“La Emoción Estancada” ¿Qué espacios de Tu Vida están Estancados?

Foto: Bob Mendelsohn(Licensed Under Creative Commons)

Foto: Bob Mendelsohn(Licensed Under Creative Commons)

Por Daniel Elfenbaum

Para ayudarte a articular esta pregunta, te proponemos 2 preguntas fundamentales: 1.- ¿Qué no tienes más GANAS de hacer y sin embargo sigues haciendo? (Esto puede ser una actividad, una relación con alguien, algo que te prometes a ti mismo y no cumples, etc.). Tomate un tiempo para pensarlo y cuando te surja, anota. 2.- ¿Qué tiene GANAS de hacer desde hace mucho, y sin embargo no haces? (Esto puede ser un sueño postergado, un hobby, un tipo de relación, etc.).

Estos son (según nuestra opinión): “Espacios Estancados de Vida”

¿Qué es esto?:  Estos son espacios en los que nuestra mente sigue patinando en vacío, elucubrando. Estos espacios nos producen un conflicto constante y lo que es peor, comenzamos a vivir en transparencia con ellos… esta transparencia es negativa, porque no nos damos cuenta que ya estamos repitiendo varias veces al día casi como un mantra, aquello que no podemos hacer, aquello que sí nos gustaría que pase y sin embargo parece una quimera. Esto produce frustración y las energías negativas estancadas se van acumulando.

Piensa por un momento nuevamente en esas 2 preguntas que escribiste más arriba y visualízalas como si fuera un espejo de agua, en algún momento fue algo cristalino y bello, pero ya no recibe más afluentes de arroyos, ni circula. ¿Qué pasa con ese agua que no fluye?… Sí… de esa misma forma ocurre con nuestros anhelos no cumplidos, si son recurrentes y no fluyen, ¿en qué crees que se transforman?

Ahora bien, ¿cómo podemos revertir esto?, desde la ontología podemos hacer algo? En 1ª. Instancia la respuesta es ¡SI!… pero como siempre, … depende de Ti.

Uno de los aportes más significativos de Humberto Maturana a la Biología Cognitiva fue su observación e interpretación de las Emociones como “Disposiciones para la Acción”, le quita ese misticismo que ataba a las emociones con el mundo de los sentimientos, de la mente, de lo irreal etc. y muestra al Fenómeno Emocional como un “Fenómeno Biológico que predispone a la Acción”.

Entonces (y tomando esto último), quiere decir que:

¿Cuando una ACCIÓN no nos es posible, detrás de ella hay un tipo de EMOCIÓN que nos está predisponiendo a ese resultado?

¡SÍ! ¡Efectivamente!

Esta es la “EMOCIÓN ESTANCADA”.

Recordemos algo de Ontología:
“una emoción es esa predisposición para la acción, gatillada por un evento externo, y en cambio el Estado de Ánimo es aquella predisposición para la acción en estado recurrente en la que nos encontramos y que revela la interpretación (juicios) de trasfondo desde la cual actuamos. O sea que detrás de una Acción Estancada hay un Estado de Ánimo ó Emoción Estancada atrapada en una Interpretación o Juicio Maestro Estancado.

Volviendo a la metáfora del lago: la cuenca del lago es decir el recipiente sería la Creencia que la atrapa, la emoción estancada sería el agua, y la Acción sería lo que se puede y lo que no, es decir no a beber, no a los peces pero si a los gérmenes y la putrefacción.

¿Y podemos hacer algo para cambiar esto?

Si postulamos que el Estado de Ánimo es la Coherencia Básica repetitiva desde la cual se constituye nuestro Yo (Personalidad)

Quiere decir que si cambiamos nuestro estado de ánimo… ¿cambiamos nuestra personalidad?

La respuesta es: ¡SI!

Esto está relacionado intrínsecamente con la Teoría de la “Autopoiesis” de Maturana, la que sostiene que “somos seres que nos estamos auto-creando constantemente”.

Entonces, y a modo de síntesis:

Pregúntate en qué dominio no estás consiguiendo lo que buscas y qué Acción no te es posible, observa cuál es la Emoción Estancada, conversa con ella, está en tu Cuerpo, pregúntale cuándo y cómo comenzó y probablemente te muestre en qué creencia… dónde quedó atrapada… así como el Agua en el Lago.

Cuenta una antigua leyenda budista que:

Había una vez una muñeca de sal, que en el afán de conocerse y saber quién era, recorrió miles de kilómetros de tierra firme, hasta que un día, por fin, llegó al mar.
Quedó fascinada por aquella extraña masa móvil, totalmente distinta de todo lo que había visto, porque simplemente fluía.
-¿Quién eres tú?, le preguntó al mar la muñeca de sal.
– Entra y compruébalo tú misma.- Respondió el mar.
Y la muñeca se metió en el mar.
Pero a medida que se adentraba en él, se iba disolviendo, hasta que no quedó nada de su forma de muñeca.
Antes de que se disolviera por completo, se dio cuenta que ya no le importaba quién era el mar y una extraña sensación de Paz y Gratitud la invadió y exclamó:
– “Ahora sé quién soy”.

Encuentra esa Emoción Estancada y disuélvete en ella…. como la muñeca de sal… y tal vez, sepas un poco más sobre quién eres.

No quiero decir que esto sea tan fácil y qué rápidamente consigas concretar ese anhelo en estos próximos días, pero tal vez y solo tal vez, puedas en estos próximos días, observar un par de veces ese Espacio Estancado y esa Emoción Estancada.

Como decía Confucio:
“Para recorrer la Muralla China solo hace falta comenzar con el primer paso”.



Ricardo Ros – Cómo dejar de fumar en un día


Si estás leyendo este texto es porque tienes el deseo de dejar el tabaco y necesitas unas instrucciones para poder hacerlo sin pasarlo mal. Es muy importante esta idea: generalmente has oído decir que dejar de fumar es un proceso duro y doloroso. No tiene por qué serlo si sigues las instrucciones que te voy a dar y aceptas las herramientas que te voy a proporcionar
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies