Metas, intenciones y planificación

orangePor Guillermo Lira

Si prestamos cierta atención a nuestras agendas, veremos que dedicamos mucho de nuestro tiempo a la planificación ya que lo consideramos como una buena e interesante inversión. Es cierto que si durante unos minutos nos paramos a pensar qué es lo que queremos lograr con nuestra llamada de teléfono o qué es lo que queremos sacar en claro de una reunión, probablemente aumentará nuestra efectividad.

En el caso de tareas o proyectos de mayor envergadura, una buena planificación puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Tener claramente marcados esos objetivos ayuda en la consecución de metas tanto a nivel personal como profesional. Muchas veces ni siquiera somos conscientes de las metas que deseamos alcanzar, no las hemos identificado formalmente y por lo tanto se quedan en simples intenciones, que muy probablemente ni siquiera se llegarán a cumplir.

Para alcanzar aquellas metas debemos tender un puente que tiene que estar construido sabiendo de antemano a dónde queremos llegar y qué es lo que queremos alcanzar. Una forma de hacerlo más sencillo consiste en construir un puente por etapas o pequeños tramos que podremos ir superando hasta alcanzar nuestra meta final. Al hacerlo por pequeñas partes iremos logrando resultados en plazos de tiempo más cortos, algo que nos animará a seguir a delante.

Esa meta final debe ser algo que realmente quieres y para ello debes poner mucha energía y motivación ya que de lo contrario en cuanto te encuentres el primer obstáculo darás el viaje por terminado sin haber alcanzado la meta.

La adquisición de habilidades es una aprendizaje constante en el que siempre hay una primera vez: una primera vez para dirigir una reunión, una primera vez para presentar un proyecto ante el jefe, una primera vez para despedir a alguien, una primera vez para dar un discurso ante una sala concurrida, etc. Una vez que hemos asimilado ese nuevo conocimiento o habilidad no tendremos que volver a aprenderlo sino que ya formará parte de nuestro bagaje personal.

Tenemos una capacidad natural para aprender y alcanzar aquellas habilidades que deseamos. Tanto los buenos como los malos hábitos pueden ser adquiridos con mucha facilidad, la excelencia personal no es más que crearse un gran portafolio de tales capacidades inconscientes.

Establece una clara jerarquía de metas tanto a nivel personal como profesional y ponte manos a la obra.

La mayoría de las cosas pueden ser construidas o levantadas por uno mismo, pero de ese mismo modo también pueden ser derruidas o abandonadas por una mismo.

 

Ricardo Ros – Cómo dejar de fumar en un día


Si estás leyendo este texto es porque tienes el deseo de dejar el tabaco y necesitas unas instrucciones para poder hacerlo sin pasarlo mal. Es muy importante esta idea: generalmente has oído decir que dejar de fumar es un proceso duro y doloroso. No tiene por qué serlo si sigues las instrucciones que te voy a dar y aceptas las herramientas que te voy a proporcionar
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies