Solución de problemas

Por Adriana J. Linares

Todos los problemas a los que nos enfrentamos a lo largo de un día, nos resultarían totalmente caóticos si no contáramos con la capacidad que tenemos para crear conceptos. Los conceptos los empleamos para generalizar, y así de este modo, somos capaces de ordenar nuestro entorno, descifrando cómo debemos actuar cuando nos encontramos con algo nuevo pero de una categoría ya conocida por nosotros.

Así por ejemplo si tenemos el concepto de casa, sabemos que se trata de un edificio donde habita una persona o su familia. De este modo una vez que tenemos este concepto lo podemos aplicar a nuevas casas que nunca antes habíamos visto, ya sea una granja, un rascacielos o una casa prefabricada.

La resolución de un problema, es ante todo una capacidad cognitiva enfocada hacia un objeto. Lo que se busca es encontrar una respuesta a una pregunta o dificultad. Cuando resolvemos un problema, podemos hacerlo usando un procedimiento que ya existía (rutina) o empleando procedimientos nuevos para nosotros (creativo).

Según apuntan los psicólogos, a la hora de enfrentarnos a la resolución de un problema solemos preceder mediante 3 fases.

La primera de ellas podríamos llamarla de preparación. Esta consiste en tratar de entender el problema al que nos enfrentamos. En este caso es importante saber plantear el problema adecuadamente para darle una solución correcta.

La segunda fase se basa en producir posibles soluciones. En este caso lo que nos condiciona a actuar de un modo u otro es el tipo o las características del problema al que nos enfrentamos. De este modo, en cierto momento quizá solo requiramos la recuperación de la información correcta de la memoria a largo plazo para solucionar el problema, y en otro momento, cuando el problema al que nos enfrentamos es más complicado de solucionar, lo que necesitamos será una estrategia bastante más complicada.

En este caso contamos con dos sistemas muy diferentes. Por un lado estarían los algoritmos, los cuales en el caso de que se haga una correcta utilización, se encontrará una respuesta. Ya que este sistema agota todas las respuestas posibles hasta que alcanza la solución adecuada.

La otra solución resulta bastante más sencilla. Un heurístico es una estrategia que nos puede llevar a alcanzar una solución rápida o en otros casos ninguna. ¿Por qué ocurre esto? Porque a la hora de buscar la solución pueden ignorar parte de la información, enfocándose hacia otra. Un ejemplo sería quizá cómo al intentar completar un anagrama de tres letras, damos por supuesto que la consonante irá entre ambas vocales, sin probar otro tipo de combinaciones.

No suelen ser muy empleados, ya que normalmente se tarda bastante tiempo en hallar una respuesta, y en algunos casos el sistema no sirve.

La tercera fase es la que podríamos llamar de evaluación, y se trata del momento en el que decidimos si la solución elegida es buena o no. Esta respuesta puede resultarnos sencilla de responder en algunos casos no así en otros. Muchos problemas a los que nos enfrentamos no tienen soluciones tan precisas y por lo tanto se nos presentan más difíciles a la hora de juzgar. O por el contrario la solución puede ser más de una, y en tal caso deberemos decidir cuál es la mejor.

Estas tres fases no siempre siguen rigurosamente este orden, sino que pueden variar y de hecho suele variar de atrás hacia delante.

 


Las ranas hacen CHOP


Ricardo Ros – Las ranas hacen CHOP Cómo conseguir mis objetivos

El cerebro humano está equipado con múltiples sistemas de pensamiento. Todos los seres humanos podemos utilizar todos los sistemas de pensamiento, no solo el lógico. Tener una inteligencia práctica supone hacer las cosas de forma deliberada para producir un efecto. La inteligencia es una herramienta que sirve para ser usada de forma práctica. Hay muchas personas con un alto grado de inteligencia (Cociente Intelectual elevado), que no saben desenvolverse en la vida. Hay muchas personas con cualquier grado de Cociente Intelectual, incluso bajo, que saben resolver las cuestiones que se presentan en su vida. En eso consiste la inteligencia práctica. La Inteligencia práctica se puede aprender. Basta con saber sus secretos. CHOP: Comenzar, Hacer, Observar, Pensar. Esta es la base de la inteligencia práctica.
Más información

3 Comentarios

  • quiero informarle que sus investigaciones respecto a la psicologia me ha enseñado mucho a ver la vida de otro punto de vista mechas gracias, por haberlo conocido por este medio, porque personal seria muy dificil, perocuando venga a México o a Villahermosa, Tabasco México, le estare esperando, hasta luego

  • Toda la informacion que recibo cada mes me ha ayudado a superar algunos problemas, gracias por su comunicacion. y lo felicito, quiero estudiar la Licenciatura en psicologia,cual me recomienda? vivo en Hermosillo, Sonora, Mexico. Gracias.
    tengo 44 años de edad y trabajo en una escuela y quisiera superarme para tener mejor ascenso.

  • tdos los comentarios que me hacen llegar todos estan formidables y he aprendido y lo he llevado a la practica mchas gracias dlb

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies