Transformando la forma de pensar

Por Lourdes Alvarez

Muchas veces hemos hablado que la mente reacciona como una fábrica de ladrillos u otros productos dependiendo de los ingredientes, la materia prima utilizada y de cómo se realice la manipulación en un contexto dado y así se obtendrán unos u otros resultados. Esto trasladado a la vida real significa que si en la mente tenemos ideas negativas, los resultados que obtengamos guardarán una estrecha relación con lo negativo, y por supuesto lo contrario, si las ideas son positivas se obtendrán resultados positivos. Si pensamos en frustración viviremos en frustración, si por el contrario pensamos en términos de seguridad y autoestima experimentaremos situaciones de esa cualidad.

Transformando nuestra forma de pensar podemos transformar nuestras vidas.

Nuestra mente es algo complejo que se va tejiendo en la vida mediante la afluencia de experiencias que van conformando caminos. Son emocionales, sensitivas, intelectuales, relacionadas o de otro tipo, etc.

Digamos que nuestra mente es como un campo en barbecho que recibe semillas que con el tiempo, al igual que las ideas, van madurando y dando sus frutos.

Digamos que podemos tener un mapa de impresiones positiva y un mapa de impresiones negativa. Las primeras son positivas ya que nos benefician fomentan nuestra creatividad y progreso. Sin embargo las segundas nos crean un clima turbio que no nos favorece.

Pero esto no es algo estanco y permanente sino que podemos llegar a modificar nuestro mundo transformando nuestro esquemas menos favorables en más favorables. Por lo tanto lo que tenemos que hace es sustituir las semillas de insatisfacción por semillas de satisfacción:

– “Soy incapaz” por “ Esto puede que sea complicado pero lo voy a conseguir”

– “Los demás no me comprenden” por “Somos muy diferentes pero a base de esfuerzo creo que llegarán a saber cómo soy”

– “Nunca lo voy a conseguir” por “Tengo ganas de trabajar así que con esfuerzo lo conseguiré”.

Podemos llegar a transformar muchas cosas modificando el tipo de pensamiento que estamos acostumbrados a generar. Esa mejora la notaremos no solo a nivel físico sino también en nuestra propia salud.

Os pido que recapacitéis un poco acerca de las siguientes preguntas. ¿Os las planteáis a menudo? ¿En positivo o en negativo?

1. ¿Qué tipo de cosas piensas?
2. ¿Qué cualidades les atribuyes?
3. ¿Generalmente lo haces de una forma derrotista u optimista?
4. ¿Tiendes a pensar de una manera activa o pasiva?
5. ¿Inviertes mucho tiempo en juzgar a los demás?

 

Las ranas hacen CHOP


Ricardo Ros – Las ranas hacen CHOP Cómo conseguir mis objetivos

El cerebro humano está equipado con múltiples sistemas de pensamiento. Todos los seres humanos podemos utilizar todos los sistemas de pensamiento, no solo el lógico. Tener una inteligencia práctica supone hacer las cosas de forma deliberada para producir un efecto. La inteligencia es una herramienta que sirve para ser usada de forma práctica. Hay muchas personas con un alto grado de inteligencia (Cociente Intelectual elevado), que no saben desenvolverse en la vida. Hay muchas personas con cualquier grado de Cociente Intelectual, incluso bajo, que saben resolver las cuestiones que se presentan en su vida. En eso consiste la inteligencia práctica. La Inteligencia práctica se puede aprender. Basta con saber sus secretos. CHOP: Comenzar, Hacer, Observar, Pensar. Esta es la base de la inteligencia práctica.
Más información

Etiquetas:,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies