Tomar apuntes

Por Susana Ariel

A todos o casi todos nos ha tocado a lo largo de nuestra vida tomar apuntes, ya fuera en el colegio, la universidad o en un Curso al que nos hemos apuntado libremente. Siempre dependiendo del contexto en el que se haga y para lo que posteriormente se necesiten será lo que marcará la diferencia en nuestra forma de tomar apuntes. No serán iguales los apuntes de una conferencia que seguimos por mero placer que los que se pueden llegar a tomar en clase para posteriormente ser evaluados en un examen escrito u oral.

Cada persona desarrolla una técnica muy personal de tomar apuntes, no hay más que analizar los apuntes de en un grupo de 20 personas que han asistido a la misma clase y podremos comprobar como cada uno de ellos tiene su propia estrategia, donde las diferencias entre unos y otros saltan a la vista.

Esa riqueza es muy buena, lo que hay que conseguir es encontrar un método que nos funcione a cada uno de nosotros.

Cualquier momento en el que se toman apuntes, se necesita una actitud activa, en la que sepamos buscar lo más importante y destacado de lo que escuchamos, sin caer en el exceso.

Tomar apuntes tiene que ser algo provechoso, y como tal tenemos que hacerlo distinguiendo lo esencial y lo secundario de lo que se expone oralmente.

Relacionado con esa escucha activa de la que he hablado más arriba, la lectura previa de documentos sobre el tema que va a tratar el conferenciante o profesor, nos permite una clasificación más rigurosa de los datos que se deben retener.

Para una óptima toma de apuntes hay que tener en cuenta una serie de factores que pueden hacer de esta acción una misión imposible o posible según una serie de factores en cierto modo determinantes:

1. Colóquese en un lugar idóneo para escuchar todo lo que dice el profesor y sitúese en una silla desde la que tenga una perfecta visión de la pizarra o material gráfico que se vaya a utilizar.

2. Reflexione sobre el material más adecuado que desea emplear para tomar apuntes, siempre dependiendo de las diferentes situaciones en las que lo vaya a hacer.

3. Una opción que emplean algunos alumnos es la de acudir a la conferencia o clase con grabadora, algo adecuado en casos puntuales, pero no en otros ya que muchas veces se pierde esa escucha activa que implica el tener que tomar apuntes.

Para terminar podemos añadir que hay que estar preparado para tomar apuntes, no basta con acudir a clase o la conferencia y tener intención de hacerlo, es preciso estar concentrado en lo que se cuenta, sin distraerse en otros asuntos.

El interés es vital para tener una actitud de escucha activa. A cuantos se nos ha hecho cuesta arriba el tener que tomar apuntes en una clase aburrida o en una conferencia que vuelve una y otra vez sobre el mismo tema sin llagar a nada.

Visto de otro modo, el hecho de tener que tomar apuntes es una “excusa” para forzar nuestra atención.

En clase es mucho más sencillo perder la concentración sin tomar apuntes, que si los estamos tomando. Se trata de una buena forma de forzar nuestra atención.

A tomar apuntes se aprende con la práctica y para hacerlo adecuadamente es imprescindible comprender la información que nos están dando. La experiencia será lo que nos haga mejorar en este hábito tan perfeccionado por algunos y con tanta necesidad de aprendizaje por otros.

 

Las ranas hacen CHOPRicardo Ros – Las ranas hacen CHOP Cómo conseguir mis objetivos

El cerebro humano está equipado con múltiples sistemas de pensamiento. Todos los seres humanos podemos utilizar todos los sistemas de pensamiento, no solo el lógico. Tener una inteligencia práctica supone hacer las cosas de forma deliberada para producir un efecto. La inteligencia es una herramienta que sirve para ser usada de forma práctica. Hay muchas personas con un alto grado de inteligencia (Cociente Intelectual elevado), que no saben desenvolverse en la vida. Hay muchas personas con cualquier grado de Cociente Intelectual, incluso bajo, que saben resolver las cuestiones que se presentan en su vida. En eso consiste la inteligencia práctica. La Inteligencia práctica se puede aprender. Basta con saber sus secretos. CHOP: Comenzar, Hacer, Observar, Pensar. Esta es la base de la inteligencia práctica.
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies