¿Nacemos o nos hacemos optimistas?

librePor José Rubio

En principio podríamos decir que el optimismo es un mecanismo de defensa relevante al servicio de nuestra especie. Constituye sin lugar a dudas un actitud mental unida a las especie humana.  Al igual que otras muchas especies, la humana es bastante sensible a todas aquellas acciones que están relacionadas con la recompensa y con la frustración. Lógicamente cuando nuestras necesidades fundamentales están satisfechas es mucho más sencillo disfrutar de la vida e incluso ser optimistas.

Desde mi punto de vista la especie humana es optimista por naturaleza y son los acontecimientos y nuestros pensamientos posteriores los que nos pueden hacer tener una concepción pesimista de la vida y el mundo en general.

Si no fuésemos una especie con una base original optimista, no hubiéramos conseguido todo lo que se ha logrado. Sin lugar a dudas es algo positivo en si mismo ya que: favorece nuestro estado de salud, refuerza el sistema inmunitario, estimula la reproducción y como consecuencia de todo lo anterior consigue alargar nuestra esperanza de vida.

Eso a nivel físico, pero a nivel psicológico el ser optimistas tiene muchos beneficios: consigue que las relaciones sociales sean más sencillas y fluidas, aumenta nuestra creatividad y capacidad, etc. Sin lugar a dudas nos concede un mayor bienestar en todos los aspectos.

En ocasiones nos plateamos si el optimismo tiene una base genética. Por lo estudios que he podido estudiar diría que su influencia es limitada e indirecta, además de que lógicamente resulta ser algo muy complicado de medir.

Resulta ser algo demasiado complejo de apoyar o refutar. Hoy en día sí que sabemos que la interacción ambiental es determinante en estos casos, ya incluso desde el útero de la madre. A esto se le añaden las experiencias personales que vivimos a lo largo de la infancia y adolescencia que podemos digerir y asimilar de una forma u otra, hacia el optimismo o hacia el pesimismo. En el caso de poder elegir por supuesto que me quedo con el optimismo.

Cuando nos preguntamos por qué unos niños tienen tendencia al optimismo y otros al pesimismo lo primero que nos viene a la cabeza es el entorno en el que ese niño ha crecido y se ha desarrollado. La mayoría de las veces la atribución que hacen los padres a las cosas o sucesos las suelen hacer también los hijos, no como consecuencia de algo genético sino aprendido.

Las constantes referencia por parte de los padres y el entorno a la incapacidad, el fracaso, la incompetencia, la mala suerte, el culpabilizar a los otros, etc. nos dará muy probablemente como resultado un niño y futuro adulto pesimista. Por el contrario actitudes de seguridad, capacidad, impulso, poder personal, etc. nos dará como resultado un niño y futuro adulto con mayor tendencia al optimismo.

En general un niño que tenga un entorno vital sereno, sin grandes conflictos, ni situaciones traumáticas graves será un niño optimista. Si por el contrario desde muy pequeño es testigo de conflictos, ambiente tenso y frío desarrollará conductas con mayor tendencia a la incapacidad, depresión o pesimismo.

Son las conductas aprendidas las que podemos modificar para tener una vida mejor, una vida más optimista.

Pudiendo elegir, ¿qué escoge para sus hijos? ¿Y para usted mismo?

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies