La importancia de los deberes

Foto: Livaudais(LCC)

Por Linda Massi

Los deberes diarios de la escuela son una fuente constante de conflicto en las familias, para los hijos generalmente nunca ha llegado el momento de ponerse a ella y para los padres es un hábito imprescindible que sus hijos deben asimilar cuanto antes. Esos conflictos suelen generarse porque los hijos evitan hacer los deberes o simplemente no dedican el tiempo necesario a ello, lo que en los padres crea una sensación de decepción ante su falta de interés.

Los padres son conscientes del valor que tienen los deberes en los niños, algo que ellos generalmente no comparten. Saben que ese hábito les va a ayudar a reforzar sus habilidades y que a base de practicar irán mejorando sus facultades y aprenderán más.

La mayor responsabilidad es de los padres aunque con el apoyo de los maestros la labor es mucho más sencilla y conseguirán que el niño poco a poco adquiera unos bueno hábitos respecto al estudio.

Los deberes ayudan a que los niños adquieran independencia y responsabilidad al mismo tiempo, así como que aprendan a administrar su tiempo correctamente.

Con esto no debemos confundir el sujeto que tiene que hacer los deberes, es decir, son los hijos y no los padres quienes deben hacerlos. Los padres pueden facilitar o incluso ayudar en ciertos momentos pero la entera responsabilidad cae sobre los hijos.

Un impedimento muy común en la vida tan estresante que llevamos tanto nosotros como nuestros hijos, es la falta de tiempo. Es bueno que hagan actividades extraescolares (atletismo, pintura, música, etc.) pero aún es más importante que dispongan de un tiempo concreto para dedicarlo a las tareas.

Voy a enunciar tres pautas que considero imprescindibles para el buen funcionamiento del momento de los deberes:

1. Es bueno que se fijen unas horas concretas que se dedicarán al estudio,


Nuevos enfoques en educacion


Varios autores – Nuevos enfoques en educación

Podemos utilizar una analogía para explicar la forma en que podemos aumentar nuestros estilos de aprendizaje. Cuando vamos a pescar no se nos ocurre ir con un sólo anzuelo, seria absurdo algo así, porque si lo perdiéramos estaríamos desperdiciando todo el día. Igualmente, si fuéramos con un sólo anzuelo tampoco podríamos pescar diferentes tipos de peces, ya que hay distintos anzuelos apropiados para cada tipo de pescado. Tendremos más posibilidades de éxito cuantos más tipos de anzuelos llevemos en nuestra bolsa. Esto, que es algo evidente para ir a pescar, parece que no lo es tanto para bastantes estudiantes a la hora de ponerse a utilizar sus estilos de aprendizaje.

Más información

y si un día no tiene tarea concreta del colegio pueda aprovechar ese tiempo para leer un libro, siempre hay algo que hacer.

2. Determinar un lugar concreto y fijo en el que se van a hacer las tareas del colegio, este puede ser su cuarto y la cocina, pero siempre un lugar con suficiente luz y silencio para que el chico no se distraiga.

3. Aunque la tarea es un trabajo de ellos, hágales saber que si tienen alguna duda pueden contar con su apoyo.

Generalmente hay niños a los que no basta con ponerles unas buenas condiciones para realizar los deberes, se resisten un poco más y no hay forma de que adquieran dicho hábito. Ante esta situación hay muchos padres que optan por el castigo, aunque desde mi punto de vista el castigo no es el mejor modo de hacerles comprender que es algo que tienen que hacer. El castigo no va a motivarlos más ni a hacer que se esfuercen más en el colegio.

Esa motivación solo puede aprenderse mediante apoyo y disciplina personal, ellos deben aprender el valor de la educación porque ahí está la clave de su futuro.

 

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies