La naturaleza del universo es transformación

Foto: Neal Sanche(Licensed Under Creative Commons)

Foto: Neal Sanche(Licensed Under Creative Commons)

Por Maldon Batter

La economía se globaliza, mientras la cultura, costumbres, valores, capacidades y comportamientos, siguen el proceso de homogeneización mundial. Mundialización con referencia en el materialismo consumista exacerbado de los países ricos.

La mujer se tornó compañera imprescindible del hombre en el suministro material de la familia moderna. El papel secundario o coadyuvante de la mujer en la estructura familiar y social, no es aceptado por ella. Ella conquistó derechos igualitarios al del hombre garantizados por las constituciones.

El desarrollo científico y tecnológico en áreas del conocimiento objetivo, posibilita al hombre invadir y desafiar hasta entonces los “misterios de la vida”: viajes espaciales, clonaje etc. Por otro lado, en el campo subjetivo, la civilización poco hizo, pues la humanidad padece de enfermedades emocionales.

Encuestas revelan que sólo el 42% de los japoneses y el 72% de los americanos se consideran felices. En los USA el 33% de las familias son afectadas por la separación de las parejas y el 25% de las personas viven solitarias . En Brasil el 10% de los hombres son alcohólicos y el 0,5% de la población es dependiente de algún tipo de droga, no teniendo en cuenta el tabaco.

Emociones, conflictos, pensamientos y sensaciones insoportables, están por detrás de los alarmantes índices de suicidios en Japón. Estos sucesos demuestran que gran parte de la humanidad, a pesar de haber conquistado el confort material, todavía no disponen de recursos internos o mentales para superar dificultades emocionales como el paro, separación, violencia etc, consecuencias del mundo tempestuoso de la actualidad.

Imagínese que le hacen pilotar un Boeing durante un vuelo a 10 kilómetros de altitud, estando capacitado sólo para conducir un coche viejo. Esta metáfora ilustra el estado de recursos mentales y emocionales limitados e insuficientes en que se encuentra la mayoría de la población ante las situaciones desafiantes del mundo actual. La elaboración de un proyecto de vida familiar empieza con los encantos del noviazgo. La vida en matrimonio, en el casamiento, se torna cada vez más compleja con el nacimiento y la adolescencia de los hijos. Dificultades de comunicación, creencias, valores y comportamientos limitantes del hombre y de la mujer, van acumulando las dificultades en el día a día.

Los encantos, carisma y magia de la relación se pierden por el camino. El proyecto de vida en parejas, los sueños y buscas compartidas, ceden lugar a los disgustos, resentimientos, frustraciones, rabias, celos, y acciones violentas, terminando en sufrimiento en parejas o en la solución del “mal menor” que es la separación.
Mantener una relación estable, satisfactoria al lado de hijos saludables y felices, se torna tarea difícil y para muchos totalmente imposible.

El mundo exige que cada uno dé lo mejor de sí. Si el mundo cambió, es fundamental que cada uno transforme la forma de comprender y actuar en este nuevo mundo.

Vivimos la ola de la información. Las vías de la Internet, posibilita que cualquier persona pueda acceder informaciones de vanguardia; que sean generadas en cualquier lugar del mundo.

Tener experiencia en alguna área específica, no significa que seas apto para tener liderazgo y tener la palabra final en cualquier proceso, sea profesional o familiar.
Imagine que tú eras el mejor especialista en carros, cuando la Ford lanzó el primer coche, tu experiencia pasó a valer casi nada en el mercado.

Muchos padres y otros adultos, todavía no se dieron cuenta de los nuevos paradigmas, que están rigiendo la vida y las relaciones entre adultos, jóvenes, niños, hombres y mujeres.

Si no ofrecen apertura para hablar sobre sexo, drogas y otros temas que atraen a sus hijos, seguramente ellos estarán buscando esa información en las “esquinas”, “callejones” y “portadas de Internet”. Podríamos decir, están aprendiendo e informándose “en las calles de Internet”.

El conflicto generalizado entre padres, hijos y matrimonios, se explica por el hecho de que hombres y mujeres están conduciendo “Boeings” durante su vuelo y no poseen preparación para esta tarea.

¿Para qué ser lo que eres si puedes ser mucho mejor?

Existe la tecnología en el mercado para quién quiera aprender a comunicarse consigo mismo y con los otros; desarrollar habilidades para percibir, considerar y administrar emociones en si mismo y en el otro; volverse más flexible, humorado, objetivo y solidario con sus semejantes; saber administrar, prevenir y solucionar conflictos en el trabajo, familia y en sociedad; potenciar sus recursos internos para aprender y tornarse maestro en las nuevas áreas del conocimiento: ampliar sus posibilidades de empleo y su valor profesional.

Aprender nuevas formas de relaciones democráticas y compartidas en los derechos y responsabilidades, posibilitan la vuelta del sueño, para trascender y realizarse como hombre o mujer, en la familia y sociedad.



Ricardo Ros – Cómo dejar de fumar en un día


Si estás leyendo este texto es porque tienes el deseo de dejar el tabaco y necesitas unas instrucciones para poder hacerlo sin pasarlo mal. Es muy importante esta idea: generalmente has oído decir que dejar de fumar es un proceso duro y doloroso. No tiene por qué serlo si sigues las instrucciones que te voy a dar y aceptas las herramientas que te voy a proporcionar
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies