Los cristales se disuelven

azulPor María Magdalena Castro Goya

En el proceso de crecimiento fetal, cuando estábamos en el vientre de nuestra madre se nos fueron gravando las tendencias de nuestro carácter y expresiones corporales, incluidas enfermedades, fruto de muchas influencias: herencia parental, social, racial, etc.

En el proceso de precipitación de circunstancias que conforman las características que nos definen como individuos, hay hechos concretos donde la madre y por extensión el bebe pueden haber sufrido alguna carencia de energía, por ejemplo algún sock emocional, alguna vivencia que produjera pánico, etc. formando cristalizaciones que, al igual que los minerales se formaron en la tierra con una presión y una temperatura determinada, quedan gravados en nuestra memoria. Estas tendencias o cristalizaciones permanecen, y aun no siendo conscientes de su existencia llegado el caso actúan, cuando se nos presentan experiencias que nos confrontan a estas que podríamos llamar “debilidades”.

Cuando estamos atentos podemos ser conscientes de cómo respondemos de igual manera a un mismo hecho, respuesta reactiva: mismos pensamientos e iguales emociones. Es ese toma de conciencia de vital importancia nos descubre el “cristal”. Si aprovechamos la ocasión percibiendo la experiencia como una oportunidad o reto, aprenderemos pudiendo disolver la tendencias limitante que se ocupará con un potencial. En el caso de no percibirlas o el creer que estas cristalizaciones son obstáculos que hay que eliminar, las evitaremos o las negaremos y colaboraremos en su mantenimiento, hasta la próxima oportunidad.

Podemos suponer que para disolver estos cristales que se formaron el en pasado siempre hay una oportunidad en el presente, de experimentar con conciencia (aprehendizaje), por ejemplo:

1. Una persona que tiene la pauta de quejarse ante todo, con mal carácter, que se deja llevar por su rabia, parece que es a la que más le vienen los problemas. Cada nueva situación que le genera alteración es una oportunidad de observación.

2. Una persona que tiende a no enfrentarse a los problemas de relaciones en el trabajo, cambia de trabajo y le vuelve a ocurrir el mismo problema con otro compañero/a. Es una situación que espera observación para que pueda resolverse y no esté condenada a su repetición continua.

Un condimento básico para que se produzca esta alquimia es la no identificación, la disociación de la catarsis que se produce con la concienciación.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies