Patrones corporales: cómo influyen al estudiar una lengua extranjera

Foto: Patrick(Licensed Under Creative Commons)

Foto: Patrick(Licensed Under Creative Commons)

Por Nancy Topol

Hace pocas semanas, en una clase de idioma inglés, una alumna me detallaba su mayor dificultad: ‘Cada vez que tengo que hablar en inglés me pongo nerviosa.  Mañana mi marido se encontrará con unos amigos americanos para cenar, ¡y debo acompañarlo!’’  ‘‘Excelente oportunidad para practicar todo el inglés que sabes’’ le contesté, pero su cara reflejaba el pánico que la situación le producía.

No sólo lo noté en su rostro, sino que también encogió los hombros y los puso tiesos, mientras cruzaba sus piernas enérgicamente y su espalda comenzaba a contracturarse ante la proximidad de esta situación que ella vislumbraba como estresante. Todos estos movimientos corporales me llevaron a observarla detenidamente, para ver de qué manera operar un cambio de creencia en ella.

Julius Fast, en su libro ‘Body Language’ (El lenguaje del cuerpo), señala que el lenguaje corporal suele reflejar un estado transitorio de cómo se siente una persona ante determinada circunstancia. Asimismo, dice que para estudiar las posturas corporales hay que analizar todos los movimientos del cuerpo, desde los intencionados hasta los inconscientes. La próxima vez que en una clase te topes con alguna dificultad, o haya algún tema que te cueste comprender o aplicar, trata de prestarle atención a los movimientos que tu cuerpo realiza. Algunos de los rasgos o comportamientos corporales más comunes que se presentan al toparnos con una dificultad suelen incluir:

  • respiración rápida o entrecortada
  • muecas
  • dificultad para hablar o expresarse
  • levantar los hombros, endurecer el cuello, trabar la espalda (tensión corporal)
  • cruzar y/o descruzar las piernas a menudo, o enérgicamente
  • retorcer las manos
  • jugar con algún objeto (lápiz, clip, el cabello)
  • aclarar la garganta
  • desviar la vista cuando nos hablan

¿Cómo superar la dificultad que se te presenta? Simplemente, cambiando de postura. Si sientes que quieres hablar en otro idioma y tu cuerpo se pone tenso o carraspeas, relájate, respira hondo y baja los hombros. Cambia de posición hasta que te sientas cómodo, y luego quédate sentado de esta manera, tranquilo, sereno. Una postura corporal relajada implicará, sin lugar a dudas, una actitud más relajada, en la que tus pensamientos fluirán con normalidad y te sentirás a gusto, y así podrás hacer uso de tu potencial al máximo. Esto fue exactamente lo que le sugerí a mi alumna en la cena con su marido y los americanos. ¿El resultado? El esperado: comunicación eficaz y un momento agradable. Mi alumna desea que los amigos de su marido vuelvan para disfrutar otra velada tan placentera como aquélla.

 

Ricardo Ros – Cómo dejar de fumar en un día


Si estás leyendo este texto es porque tienes el deseo de dejar el tabaco y necesitas unas instrucciones para poder hacerlo sin pasarlo mal. Es muy importante esta idea: generalmente has oído decir que dejar de fumar es un proceso duro y doloroso. No tiene por qué serlo si sigues las instrucciones que te voy a dar y aceptas las herramientas que te voy a proporcionar
Más información

Etiquetas:,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies