Las crisis

vallaPor Roberto Valdés

Son muchas las personas que valoran las crisis como una oportunidad que les permitió volver a las prioridades que tenían olvidadas o incluso porque gracias a la crisis cambiaron el rumbo de su vida a mejor.  Otras muchas por cultura o educación tendemos a apreciar y valorar de sobremanera la estabilidad y la seguridad del no cambio. No nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta de que las crisis forman parte de la vida.

Lo que deberíamos es ser capaces de darnos cuenta de que estas crisis son avisos para que nos actualicemos y cambiemos. Podríamos aprovecharlas para introducir cambios que a su vez no podrían tener lugar en otras circunstancias. En ocasiones tenemos la idea de que son necesarios ciertos cambios en nuestra vida, pero hasta que no llega una fuerte crisis no somos capaces de hacerlos.

Por un lado es nuestra propia cultura la que nos hace resistirnos a cambios importantes, pero al mismo tiempo nosotros mismos como seres individuales nos resistimos a esos cambios. Tendemos a acallar esas voces que piden a gritos cambios o modificaciones en nuestra vida.

Cuando hablamos de crisis no nos referimos solamente a crisis económica, puede ser una crisis amorosa, familiar, laboral, de salud, cualquier transición importante de la vida, etc. Las estrategias que utilizamos en cualquiera de estos ámbitos nos servirán hasta un punto o momento concreto, pero si no somos capaces de adaptarnos llegará un punto en el que esas estrategias dejarán de funcionarnos y entonces será cuando entremos en crisis.

Cuando alguien entra en crisis suele tener dos reacciones: o quedarse completamente paralizado por los miedos que le superan o seguir moviéndose hasta encontrar una salida o solución.

La mayoría de las personas tendemos a considerar la crisis como algo negativo, ya que supone enfrentarse a situaciones desconocidas y nuevas que nos resultan incómodas. No nos damos cuenta de que son inevitables y en ocasiones incluso necesarias.

Las crisis pueden ser advertencias:

1. Para que introduzcamos algún cambio en nuestra vida, cambios que en circunstancias normales no introduciríamos.

2. Para volver a ser nosotros mismos. Recuperando lo que es importante y esencial para nosotros.

3. Para reunir fuerzas para introducir cambios significativos.

4. Para que nos volvamos a acercar a personas con las que hemos perdido todo tipo de contacto por un motivo u otro.

5. Para comprender que ha habido cosas que hemos estado haciendo y que se ha demostrado que no funcionaban.

 

Las ranas hacen CHOPRicardo Ros – Las ranas hacen CHOP Cómo conseguir mis objetivos

El cerebro humano está equipado con múltiples sistemas de pensamiento. Todos los seres humanos podemos utilizar todos los sistemas de pensamiento, no solo el lógico. Tener una inteligencia práctica supone hacer las cosas de forma deliberada para producir un efecto. La inteligencia es una herramienta que sirve para ser usada de forma práctica. Hay muchas personas con un alto grado de inteligencia (Cociente Intelectual elevado), que no saben desenvolverse en la vida. Hay muchas personas con cualquier grado de Cociente Intelectual, incluso bajo, que saben resolver las cuestiones que se presentan en su vida. En eso consiste la inteligencia práctica. La Inteligencia práctica se puede aprender. Basta con saber sus secretos. CHOP: Comenzar, Hacer, Observar, Pensar. Esta es la base de la inteligencia práctica.
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies