La PNL en la cárcel. Una experiencia docente con internos

Por Norma Palermo y Olga Augent

En la era de las comunicaciones, ¿qué posibilidades tienen las personas que se encuentran privadas de la libertad, de obtener una comunicación eficiente?. Este es un nuevo enfoque, para aprender a descubrir el funcionamiento de la percepción de la realidad, mejorando la calidad de vida.

La teoría
Todo individuo que capta una realidad, lo hace desde su propio sistema de representación; es decir, que todos poseemos sistemas de filtrados-neurológicos-fisiológicos-culturales que hacen que tomemos solo una parte de la información, dando por resultado, que las vivencias de cada uno sean diferentes.

Nuestros objetivos con esta experiencia es que los participantes reconozcan los distintos estilos de procesos mentales, descubran sus propios sistemas representacionales, (visión, audición y sensaciones corporales), y adquieran las herramientas mínimas para una mejor comunicación que los posibilite a reinsertarse en la sociedad (Véase el Temario más adelante)

Erradicar la violencia de la sociedad ha sido un permanente reto para la humanidad; sin embargo han pasado los siglos, han cambiado los procesos y la historia y nos encontramos en una sociedad en la que el nivel de delincuencia ha ido en ascenso y las acciones para frenarla no están logrando resultados que demuestren eficacia.

Por ello creemos importantísimo la consolidación de un tejido social positivo que apunte a alcanzar una convivencia lo más armónica posible entre personas, grupos, etc., salvaguardando la identidad de sus componentes y aprendiendo a actuar solidariamente para con los demás para coadyuvar a la supervivencia, para aumentar la calidad de vida hallando significado en ella.

Esto significa incentivar la autoestima propia del individuo y hallar vías operativas de comunicación de calidad, además de buscar las mejores formas para proveer a la persona con herramientas que lo habiliten para reinsertarse en la sociedad, de la que ha estado ausente debido a su condena.

Nuestra visión-misión está consustanciada con nuestra creencia en el accionar positivo en nuestra sociedad, que sentimos que debe emplearse más a fondo en la construcción de un tejido social basado en la cultura de la empatía, de la generosidad, de la solidaridad y del servicio hacia el otro,

Desde la década de los 70, las ciencias sociales han determinado ya cómo tratar estos fenómenos positivos de las relaciones.

Las denominan conductas prosociales, por oposición a las conductas antisociales.

La prosocialidad está emergiendo en la psicología evolutiva y en la social por las consecuencias positivas o beneficios que se desprenden para los componentes de un sistema social al constituir una potente reductora de la violencia y de la agresividad, así como eficaz constructora de reciprocidad.

Hoy se puede hablar de educar para la prosocialidad como medio eficaz para prevenir las conductas antisociales, que son las que llevan a la violencia y al delito. Con mayor razón visualizamos en el desarrollo del autoconocimiento y autoestima un factor preponderante en la recuperación del individuo para convivir nuevamente en sociedad.

Por lo mismo, nuestra visión apunta a encontrar las vías, los métodos, los instrumentos que hagan posible la introducción, formación, promoción, mantenimiento e incremento de tal prosocialidad, especialmente desde una perspectiva educativa con salida laboral dentro de un microemprendimiento para el interno y su familia.

Los objetivos de nuestra experiencia son proporcionar información, actividad, convivencia e integración grupal, participación y compromiso social en los participantes, a través de la presentación de un programa para la optimización de las actitudes y comportamientos prosociales. Queremos facilitar la autoconciencia del interno y optimizar su desarrollo y funcionalidad, apuntando a su reencuentro socio-familiar, al igual que presentar las variables que han de informar toda la tarea recuperativa, especialmente aquellas que inciden en la mejora de autoestima y las que abordan la prevención de la repetición de conductas antisociales.

Otro objetivo es acompañar el proceso permanentemente para alcanzar una optimización realista que afirme la transformación buscada en el proyecto y facilitar instrumentos para una progresiva evaluación sistemática de los resultados logrados.

Las características que definen el proyecto son la adhesión voluntaria del interno, la implicación e iniciativa del interno, el protagonismo del interno y su grupo familiar y la globalidad de la persona del interno y su familia. Creemos que el éxito del proyecto tiene que estar sustentado en que la metodología sea asumida y generada con sus protagonistas, que tenga una aplicación a la vida real en sociedad y un compromiso en una experiencia de “autoformación” prosocial. Igualmente, debe incentivar la motivación para la difusión, basarse en el prestigio de los objetivos y debe desarrollar el sentido de pertenencia al grupo.

La experiencia

El proyecto se ha desarrollado entre noviembre de 2000 y abril de 2001, en el Penal de Olmos La Plata (Pcia. De Bs.As.) Argentina. dictado por Norma Palmero y Olga Augent, Trainers de PNL ON

El desarrollo de las clases se realiza en las aulas del penal, de manera dinámica, atendiendo especialmente al feed-back de los internos, teniendo en cuenta que presentan códigos de vida carcelaria que eran desconocidos, hasta el momento por nosotras.

Nos acercamos a ellos desde nuestro lenguaje verbal y no verbal.

Con la aplicación y explicación de los Niveles Lógicos, logramos modificar, poco a poco las barreras sociales que los condenan por sus conductas, y que en muchos casos los hacen vivir pensando que jamás lograrán ser capaces de obtener respeto, ni siquiera por ellos mismos.

Al finalizar el primer encuentro, donde trabajamos específicamente con el presupuesto “de que las personas no son sus conductas”, pudieron entregarse confiadamente a una ligera inducción para reencontrarse con su interioridad, vivenciando sensaciones tranquilizadoras y hasta, en algunos casos, reconfortantes y sanadoras.

A pesar de que el desarrollo del programa no ha podido mantener la continuidad deseada por factores ajenos a nuestra voluntad, los internos han mostrado mucho entusiasmo en concurrir a las clases y en poner en practica lo que en ellas se les va enseñando.

Buscamos que aprendan a reconocer los procesos que sus mentes realizan para detectar cuales son las estrategias mentales que provocan sus estados de enojo, desesperanza, angustia, vergüenza, frustración, etc.

Por información dada por ellos mismos sabemos que han podido comenzar a guiar a sus mentes hacia mejores estados para ayudarse a convivir en el difícil ambiente donde transcurren su tiempo. Especialmente aprendieron a visualizar escenas familiares de sus épocas en libertad, que los reconfortan y animan para continuar con sus vidas de encierro. Además, pueden ir alejando los pensamientos que más atormentan al preso: la infidelidad de la compañera, el olvido de sus hijos, el desprecio de su familia o el de los amigos, etc.

En varias oportunidades nos han comentado los cambios que las técnicas aprendidas han ido produciendo en ellos. Incluso nos cuentan como tratan de ayudar a algunos de sus compañeros que no han podido estar incluidos en este primer curso, además de sugerirles que se inscriban para el próximo a ser dictado. De hecho, ya hay una lista de aproximadamente 30 voluntarios para tomar clases de PNL.

Comienzan a creer que se merecen una vida mejor y que serán capaces de lograrlo una vez en libertad. Algunos de ellos nos piden que les enseñemos esto a sus familias para mostrarles que se puede vivir de otra manera.

Cuando tratamos los temas de sus creencias acerca de la Vida, el Dinero, la Amistad, la Salud, la Pareja, reconocieron que “no estaría aquí si hubiera sabido lo que ahora sé y siento. Yo creía que los amigos eran más importantes que mi familia”

Y para finalizar este resumen, vaya el comentario de un interno que lleva preso mucho tiempo y aún debe pasar otros diez años más por una causa de homicidio: “antes me ponía tan violento y furioso que no me importaba matar; ahora no lo haría. Ahora miro desde afuera. Yo siento que cambié mucho, y lo digo en serio. Me siento más tranquilo, recuerdo los olores de los lugares de mi país, veo sus paisajes, y eso me da serenidad”

El temario

Modulo 1 Objetivos generales y Presupuestos Básicos de la comunicación. “La conducta no es la persona”

Modulo 2 Vínculos comunicacionales. Como funcionan los sistemas representacionales en el proceso comunicacional.

Modulo 3 Técnicas para cambiar estados negativos. Crear y mantener estado de excelencia, para alcanzar objetivos.

Modulo 4 Creación de proyecto de vida. Estrategias generadoras de nuevas conductas.

Modulo 5 Aprender a desarrollar la capacidad mental. Creencias y valores.

Modulo 6 Puedo elegir mis conductas. Autoestima.

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies