Situaciones desmotivadoras laboralmente

separacion

Foto: Lunkers(LCC)

Por Yolanda Gil

Son muchas las personas que no disfrutan realizando su trabajo. Las razones pueden ser muchas pero muchas veces esto se debe a la ínfima supervisión que a veces se lleva a cabo sobre los trabajadores. Los bueno supervisores son aquellos que gracias a su capacidad de observación saben cómo responde mejor a cada trabajador. Hay algunos trabajadores que responden mejor ante un elogio, otros ante un incentivo y otros ante el reto de aprender una nueva técnica.

Hay diversas situaciones que resultan absolutamente desmotivadoras para la gran mayoría de trabajadores:

  1. Una supervisión absolutamente restrictiva: generalmente se trata de superiores que no dan oportunidad de tomar la iniciativa a sus empleados. Lo ven como un riesgo y no confían en sus resultados. Eso mina la autoestima del trabajador que termina por infravalorarse y por infravalorar su trabajo.
  1. Falta de reconocimiento: si solamente saben reconocer lo que hacen mal sus trabajadores terminarán por desmotivarlos de forma categórica. Lo que deberían hacer es centrarse también en lo que hacen bien y animarles para que sigan por ese mismo camino o mejor.

Hace años los superiores se sentían en el más absoluto derecho de hacer como propias las propuestas de sus empleados. Eso desmotivaba lógicamente a los trabajadores e impedía el desarrollo de nuevas propuestas. Hoy en día muchos superiores han entendido que al reconocer el mérito de sus trabajadores mejora la motivación laboral.

  1. Un trabajo monótono: son muchas las empresas que al contar con muchos trabajadores con la misma cualificación, los rotas en sus tareas. Eso evita que el trabajo se vuelva algo absolutamente monótono y aburrido. Además permite que si un trabajador se ausenta por una u otra razón, su puesto pueda ser cubierto por otro.
  1. Pocas opciones para probar ideas nuevas: los propios trabajadores son quienes mejor conocen en qué consiste su labor y es por eso que muchas veces son ellos mismos quienes mejor pueden descubrir la manera más adecuada de realizarlo. Es por eso que los jefes deben a prender a escuchar sus propuestas y estudiarlas antes de rechazarlas o aceptarlas.

Todas estas son situaciones que resultan desmotivadoras para el trabajador, pero también pueden darse situaciones en las que el trabajador se ve sumido en un acoso y derribo por uno de sus superiores. Esto lo consiguen con comentarios humillantes especialmente delante de los compañeros. Hay veces que lo consiguen encontrando errores y criticando todo lo que la víctima dice o hace o mostrando una actitud abierta de favoritismo hacia otros compañeros e infravalorando aún más a su víctima.

Los acosadores hacen esto para sentir que tienen el control y muchas veces para tratar de ocultar que tienen una baja autoestima y que se sienten inferiores, es por eso por lo que actúan de ese modo.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

 

1 Comentario

  • Me ha parecido muy interesante este artículo porque no siempre se trata las dificultades en el trabajo, donde pasamos tantas horas y es una faceta muy importante de nuestra vida. El trabajo nos hace sentirnos realizados, útiles a los demás y si lo hacemos bien, nos dignifica y nos hace más felices, pero a veces también puede ser causa de muchas frustraciones. Es cierto que algunos superiores “listillos” sin conocer todas tus capacidades, te etiquetan como alguien con limitaciones, y son ellos los que te limitan, para sentirse ellos por encima de ti, y que hagas lo que ellos quieran, a veces lo hacen de una forma muy sutil, propia de una mente manipuladora. En estos casos, creo que aunque no lo hagan muy abiertamente, si te sientes mal, es por algo, y entonces lo mejor es no darles ese poder, haciéndonos respetar. Somos nosotros los que decidimos quien puede hacernos daño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies