¿Qué es lo que recordamos?

Foto: Mohammed AL-Awadi(Licensed Under Creative Commons)

Foto: Mohammed AL-Awadi(Licensed Under Creative Commons)

Por Fátima Piamonte

Para que una persona consiga que algo quede grabado en su memoria debería realizar cuatro pasos: para empezar debe percibir algo que será lo que quede grabado en su memoria (ya sea oyéndolo, viéndolo etc.), se trata simplemente de percibirlo  mediante algún sentido; posteriormente debe introducirlo en su memoria y por supuesto retenerlo; y para terminar debería ser capaz de “encontrarlo” para que pueda llegar a ser utilizado cuando lo desee.

¿Pero realmente qué es lo que recordamos? ¿ Qué nos hace recordar más nítidamente unas cosas que otras? Seguro que alguna vez a lo largo de su vida, en una boda o alguna reunión de trabajo le han presentado de golpe siete u ocho personas que no conocía, y tras saludar a todos ellos, solo recuerda digamos los nombres de las dos primeras y las dos últimas personas que saludó, olvidándose por completo de los nombres restantes.

Esto se puede explicar por la teoría de efecto de primacía (la tendencia a recordar los elementos que se aprenden en primer lugar) y recencia (tendencia a recordar aquellos que aprendemos en último lugar).

Otro tipo de memoria es aquella que se conoce como dependiente del estado, es decir, recordamos mejor lo que aprendimos en un estado de ánimo similar.

De esta forma cuando una persona se siente triste y desdichado le resulta más sencillo recordar aquellas cosas que surgieron en otro momento triste de su vida y más complicado recordar lo que aprendió en un estado de ánimo positivo y de felicidad completa

Pero ante este hecho, lo que podemos hacer es darle la vuelta y así centrarnos en un recuerdo agradable y dejar que esta situación positiva nos mueva a un estado de ánimo mejor, dejando atrás ese estado depresivo. Aquí comprobamos nuevamente el poder ilimitado que posee nuestra mente.

Otra manera con la que conseguimos recordar mejor, es si aquello que deseamos recordar está relacionado con sucesos emocionalmente significativos para nosotros. Este tipo de memoria se denomina memoria vivida y se produce en momentos de shock o sorpresa.

Así por ejemplo todos nosotros seremos capaces de recordar detalles muy concretos (tiempo, sonidos, postura corporal, compañía que teníamos etc) de lo que estabamos haciendo cuando nos comunicaron la muerte de algún ser querido, cuando nos dieron la noticia de que dos aviones se habían estrellado contra las Torres Gemelas o con los trágicos atentados de Madrid.

Así mismo en muchos momentos lo que hacemos es rellenar ciertos huecos que se crean en nuestra memoria. El afán de coherencia nos lleva a “inventarnos” aquellos detalles que nos faltan para completar un recuerdo que nos debe resultar coherente y real, sin que llegue a chocarnos.

Esto nos sugiere que nuestros recuerdos se completan con dos tipos de información: aquella que percibimos en el acto original y la que incorporamos posteriormente (pero que acaba mezclándose con la primera dándonos un resultado bien diferente al que tendríamos si solamente atendiéramos a la primera parte).

Realizamos una reconstrucción mental que hacemos para rellenar los huecos que existen en nuestros recuerdos.

 

Musica para amar

CD MÚSICA PARA AMAR

Cuando una persona se siente amada, su aspecto exterior lo refleja. Todo eso se traduce en nuestros ojos y en nuestra cara, que son como el espejo del alma. La música nos ayuda a establecer una mejor relación con nuestra pareja.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies