No debemos fiarnos demasiado de nuestros juicios

avionPor Milagros Maria Medina

Cuando tomamos decisiones, debemos tener en cuenta multitud de informaciones, informaciones que deben estar comprobadas y valoradas sobre la base de las cuales haremos previsiones y estimaciones.

Por ejemplo a la hora de decidir a dónde iremos de vacaciones el verano que viene, los factores a tener en cuenta pueden ser muchos: previsión meteorológica, acceso a zonas verdes para nuestros hijos, comodidad de los apartamentos para los niños, zonas de ocio, etc.

Son muchos los datos a tener en cuenta, y muchos de ellos nos serán del todo fiables ya que por ejemplo el tiempo solamente puede preverse con 3-4 días de antelación y nuestra reserva debe ser hecha mucho antes. Por lo tanto ¿en qué medida resulta fiable mi previsión y en qué medida su escasa fiabilidad puede llegar reflejarse en una decisión equivocada o distorsionada?

Lo que nos sucede muchas veces es que al tener que buscar información para confirmar o descartar una información que tenemos, podemos incurrir en un error lógico que en literatura se conoce como tendencia a la confirmación.

Se trata de una tendencia a buscar informaciones que mejor se ajustan a la hipótesis que nosotros habíamos formulado. En definitiva aquellas que son más coherentes con el esquema que hemos esbozado, omitiendo aquellas que son contrarias a la idea que asumimos como correcta.

¿Qué considera que es más arriesgado?

Viajar en avión 1000 Km. o hacer ese mismo viaje en coche. Hay muchas personas que responderían que prefieren hacer todos esos kilómetros en coche porque les resulta más seguro. Sin embargo si miramos las estadísticas, nos daremos cuenta de que resulta mucho más arriesgado conducir un coche que un avión en cuanto a accidentes mortales se refiere.

En este caso lo que nos sucede es que como no podemos recurrir a estudiar las estadísticas que nos hablen sobre estos dos acontecimientos, lo que hacemos es recurrir a nuestra memoria y ver cuántos casos podemos recordar. Cuantos más recordemos más frecuente consideraremos que es.

Esto no es del todo real, ya que por ejemplo en el caso que nos ocupa, la prominencia del tema que nos ocupa puede verse incrementado por ejemplo por la atención que los medios de comunicación destinan a uno u otro objeto. Generalmente la repercusión que tiene un accidente aéreo es muy superior a la de un accidente de coche. Lógicamente esto se debe a que en un accidente aéreo el número de víctimas es muy superior al del coche, y esto hace que este estímulo perdure mucho más en nuestra memoria y nos haga quizá decantarnos antes por hacer 1000 Km. en coche que en avión.

Así mismo también nos puede influir a la hora de decidirnos la proximidad temporal del acontecimiento ya que puede distorsionar nuestro juicio y nos puede hacer creer por ejemplo que los accidentes aéreos son muchos más habituales de lo que realmente lo son.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies