Cambios psicológicos en la vejez

Por Sergei Munih

El perfil psicológico del anciano ha sido descrito siempre desde una perspectiva negativa. El declive físico que el adulto comienza a padecer cuando se acerca a la edad senil, parece corresponderse también con su deterioro psicológico. La melancolía, el egoísmo, la falta de memoria para los hechos recientes, la tozudez, el autoritarismo, la desconfianza, son rasgos que aparecen comúnmente en muchos de nuestros ancianos, pero no todos ellos pueden atribuirse únicamente a la edad.

Es cierto que con la edad algunos de los rasgos que nos han caracterizado durante toda nuestra vida parecen salir a relucir con más fuerza, por que de hecho cada uno tiene la vejez que le corresponde conforme ha sido su vida.

Nada se improvisa.

El viejo huraño ha sido sin duda un joven desconfiado y poco sociable. El viejo egoísta lo ha sido también en mayor o menor grado de joven.

No podemos ocultar el declive físico tiene una gran relación con esa evolución de las personalidades en la vejez.

Las modificaciones físicas, intelectuales y sociales que comporta modifican así mismo la percepción que cada uno tiene de sí mismo. “Las fuerzas ya no me acompañan como antes.” “Hacer cualquier cosa me cuesta cada vez más”. “No contéis conmigo ya para eso. No estoy para esos trotes”.

Esto incide a una mayor inseguridad de la persona y que se produzca una cierta ansiedad en su personalidad si ve con angustia ese cambio.

Algunos de los rasgos comunes que acompañan a muchos de los ancianos es la rigidez en sus conductas cada vez más incapaces a adaptarse a los cambios, y la consiguiente introversión que esto produce.

El anciano “desconecta del presente”, se refugia en el pasado donde fue feliz y renuncia si quiera a ejercitar su memoria más reciente. No presta atención, no le interesa.

A la mayoría de los ancianos solo les preocupan algunos temas concretos como son los religiosos, la muerte, el paso del tiempo, la salud y…el dinero.

Es conocido el amor de los ancianos por el dinero. Es comprensible. Ante una sociedad percibida cada vez como más agresiva por ellos y paralelamente una debilidad física más patente, el dinero da al anciano seguridad.

El que no tiene dinero lo vive con angustia: “¿Qué será de mí el día de mañana?”

El que tiene un poco, lo guarda con avaricia como un seguro de vida.

El que tiene mucho juega con él, para conservar su poder sobre los demás. La literatura está llena de viejas ricas que juegan con su dinero haciendo y deshaciendo testamentos, legando sus bienes a instituciones religiosas y desheredando sobrinos.

En general, el sexo femenino es consciente más pronto de su envejecimiento que el masculino. Muchas mujeres viven con angustia los cambios físicos y estéticos que el envejecimiento produce en su organismo. Estos mismos cambios son percibidos, en general, más tarde por el sexo masculino.

De todas maneras todo esto no son sino generalizaciones que poco tienen que ver con la vejez en cada persona concreta. Cada cual es de una manera distinta y vive su envejecimiento de una manera diferente.

 

Bernardo Sokner – Como hipnotizar

Todas las técnicas de hipnosis
EN ESTE CURSO APRENDERÁS:
* Cómo hipnotizar: todas las técnicas y herramientas
* La historia de la hipnosis, desde el mesmerismo hasta Erickson
* Las distintas teorías que hablan sobre la hipnosis
* Las mejores técnicas para aplicarlas a cada problema
* Cómo crear sugestiones en los demás
* Cómo aumentar la memoria y la concentración
Más información

 

Etiquetas:,

5 Comentarios

  • La etapa de la vejez se vive de acuerdo a la actitud que ha tenido la persona en su vida para ser feliz en esos pequeños momentos se son como una gota de rocío.

  • En todo ciclo de la vida existe “la voluntad” de hacer las cosas que nos satisface , con razón lo haremos con mas cautela que nos dio la sabiduría de la vida, con lentitud por el desgaste físico y algunos achaques de salud, pero lo importante es estar expresandome lo que siento en este momento y doy gracias que así sea.

  • Es la primera vez que leo algo dedicado a la psicología de la vejez. Me pareció interesante y que fue escrito con objetividad y muy cercano a la realidad, aunque como indica bien el autor “cada cual es de una manera distinta y vive su envejecimiento diferente”.

  • Es verdad, pero yo tengo 54 años y me siento a veces que todavía puedo hacer mucho y al siguiente me siento muy limitada en varios aspectos, pero lo que más me ha ayudado es el ejercicio tanto físico como mental para contrarrestrar lo terriblemente que me siento cuando creo que ya estoy envejeciendo. Gracias por su artículo en verdad me hizo que reflexionara sobre la manera de pensar acerca de la vejez.

  • Excelente reflexion, para analizar en la edad adulta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies