El olfato

nosePor A.J.Martin

El olfato es probablemente el sentido más desconocido, a pesar de que no existe prácticamente ninguna criatura sobre la Tierra que no reaccione ante él. Imagino que este desconocimiento es debido actualmente a que vivimos en una sociedad que está basada en las imágenes y en el sonido y hemos perdido el interés consciente por este extraordinario sentido que tanta influencia tiene sobre nosotros. Porque los aromas ejercen una extraordinaria influencia sobre el comportamiento humano ya que hablan directamente a nuestra mente sin necesidad de interpretaciones, sin necesidad de ponerles palabras para comprenderlos.

Los aromas nos hacen reconocer alimentos, lugares y personas y sin posibilidad de malinterpretarlos, puesto que van directamente al sistema límbico, la sede de las emociones, los sabores, la sexualidad y donde reside todo nuestro mundo instintivo.

La capacidad de seguir el rastro de una presa, que actualmente todavía conservan algunos animales, se ha perdido ya en el ser humano, aunque esta cualidad existió sin duda en el hombre primitivo. Este tipo de memoria se fue perdiendo a medida que fue surgiendo por evolución el hipocampo cerebral, una parte del sistema límbico que nos permite recordar cosas del pasado sin utilizar el olfato.

Los olores son anclajes muy poderosos. Puede bloquear emocionalmente a alguien o, lo contrario, sumergirle en un mundo de sensaciones, estímulos y percepciones gratificantes. Todo depende de lo que capten las células receptoras del olor situadas en la nariz, que poseen como unas pequeñas aberturas en las que encajan determinadas moléculas olfativas como si se tratase de pequeñas llaves que encajan o no en la cerradura. Dependiendo de que encajen o no, estas moléculas abrirán o cerrarán las puertas a cada uno de los olores.

Hasta ahora se han descubierto cinco tipos diferentes de células olfativas y dos tipos de “cerraduras” adicionales, que responden más que a olores a cargas eléctricas. La mezcla de todos ellos es lo que hace que percibamos miles de combinaciones diferentes.

Parece ser que las cosas no huelen de una determinada manera, sino que es nuestro cerebro quien le da una interpretación concreta dependiendo de nuestra cultura y de nuestras experiencias vitales. Hay olores que son atractivos para unas personas y repugnantes para otras.

Los olores producen respuestas emocionales. Cuando a los olores les ponemos palabras en la corteza cerebral, los olores se convierten en ideas o conceptos. El olor puede ser verde, fresco, picante, cálido, caluroso, sofocante, rojo, varonil, exótico… Estas capacidades asociativas son las que emplea la publicidad para vender perfumes. La colonia de los bebés huele a “limpio” y en algunas tiendas de automóviles de segunda mano extienden un perfume que huele a “nuevo”.

La influencia emocional de los olores es tan evidente que se han llegado a hacer muchas investigaciones para utilizar olores en las guerras. Se ha aislado el olor a “muerte” y el olor a “miedo”. No sabemos todavía dónde acabará todo esto.

Pero, por otro lado, existen también muchos profesionales que utilizan los olores como medios terapéuticos. La aromaterapia se está poniendo de moda para combatir el estrés y la fatiga. En Rusia existe un balneario que realiza tratamientos de afecciones vardiovasculares e hipertensiones a base de aromas de árboles y flores. El uso medicinal de los olores se extiende al origen del hombre y ha sido usado por todas las culturas y religiones.

Cada olor exhalado por cada glándula específica de una planta, animal o ser humano es un mensaje que el cerebro tiene que descifrar. El flechazo amoroso no es más que una respuesta automática a un proceso bioquímico y hormonal, las feromonas. Existe un olor masculino y un olor femenino que atrae a los individuos del otro sexo. Las feromonas se encuentran en el sudor, en las lágrimas, la orina, la cera de los oídos y sus efectos sobre las emociones humanas son instantáneos… excepto si la persona se ha puesto un desodorante o un transpirante.

Sexo y parejas


Ricardo Ros – Sexo y parejas

Preguntas y respuestas sobre sexo y parejas.
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies