Mantener el más alto nivel de energía

Foto: Rose(LCC)

Por Ann Kut

Deberíamos tener la capacidad para organizar nuestro día en función de esa meta, reservar el mayor nivel de energía posible. Para lograrlo deberíamos añadir algunos elementos a nuestra rutina diaria.

No tenemos que limitarnos a trabajar como auténticos animales durante todo el día. Tenemos que tomarnos nuestro tiempo para renovar nuestras energías y notaremos cómo nuestra productividad mejora a lo largo del día. Se trata de renovarla en cortos períodos de tiempo tras un intenso esfuerzo.

Podrían ser muchos más, pero en este caso vamos a destacar 5 puntos vitales:

  1. Huye de los vampiros de energía.

Cuando hablamos de vampiros de energía nos referimos a aquellas personas que destacan por ser quejitas, críticos con todo y con todos, pesimistas con la vida en general, en definitiva gente con la que resulta muy complicado tratar.

Aunque sea breve el contacto que hemos tenido con ellos, notaremos que después nos sentimos agotados o incluso malhumorados, es el efecto que crean estas personas. Es por todo esto por lo que se recomienda limitar el contacto con ellos al mínimo evitando así que nos contagien.

  1. Evita dejar las cosas a medias.

Las cosas a medio hacer pesan sobre nosotros como una gran losa de un gran peso que nos deja abatidos y frustrados. Seguro que si nos organizamos y hacemos un plan para llevarlas a cabo nos quitaremos un gran peso de encima.

Lo mejor es que inviertas cierto tiempo al día para trabajar en esa tarea que tenías abandonada y verás cómo sin darte cuenta las cosas salen adelante y vas tachándolas de tu lista.

  1. Cambia de postura.

Si prácticamente las 8-10 horas que te encuentras en la oficina trabajando las pasas pegado a una mesa y una silla, trata de cambiar de postura en cuanto puedas. Date un paseo mientras hablas con un cliente, estira las piernas mientras la impresora termina de imprimir los documentos, haz unos estiramientos mientras se carga el archivo tan pesado que te acaba de llegar, etc.

  1. Descansa.

Ten en cuenta que nuestro cuerpo no es una máquina y que necesita momentos de descanso. Se calcula que aproximadamente tenemos 90 minutos de máxima concentración y seguido necesitamos 10-15 minutos de desconexión. Ten muy en cuenta esto y no trates de luchar contra ello, rema en la misma dirección.

  1. Las horas de la jornada.

Trabajas más de 12 horas todos los días no es bueno ni sano. Por lo tanto recapacita y busca la forma de reducir esas horas de trabajo para que el día a día te permita hacer algo más. Se trata de organizarse mejor para mantener nuestra productividad en menos horas de trabajo.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies