Huérfanos de pautas y afecto

Por Ruth Greene

Diariamente en prensa, radio, TV escuchamos casos de bullying y mobbing y aunque poco a poco también empiezan a denunciarse casos de hijos maltratadores en casa, las historias son mínimas. Aunque en la mayoría de los casos son los propios niños quienes sufren maltrato por parte alguno de sus progenitores, cada vez empieza a salir a luz pública más casos de jóvenes que son auténticos dictadores en casa.

En la mayoría de los casos las familias viven un desarrollo normal en el que los padres e hijos se respetan y apoyan mutuamente, sin embargo siempre hay casos excepcionales en los que ese equilibrio se rompe y es el hijo el que impone su palabra sobre la de sus padres y hermanos mediante la fuerza. Aunque generalmente son las víctimas, otras muchas veces pasar a ser agresores.

Se trata de niños caprichosos, a los que nunca se les han puesto límites, expertos chantajistas y desobedientes a los que sus padres nunca han parado y ahora son los verdaderos dictadores de la casa. Son niños que con 6 años dan una patada a su madre al mismo tiempo que tiran la merienda al suelo mientras la madre le regaña a medias con una sonrisa en la boca y al mismo tiempo le compra el bollo que estaba reclamando desde el principio. Si con 6 años actúa así imaginemos cómo lo hará cuando tenga 14-15 años.

A esta situación se llega por una educación basada en el “todo vale”, en el que los niños tienen y conocen perfectamente sus derechos pero no sus deberes. El no poner ningún límite en nada les permite hacerse con la autoridad absoluta.

Vivimos en una sociedad en la que se carece de valores y se ha pasado de una sociedad basada en el sacrificio y obligación por una sociedad en la que se busca obtener cosas sin asumir ningún tipo de responsabilidades y sin esfuerzo alguno. La sociedad vive contrarreloj, sin tiempo para escuchar lo que nuestro hijo nos quiere contar o para contarle un cuento antes de ir a dormir.

Por otro lado pasamos por dos polos, desde los niños a los que se les entrega una llave de casa desde una edad muy temprana y pasan largas horas al día en absoluta soledad, o los niños excesivamente protegidos que con 15 años siguen siendo acompañados por sus padres a todo, absolutamente a todo.

Por otro lado la escuela ha perdido la valoración que se merece e incluso los padres relegan excesivamente la educación de sus hijos a esta institución. Por un lado se duda de ella pero por otro se les exige que eduquen por completo a nuestros hijos, olvidándonos de que los hijos deben aprender en la escuela pero también en casa.

Quiero decir que muchos padres han dejado de actuar como tal y optan por no asumir su papel y dejar que el niño y luego adolescente te haga y deshaga a su antojo.

La culpabilidad de este tipo de chicos debe ser compartida, ya que el origen está en que olvidamos darles las instrucciones oportunas que les ayude a respetarse a si mismo y a los demás.

Nos guste o no, desde nuestro nacimiento nuestra vida va unida a las de otras muchas personas y en mucho casos estos chicos son huérfanos de nacimiento en cuanto a pautas de conducta, afecto, comprensión, seguridad, etc.

 

Musica para que jueguen los niños

CD MÚSICA PARA QUE JUEGUEN LOS NIÑOS

Ritmo, compás, melodías. Todas las investigaciones actuales hacen especial hincapié en la vital importancia que tienen las tempranas experiencias del niño, a través sobre todo del juego y de la música para su desarrollo intelectual, motriz y social..

Más información

1 Comentario

  • Una apreciación valedera, es necesario que los padres asuman de manera responsable su rol y que la sociedad les asigne corresponsabilidad en los actos antisociales de los hijos adolescentes que hoy día esta catalogado como antisociales, y hoy son gestores y coparticipes de la inseguridad ciudadana y de todo tipo de violencia, en el hogar y la sociedad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies