Programa de ejercicio físico

bed

Foto: Rice(LCC)

Por Susana Ramirez

Antes de crear un programa de ejercicios propio, tienes que conocer en que punto te encuentras para tomar ese nivel como punto de partida. Además ese análisis nos ayudará a determinar qué estrategia debemos seguir. Debemos recordar que si somos capaces de llevar a acabo una tabla completa de ejercicios, podremos mejorar nuestra salud mental al mismo tiempo. “Mens sana in corpore sano”

Si nuestra edad es ya avanzada y la preparación física que tenemos es escasa, podemos empezar por realizar actividades sencillas, como por ejemplo: caminar media hora diaria, bailar durante dos horas a la semana, etc. Este tipo de actividad ligera nos ayudará a aumentar las calorías consumidas sin que en ello vaya nuestra salud.

Si somos personas más jóvenes y la condición física que tenemos es buena, podemos realizar actividades más fuertes como correr o hacer ruta en bicicleta. El consumo energético en este caso será mucho mayor debido a la intensidad del ejercicio realizado, algo que sin lugar a dudas exige una buena condición física.

Muchas veces no somos conscientes de ello, pero al practicar ejercicio estamos consiguiendo toda una serie de mejoras y respuestas en órganos de nuestro cuerpo:

  1. En el corazón: mejoramos la cantidad de sangre que somos capaces de bombear. Además logramos que lata con más fuerza.
  1. Las arterias: mejoramos su diámetro y su elasticidad. Facilitamos el flujo sanguíneo y reducimos el riesgo de padecer enfermedades del corazón.
  1. La sangre: aumenta la cantidad de sangre y el contenido  de las células en ésta. Así mejora su capacidad para transportar oxígeno.
  1. El sistema respiratorio: mejora el funcionamiento de los músculos de la respiración y la capacidad para que el oxigeno pase de los pulmones hasta la sangre.
  1. El sistema muscular: mejora la capacidad de los músculos para captar los nutrientes y oxígeno de la sangre y convertirlos en energía.

A nivel de salud mental el beneficio que obtenemos en su caso es también muy importante. Nos hará sentir mejor, ya que al liberar endorfinas, nos sentiremos mucho mejor de ánimo, más positivos y con mayor sensación de bienestar.

El ejercicio a nivel mental nos libera de tensiones por lo que es un elemento excelente para combatir el estrés y la tensión cotidiana.

Por otro lado la actividad física nos aporta auto confianza, nos hace sentirnos renovados por dentro y además nos hace lucir mejor por fuera. Lo que se traduce en mayor confianza y por supuesto mejorar la autoestima.

Eso nos confirma que ejercicio ni beneficia a nivel físico y mental.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

 

Etiquetas:, ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies