Objetivos ambiciosos y alcanzables

Por Ángeles Giner

Todas aquellas empresas que quieran marcarse ciertos objetivos ambiciosos y alcanzarlos, deberán cumplir ciertos requisitos que les ayuden en su nueva empresa. Son objetivos que tienen que reflejar los aspectos más importantes de los resultados que se quieren conseguir:

1. Los objetivos marcados deben ser cuantificables:

Con esto lo que queremos decir es que no basta con describir por encima los nuevos objetos a alcanzar, como por ejemplo, tenemos que aumentar las ventas o tenemos que ampliar mercado. En estos casos lo que hay que hacer es dar cifras o datos concretos y específicos que nos lleven a saber exactamente qué es lo que queremos conseguir.

2. Los objetivos marcados deben ser medibles:

Cuando decimos que tienen que ser medibles, nos referimos a que tiene que poder establecerse un sistema de medida objetivo que nos haga ver si vamos por el buen camino hacia nuestros objetivos. Para eso tenemos que establecer desde el principio fecha, tiempo disponible, el coste estimado, la calidad, etc.

3. Los objetivos marcados deben estar plasmados por escrito brevemente:

Si queremos que aquellas personas que van a asumir las tareas sepan perfectamente y de una forma rápida qué es lo que tienen que hacer, tendremos que dejar por escrito lo más brevemente posible sus tareas. De esa forma estamos facilitando que puedan asumirlas fácilmente.

4. Los objetivos marcados no deben ser utopías:

Quien redacta los objetivos debe estar seguro de que se trata de objetivos alcanzables, es decir, que con esfuerzo son realizables y en ningún caso se tratan de una utopía fuera de lugar e inalcanzable.

5. Los objetivos marcados deben tener un único responsable:

Esta persona debe ser cabeza de grupo y asumir la responsabilidad que le corresponde. Lógicamente esta persona se debe rodear y debe delegar en otras muchas personas que remarán en el mismo sentido, pero como cabeza visible siempre estará él, tanto para los logros como para los errores.

6. Los objetivos marcados no deben ser numerosos:

Si no queremos que todo quede disperso, tenemos que optar por buscar objetivos concretos para alcanzarlos poco a poco cada uno de ellos, sin que nuestras fuerzas se dispersen sin llegar a alcanzar ninguno.

7. Los objetivos deben ser ambiciosos:

Para que la empresa no se quede atascada, los objetivos que se plantee deben ser ambiciosos, para que eso le impulse a seguir progresando y avanzando conforme pasan los años.

Las ranas hacen CHOP


Ricardo Ros – Las ranas hacen CHOP Cómo conseguir mis objetivos

El cerebro humano está equipado con múltiples sistemas de pensamiento. Todos los seres humanos podemos utilizar todos los sistemas de pensamiento, no solo el lógico. Tener una inteligencia práctica supone hacer las cosas de forma deliberada para producir un efecto. La inteligencia es una herramienta que sirve para ser usada de forma práctica. Hay muchas personas con un alto grado de inteligencia (Cociente Intelectual elevado), que no saben desenvolverse en la vida. Hay muchas personas con cualquier grado de Cociente Intelectual, incluso bajo, que saben resolver las cuestiones que se presentan en su vida. En eso consiste la inteligencia práctica. La Inteligencia práctica se puede aprender. Basta con saber sus secretos. CHOP: Comenzar, Hacer, Observar, Pensar. Esta es la base de la inteligencia práctica.
Más información

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies