Rejuveneciendo la creatividad interior

Foto: Robinsegg(Licensed Under Creative Commons)

Foto: Robinsegg(Licensed Under Creative Commons)

Por Rosetta Forner

Rejuvenecer la creatividad interior es necesaria para la buena marcha de nuestra vida, el puente que nos lleva a sentirnos mejor, más dichosos y a observar los días de nuestra vida desde una perspectiva plena de energía, entusiasmo y esperanza.  La hipótesis de rejuvenecer la creatividad, o despertar la magia en el corazón, se basa en que al nacer éramos seres repletos de energía, recursos, amor y expresión de quiénes éramos, es decir, creativos, y que con el tiempo, al crecer, archivamos la expresión creativa de quiénes somos convirtiéndonos en adultos serios, opacos, faltos de brillo, de entusiasmo por la vida y ausentes de muchos recursos.  Podemos mejorar nuestras vidas, nuestra salud, nuestros destinos en suma, a través de rejuvenecer los niños interiores, de aprender a fluir la creatividad interior que existe en nuestro ser interior. Con los años, se pierde creatividad, se dejan de lado toda una serie de recursos propios del ser humano en la etapa de la infancia. ¿Qué sucede, cómo pueden perderse por el camino recursos en vez de ganarlos? La respuesta es compleja, al menos cuando uno tiene experiencia directa con seres humanos como terapeuta o coach de PNL, no obstante se da un denominador común: el “llenar las alas de alquitrán” o lo que es lo mismo: dejar que la coacción por parte de la sociedad en la que estamos inmersos nos condicione a despojarnos de nuestros recursos para sobrevivir o ser aceptados en el grupo. Dicha necesidad de aceptación es más fuerte, al parecer, que el impulso de ser uno quién es y compartirlo con los demás. Ahora bien, la estrategia de supervivencia suele volverse en contra nuestra, y acabamos por convertirnos en “mendigos emocionales”, término que he acuñado en mi libro “Una princesa en la corte de los mendigos, y que se refiere a los triunfadores sociales que son a la par fracasados emocionales, no son felices a pesar de su supuesto éxito social.. Dicha mendicidad nos condiciona a anteponer la búsqueda ansiada de cariño afuera de nosotros mismos antes que centrarnos en desarrollar la individualización y puesta en práctica de la autenticidad que somos. Todo ello deviene en un sin fin de molestias existenciales, disfuncionalidades psicológicas, tristeza del alma, y dolencias físicas varias.

Podríamos evitarlo tan solo dedicándonos a ser nosotros mismos, a expresar nuestra creatividad, es decir, a ser quiénes somos en todas y cada una de las áreas de nuestra vida. Crear es mostrar quién uno es. Copiar es pretender asemejarse a otros con el fin de ser aceptados por los demás.

Muchas personas no han desarrollado una primera posición sana, por lo que han optado por una segunda disfuncional, ya que, en mi opinión basada en mi experiencia profesional y personal, nadie que no tenga claro quién es y se permita serlo, podrá asumir una segunda posición sana y asertiva, deviniendo en un falso sucedáneo esa segunda posición dado que se asume con el propósito o “Intención Positiva” de conseguir el cariño de esa otra persona, la aceptación de los otros, en definitiva. Conozco a muchas personas enredadas en esa segunda posición disfuncional que dan crédito a lo que les dicen los demás dejándose de lado ellos mismos una y otra vez. No importa el maltrato psicológico que los demás les inflijan, no importa los despropósitos y faltas de respeto que exhiben en sus comportamientos, no importa nada de eso pues la necesidad de aceptación es tan grande que acaba por convertirse en adicción y por ello en olvido </>de su ser, es decir, en un abandono de la primera posición a expensas de asumir la segunda. Pero esa segunda pertenece al otro, con lo cual no encuentran nunca sitio… terminando por sentirse desplazados y desatendidos. Una suerte de vacío existencias se apropia de ellos, y que no es más que un síntoma de que se hallan alejados de sí mismos, de que no expresan su creatividad,.

La PNL ha desarrollado elementos de ayuda, instrumentos que de ser aprendidos y usados pueden devolver a la persona su creatividad. Despertar la magia en el corazón, o despertar al gigante interior es algo así como recuperar la creatividad, rejuvenecer la energía que mora dentro de nosotros, ese Ser Interior Completo que todos llevamos dentro. Enseñarle a la gente a distinguir entre comportamientos e Identidad – (c) Robert Dilts autor de Los Niveles Neurológicos: Entorno, Conductas, Capacidades/Habilidades, Creencias-Valores, Identidad y Espiritual- ayudarle a hallar quién es, a mantenerlo y a asegurarlo. Muchas personas creen que no pueden hacer tal o cual cosa, pero a través de ayudarles a reencuadrar (reframing) situaciones aprenden que se trata de escoger en vez de poder o no poder. Uno decide permitirse tal o cual cosa en función de su libertad personal, pues nada ni nadie nos esclaviza si no queremos: y esto es una creencia que cada cual es libre de asumir y está en su derecho el usarla o no.

Michael Colgrass, músico canadiense (conferenciante invitado en el verano de 1999 por la NLPUniversity de Robert Dilts & Judy DeLozier, al curso de Trainer’s training in NLP), nos enseñó algo muy sencillo llamado El círculo de la excelencia, a anclar recursos y creencias maravillosas dentro del mismo. Un círculo de excelencia creado con un simple hilo de lana, que luego uno se cuelga del cuello o se pone como pulsera, o lleva en el bolsillo, recordándole su excelencia personal, su mágico tesoro. Un círculo donde trabajar la cohesión de los opuestos en uno mismo, siguiendo el ejercicio sencillo y mágico desarrollado por Stephen Gilligan (PhD, discípulo directo de Milton Eríckson): “Uno es esto y lo otro y es maravilloso que pueda disfrutar de los dos al mismo tiempo”, proporciona resultados inolvidables, mágicos y duraderos para el ser humano que trabaja sus opuestos, sus recursos dentro del círculo de excelencia personal e intransferible.

Podernos vivir sanos, prósperos, felices, abundantes y llenos de buena y saludable estima. Podemos escoger la luz o podemos escoger la oscuridad. No es necesario pasarlo mal, quizás el concepto cristiano de que esto es un valle de lágrimas, deba ser revisado por muchos, y dado que existe un trabajo específico en PNL desarrollado a tal fin por Robert Dilts (c), estaría genial que presentásemos a las personas con las que trabajamos, incluidos nosotros mismos, esta herramienta maravillosa. Pues somos dueños de nuestro destino, de pensar, de hacer y de decir lo que queramos. Somos libres para vivir nuestras vidas según se nos antoje, o mejor decidamos. Nada ni nadie puede destruirnos si no se lo permitimos. Tenemos derecho a escribir nuestro propio guión vital, y ello es posible como explico en mi libro PNL, la llave del éxito”.

Despertar la magia en el corazón es rejuvenecer la creatividad interior a través de reencontrarnos con los niños interiores. Mucho se ha hablado de ellos, tratando de explicar que muchos de los malestares actuales son consecuencia de hechos ocurridos en el pasado, de las vivencias asociadas a esos “niños” o edades interiores. “Nunca es tarde para tener una infancia feliz, nunca”. Por regla general, la gente con más chispa, saludable, y en continuo aprendizaje parecen tener en común un entusiasmo increíble y permanente, unas ganas inmensas de aprender y de explorar su vida así como un vocabulario repleto de vocablos positivos y reforzadores. Dicho vocabulario está ausente de palabras vampiras (término acuñado por mi para referirme a esas palabras que nos chupan la energía tales como: “me han despedido”, “estoy gordo”, “me hago viejo”, etc … ) vs las palabras mágicas reforzadoras de la autoestima y cargadoras de pilas tales como: “me han impulsado hacia mi destino”, “estoy listo para descargar”, “estoy solereando, cogiendo solera como los buenos vinos”… ¡Cuántas veces podríamos haber cambiado la experiencia de algo con tan solo haber cambiado las palabras! Escuchar los predicados verbales de alguien es sumamente interesante pues nos permite entender su funcionamiento interior, o al menos a vislumbrar su alma. Conocer a alguien en su totalidad será meta inalcanzable, puesto que, para empezar, no llegamos al parecer a conocer completamente ni tan siquiera al Ser que somos nosotros. Por lo tanto, escuchar para tratar de aprehenderle, de poderle captar para acercarnos, o para alejarnos, o para saber cómo podremos relacionarnos con esa persona teniendo en cuenta el contexto de la relación o el escenario de referencia. Pocas personas usan vocablos reforzadores o mágicos en su vocabulario, incluso terapeutas de PNL, psicólogos clínicos y otros, nutren su interior de palabras vampiras, empeñándose en, por ejemplo: decirse que lo hacen mal cuando tendrían que enmarcar la situación de forma objetiva y decirse a sí mismos que lo están haciendo muy bien acorde a su nivel de experiencia (expertise). Me explicaré: pongamos por caso una persona que decide aprender a jugar al golf, por mucho que se esfuerce no puede pretender alcanzar un nivel de “performance” el primer día que juega como el que posiblemente tendrá cuando lleve unas veinte clases, por ejemplo, o dos años de aprendizaje continuo. 0 dicho en román paladino: “El primer día de clase se comporta uno arreglo a un primer día de clase en algo, es decir, con conocimientos nulos o mínimos de la materia, y al cabo de equis clases se comportará de forma adecuada al aprendizaje equivalente desarrollado o alcanzado a ese número de clases”. Me encuentro demasiadas personas que se propinan dentelladas en la autoestima ellos solitos al ser poco realistas consigo mismos así como injustos: hablan desde un Crítico interior destructivo (Spoiler critic) -utilizo los términos acuñados por Robert Dilts: (e)Walt Disney strategy: Critic, Dreamer and Realist.

Aspectos tan sencillos como hacerle a la gente recalar sobre su Lenguaje verbal, proporcionan puentes hacia relaciones más saludables con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea.

Rejuvenecer la creatividad supone entusiasmarse con su vida, darle alas a sus mañanas, encontrarle un sentido al vivir, así como tener un cuerpo físico con un sistema inmunológico a ¡prueba de bomba!, y todo ello por trabajar con sus niños interiores, dejar que se expresen y permitirse ser quién es usted de verdad, rejuveneciendo con ello…


 

10 Herzios

10 Herzios

Cuando el cerebro se sitúa en 10 Herzios (nos quedamos dormidos en 7 Herzios), nuestra mente está dispuesta para la relajación, para la concentración. Es la frecuencia también del aprendizaje acelerado, ya que memorizamos con más facilidad y recordamos mejor.

Más información

Etiquetas:,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies