La técnica ericksoniana de la “siembra”

Foto: Burrows Romig(Licesed Under Creative commons)

Foto: Burrows Romig(Licesed Under Creative commons)

Por Marie-Louise Gordon

Una de las técnicas más geniales de Milton H. Erickson y una de las menos conocidas es la técnica de la “Siembra”. Milton se caracterizó por inventar muchísimas técnicas creativas que le permitieran influir de forma indirecta pero eficaz en sus clientes. La técnica de la “Siembra” constituye una o de las más poderosas técnicas ericksonianas. El primer autor que habló sobre esta técnica fue Jay Haley en su libro sobre terapia no convencional, ya que el propio Erickson nunca escribió nada sobre la misma. El desarrollo de la técnica es sencillo: si el terapeuta sabe con antelación que tiene que impartir una sugestión determinada a su cliente, puede empezar mucho tiempo antes a insinuarla, sembrando poco a poco pequeñas semillas a lo largo de la sesión. Se trata, en definitiva, de establecer una estructura previa que permitirá con posterioridad lograr una determinada respuesta. Por ejemplo, si quería dar una sugestión de comer con menos ansiedad, ya durante las primeras fases de la sesión comenzaba a ralentizar su ritmo de voz, incluyendo pequeños indicios relacionados con el tema.

A través de estas pequeñas y insinuaciones, Erickson establecía una predisposición que poco a poco le acercaban hasta la sugestión o final. Esta técnica indirecta era una de las favoritas de Erickson, que la empleaba también cuando sembraba pequeñas historias o metáforas a lo largo de la sesión.

¿Cuáles son las consecuencias principales de esta técnica? En realidad se trata de una verdadera sugestión prehipnótica, que se adelanta al verdadero objetivo de la intervención terapéutica. Entre la siembra y la verdadera intervención terapéutica se estimula al cliente a que de forma inconsciente comience una búsqueda en relación con la idea que se le quiere transmitir. Dice Zeig “Cuando Erickson presentaba la intervención principal, era un pequeño paso dentro de la serie de pasos ya aceptada por el paciente”. Esta es una típica técnica ericksoniana, y a que, como en todas sus técnicas se anticipa al futuro, se adelanta a la solución del problema. Erickson siempre sabía qué venía después.

Las técnicas prehipnóticas se caracterizan por hablar el lenguaje experiencial del cliente, utilizar sus valores, integrarse en su marco de referencia, utilizar técnicas de confusión y avanzar poco a poco a través de pequeños pasos estratégicos. La abstención del cliente aumenta considerablemente, ya que espera inconscientemente la culminación de las pequeñas intervenciones que se le han ido haciendo.

Una de las intervenciones más elegantes de la siembra consiste en emplear categorías en vez de cualidades. En terapia es más eficaz utilizar categorías derivadas del propio lenguaje experiencial del cliente. También los clientes siembran sus ideas a lo largo de la sesión, por lo que el terapeuta tiene que estar muy atento a lo que el cliente le está queriendo transmitir.

La siembra se puede utilizar, no sólo en terapia, sino también en educación, adelantando las ideas poco a poco, o en la empresa, estableciendo bases previas que irán calando poco a poco en los empleados.


Bernardo Sokner – Como hipnotizar

Todas las técnicas de hipnosis
EN ESTE CURSO APRENDERÁS:
* Cómo hipnotizar: todas las técnicas y herramientas
* La historia de la hipnosis, desde el mesmerismo hasta Erickson
* Las distintas teorías que hablan sobre la hipnosis
* Las mejores técnicas para aplicarlas a cada problema
* Cómo crear sugestiones en los demás
* Cómo aumentar la memoria y la concentración
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies