o podemos llegar a vivir en nuestra época de estudiantes (cuando nos preparamos para los exámenes, cuando nos preguntan en clase, después de examinarnos y por no sentirnos satisfechos, cuando nos dan los resultados y no son tan buenos como lo esperado etc.) en el trabajo (cuando desarrollamos un trabajo que no nos llena, cuando desarrollamos un trabajo que nos absorbe de tal modo que no nos permite tener vida social ni personal, cuando los méritos se los lleva siempre otro, cuando somos nosotros quienes nos llevamos la obligación de realizar el trabajo sucio, etc.).

Sin lugar a dudas se trata de realidades que viven un gran número de personas y que en muchos casos son infravaloradas por el resto de personas, son incomprendidos. Quizá desde nuestro punto de vista nos cueste comprenderlo pero muchas personas viven realidades difíciles.

Si nos paramos a pensarlo seguro que todos nosotros recordamos algún momento de nuestra vida en el que la situación era difícil pero logramos sentirnos felices.

Por otro lado si recapacitamos nos daremos cuenta de que la realidad resulta complicada para muchas personas en momento concretos de sus vidas pero que por enfadarse o lamentarse no consiguen salir antes, más bien al contrario, esa actitud les hace sentirse cada vez más impotentes e incapaces.

Tenemos que convencernos de que las cosas no siempre tienen que ser y salir como nosotros esperamos, por otro lado las personas tampoco van a comportarse y responder como a nosotros nos gustaría, sin embargo siempre hay cosas sobre las que tenemos poder y sobre las que podemos actuar.

Cuando comprendemos y asimilamos esta realidad las cosas parecen mucho más accesibles y la posibilidad de sentirnos bien resulta también mucho más accesible que antes.

El principio clave en todo esto es la idea de que lo que nos pertenece es el presente, de tal modo que es en el ahora sobre el que podemos actuar.

En definitiva podríamos decir que podemos sentirnos bien con nosotros mismos a pesar de que las circunstancias no sean del todo positivas en ese momento o por el contrario podemos dejarnos llevar por la situación y hundirnos compadeciéndonos de nosotros mismos.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies