Siete sabios

Foto: Hafen(LCC)

Metáfora

Se cuenta que un dia los siete líderes de la sabiduría, se reunieron para hacer un picnic en Delfos, cerca del oráculo de Apolo y que fueron recibidos con todos los honores por el más anciano de los sacerdotes. Este, viendo reunidos en torno a él a la flor y nata de la sabiduría griega, aprovechó enseguida la ocasión para pedir a cada uno de ellos que grabase una máxima en las paredes del templo.

El primero en aceptar la invitación fue Quilón de Esparta quien, pidiendo una escalera, escribió justo en el frontón de la entrada el famoso dicho “Conócete a ti mismo”. Uno a uno todos los demás le imitaron. Cleóbulo y Periandro, el primero a la derecha, el segundo a la izquierda del portal, grabaron sus famosos lemas: “Optima es la medida” y “La cosa más bella del mundo es la tranquilidad”. Solón, en señal de modestia, escogió una esquinita semioscura del próstilo y escribió: “Aprende a obedecer y aprenderás a mandar”. Tales dejó su testimonio en las paredes exteriores del templo, de manera que todos los peregrinos provenientes de la Vía Sacra, apenas hubiesen doblado la esquina del altar de los Kiotos, pudiesen ver enfrente el escrito “¡Acuérdate de los amigos!”. Pítaco, excéntrico como siempre, se arrodilló a los pies del trípode de Pitia y grabó sobre el suelo un incomprensible “Devuelve el depósito”.

El último que quedó fue Bías de Priene, quien para asombro de todos los presentes empezó a decir que, de verdad, aquel día no se sentía capaz, que… en fin… que no sabía qué escribir. Todos los demás se le acercaron y cada uno trató de sugerirle una frase para el caso; pero a pesar de las incitaciones de los colegas, Bías parecía inamovible. Cuanto más le decían los otros “¡Venga, Bías, hijo de Téutamas, tu que eres el más sabio de todos nosotros, deja a los futuros visitantes de este Templo un vestigio de tu luz!”, más se defendía él diciendo: “Amigos míos, escuchadme: es mejor para todos si no escribo nada”. Tras un tira y afloja, en un momento dado las insistencias fueron tantas que el pobre sabio ya no pudo eximirse de escribir algo; fue entonces cuando, con mano temblorosa, cogió un cincel y escribió: “La mayoría de los hombres es mala”.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies