Pasos que cambiarán tu vida

Foto: Lane(LCC)

Por Irma E. Velázquez

¿Crees que tienes poca influencia sobre tu destino o suerte, o tú crees que eres capaz de dominar tu vida? La respuesta a esto tiene que ver con las creencias, que son solo eso, creencias, y no una verdad absoluta. Nuestra vida es un reflejo de nuestras creencias. Estoy segura que todos tenemos un gran poder creativo que lo limitamos porque no confiamos en nosotros mismos y negamos nuestras capacidades. No tenemos por qué lastimarnos o criticarnos por las dificultades que vivimos, basta con reconocer que nosotros participamos para que estas situaciones se estén dando en nuestras vidas y decidir crear y hacer algo nuevo para que todo cambie. Cuando aprendemos a confiar en nosotros mismos entonces ya no necesitamos reprimir el poder que tenemos, puesto que cualquier idea que aceptes como verdad se convierte en una creencia. Cuando eliminas los juicios negativos que te limitan, te liberas, y hacemos a un lado la autocrítica y los obstáculos que hacen que la vida resulte mas difícil y pesada.

Nuestras creencias afectan nuestras percepciones y estas a su vez crean nuestras experiencias. Lo más probable es que encuentres en la vida aquello que busques, ya que si crees que algo es verdad percibirás la vida desde esa perspectiva. También las creencias tienen un gran efecto sobre tu cuerpo: para cambiar tu cuerpo y tu estado de salud, debes cambiar tus creencias.

Las relaciones con los demás, son nuestro mejor espejo. Ellos te tratan tal y como te tratas a ti mismo. “Si no te gusta cómo te trata la gente, cambia la manera en cómo te tratas a ti mismo”. Cuando estas bien contigo mismo, la gente te trata bien y si no fuera así, no te afecta lo que hagan o digan.

El cambio de creencias debe hacerse de “adentro hacia fuera”, ya que si no cambiamos nuestras convicciones seguiremos actuando de la misma manera y cuando repetimos constantemente una conducta, lo que estamos haciendo es reforzar la creencia. Una persona puede dejar a su pareja o un trabajo que le da problemas, pero si esta persona no cambia sus creencias, seguirá atrayendo en su vida a personas o trabajos similares. Cambiar una creencia no tiene porqué ser difícil, ni se necesita mucho tiempo. La única forma de crear una nueva experiencia es cambiando alguna de tus creencias y esto será tan fácil o difícil como creas en tus posibilidades y tu poder personal (confiar en que puedes lograrlo). Si quieres crear una nueva experiencia primero debes empezar en creer que puedes crear algo diferente y te darás cuenta de que cada creencia genera su propio estado emocional. Posteriormente necesitas ponerte en acción con mucha confianza, como si esta nueva creencia fuera verdad para ti, con determinación, compromiso. Un poco de esfuerzo y tiempo para que la creencia nueva resulte familiar. Cuanto más atención dediques a la nueva creencia, más fácil te resultará olvidarte de la anterior.

La imaginación es una herramienta muy poderosa porque te permite crear imágenes mentales que fortalecen tu nueva creencia. El inconsciente capta estas nuevas imágenes, pero no sabe si son verdaderas o sólo son producto de tu imaginación. Cuando visualices estas imágenes es importante que sientas que tus deseos se harán realidad. Siente esta nueva experiencia emocional, física y mentalmente con todos tus sentidos. Imagínate totalmente en esta nueva situación. Deja de hablar de tus viejas creencias y refuerza la nueva. Si hablas de lo que deseas, tus pensamientos y comportamientos seguirán este flujo y empezaran a crear situaciones acordes a ellos. Para obtener lo que deseas, es importante que creas que tendrás mas beneficios teniéndolo que no teniéndolo.

Si quieres que tus sueños se hagan realidad, debes estar dispuesto a dejar algunas cosas que te mantienen actualmente ocupado. Tómate el tiempo que necesites para que hagas de tu propósito una prioridad. Cree en ti y en que lo puedes lograr y ponte en acción. Tu mismo eliges creer lo que te hará feliz. Cuando eres feliz, deseas que todos lo sean, cuando tienes confianza en ti, no necesitas dominar o competir con los demás. Amarte no es ser egoísta, porque cuanto mejor te sientas contigo mismo, más feliz serás, y más podrás dar y recibir.

Algunos pasos que te pueden ayudar a cambiar tu vida son:

1. Identifica lo que está obstruyendo tus ideales y posteriormente identifica lo que deseas (no, lo que no deseas).
2. Cree que puede ser posible eso que deseas como si ahora ya fuera una verdad.
3. Confía en tu poder para lograrlo, dale una oportunidad a tu yo interno y crea impulso para actuar, puedes interiorizar y preguntar a tu yo interno qué necesita para lograrlo. Relájate, date tu tiempo, identifica los cambios que tienes que realizar para lograr tu objetivo, confía que lo puedes lograr y ponte en acción.
4. Ubícate en el presente, no esperes a que un día llegue la solución o a lo que pudiste haber hecho en el pasado. La respuesta esta aquí y ahora.
5. Utiliza el poder del amor, ámate y respétate a ti sobretodo, ama lo que haces, lo que deseas, ama a los demás, a tu trabajo. Por que cuando sientes amor, lo atraes hacia ti también.

Si piensas que necesitas una ayuda que te refuerce con tus nuevas creencias, puedes recurrir a un ser sobrenatural y pedirle que te envié todos los recursos para salir adelante y confiar en él y en ti.
Empieza a disfrutar de cada uno de los cambios, por pequeños que sean, hasta que logres tu meta.
Recuerda: el deseo es el principio de toda creación y el riesgo de soñar, es que tu sueño se haga realidad.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

2 Comentarios

  • Me parece muy acertado el artículo de Irma. Escasamente nos encontramos con alguien que vaya directamente al meollo del asunto con palabras sencillas e inofensivas. Es difícil desenmascarar al “ego”, orgulloso e intolerante que nos ciega y nos conduce peligrosamente a una caída vergonzosa que pretendemos disimular con quejas y falsas justificaciones.
    Es una gran verdad que ni siquiera confiamos en nosotros mismos. Y ésta es una gran necesidad de descargar las culpas. Debemos partir por aceptar lo que somos, lo que tenemos. Reconocer la realidad, abrir la mente perdonando a los demás que también han cometido errores, como todo ser humano y comprometerse a ser cada día mejor. “No hagas a los demás, lo que no te gustaría que hicieran contigo”. Creo que es el primer paso para lograr conciliarse consigo mismo y poder, algún día, alcanzar la liberación y paz interior durante tanto tiempo anhelada.
    Sinceramente José.

  • GRACIAS MUY AMABLE EN COMPARTIR, ´NO ENCONTRE LA CONTINUACIÓN DEL ARTÍCULO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR