Falta de concentración

Por Leticia Santos

La mayoría de las personas experimentamos graves dificultades para concentrarnos de manera efectiva en una actividad concreta. Las distracciones son tantas y de tan diferentes formas que cualquier tipo de actividad que requiera de una mayor concentración de la habitual suele chocar con el muro infranqueable de la pereza.

Recientemente me apunte a un cursillo de meditación. Todo el mundo me lo recomendó. Ya veras- me decían- como logras evadirte por unos instantes de tus problemas cotidianos. Tu mente descansará de las tensiones diarias y ese bienestar se transmitirá inmediatamente a toda tu vida.

Evidentemente me propuse asistir a aquel cursillo con toda mi energía, como una de las cosas más importantes de mi vida. Acudiría completamente concentrado a mi cita semanal.

En efecto, el primer día acudí al centro de meditación con todas las ganas del mundo. Mi vida iba a cambiar de la noche a la mañana. Adiós a las preocupaciones, a las tensiones. Viva la relajación.

El lugar donde se desarrollaban las sesiones era muy apropiado: una estancia casi vacía, una tenue luz, una temperatura agradable, una voz susurrante que invitaba a la relajación. Todo parecía perfecto.

Y digo parecía porque después de todo el día luchando en el despacho con un proyecto de gran envergadura que por fin iba a sacarnos mis socios y a mí de la pobreza, una insoportable sensación de somnolencia comenzó a apoderarse de mí. Me estaba durmiendo.

La sensación de sueño es muy curiosa. Cuanto más lucha uno por no dormirse más sueño le entra. En fin, una experiencia inolvidable.

No por esto dejé que me dominará el fracaso. A la semana siguiente volvía mi sesión de meditación con el firme propósito de no dormirme. Para ello no tuve mejor ocurrencia que tomar unas pastillitas que me recomendó un amigo para mantenerme despierto.

Excitado por la medicación, no sólo no me dormí sino que mi mente iba y venía, entraba y salía de aquella estancia sin lograr concentrarme en lo que allí se estaba celebrando. Mi mente fue saltando de un tema a otro distraídamente sin que ninguno consiguiera realmente concentrar mi atención: pensé en mi proyecto, en el partido del domingo, en las piernas de mi secretaria, en el atentado de las Torres Gemelas, en un botón de mi camisa que estaba a punto de caerse, en una pequeña mancha de pintura que había en la pared, en lo seca que tenía la boca, en como me picaba la cabeza…

Mi tercer intento fue todo un éxito. Ni cansancio, ni drogas. En mi tercera sesión de meditación conseguí concentrarme y dejarme llevar por el ambiente, la luz tenue, la música y la voz susurrantes.

Realmente conseguí durante unos instantes, aislarme del mundo, de mis problemas, de todo. La experiencia fue realmente positiva.

Esta experiencia no es sino una muestra de lo difícil que nos resulta en muchas ocasiones concentrarnos debidamente en una actividad.

Nuestros propios trabajos suelen estar “diseñados” muchas veces para que no logremos concentrarnos jamás. Saltamos de un tema a otro, de una cosa a la otra, la mayoría de las veces sin tener demasiado tiempo como para concentrarnos lo suficiente en lo que estamos haciendo. De esta forma nuestro rendimiento es sensiblemente inferior al que podríamos lograr si disfrutáramos de un mayor poder de concentración.

No podemos luchar contra las exigencias de nuestros trabajos que nos obligan a estar pendientes de muchos detalles a la vez, pero sí que podemos mejorar nuestra capacidad de relajación a través de cursos como el que ilustra este artículo.

Los resultados, no les quepa ninguna duda, no se harán esperar y nuestra eficacia aumentará.

 

10 Herzios

Cuando el cerebro se sitúa en 10 Herzios (nos quedamos dormidos en 7 Herzios), nuestra mente está dispuesta para la relajación, para la concentración. Es la frecuencia también del aprendizaje acelerado, ya que memorizamos con más facilidad y recordamos mejor.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies