Las crisis de ansiedad

Foto: skubmic(Licensed Under Creative Commons)

Foto: skubmic(Licensed Under Creative Commons)

Por Ricardo Morencos

No podemos hablar de que se trate de un trastorno nuevo, sin embargo sí que podemos afirmar que la ansiedad como tal es una dolencia más que común en la sociedad actual. En cualquier tipo de sociedad, desde tiempo inmemorial la sensación de miedo ha ayudado al hombre a superar situaciones peligrosas para su vida.

La sensación de miedo, acompañada por palpitaciones, escalofríos, tensión muscular o aumento de la sudoración han acompañado a los hombres de todas las épocas.

No dudemos que estos mismos síntomas los experimentaba el hombre primitivo cuando debía enfrentarse al ataque de una fiera o de una tribu enemiga. Precisamente esa tensión es necesaria para superar con éxito esa amenaza.

La sensación de miedo también puede provocar nauseas, vómitos, temblores, diarreas, vértigos y mareos. Es decir, lo que caracteriza una situación extrema de pánico es el descontrol que produce en todas nuestras reacciones.

Podemos insistir en que la reacción al miedo puede ser incluso positiva si se logra controlar y encauzar para superar situaciones de crisis, pero si estas reacciones siguen aflorando cuando el estímulo ya no existe entonces podemos hablar de un desarreglo psicológico que llamamos ansiedad.

Las consecuencias de padecer ansiedad suelen agravarse al complicarse con otros desarreglos como depresiones, abuso de medicación, de tranquilizantes o de drogas.

Las crisis de ansiedad entorpecen nuestras relaciones con los demás, nos llenan de preocupaciones, de complejos y de traumas.

Posiblemente lo más angustioso de la ansiedad es que produce en quien lo padece una sensación de fragilidad extrema. El “ansioso” no sólo tiene miedo cuando aparece la crisis, sino que también tiene miedo cuando no la tiene, porque tiene miedo a que esta aparezca, a experimentarla de nuevo y a no saber controlarla. Tienen miedo a tener un nuevo “ataque” de ansiedad.

Algunos de los principales trastornos de ansiedad son los siguientes: la fobia social, la agorafobia, el pánico, el originado por estrés, el trastorno obsesivo- compulsivo o el ocasionado por algún tipo de trauma como la muerte de un ser querido, una separación matrimonial o un despido laboral.

En otras ocasiones la ansiedad está ocasionada por algún tipo de estímulo específico como la fobia a las serpientes o a las arañas (las más comunes).

La incidencia de la ansiedad en nuestra sociedad es cada vez más notable y algunos expertos incluso afirman que cuatro de cada diez personas pueden llegar a experimentarla en algún momento a lo largo de sus vidas.

Sin embargo, de la misma manera que parece que la ansiedad es una dolencia generalizada en nuestra sociedad actual, también podemos afirmar que se trata de una dolencia que con el debido tratamiento tiene un pronóstico de curación muy alto.

La ansiedad es una dolencia relativamente sencilla de tratar a través de muchas y variadas técnicas, probadas científicamente, que los psicólogos tienen a su disposición.

La experiencia en este campo está ampliamente diagnosticada y documentada, disponiendo los especialistas de una muy dilatada experiencia en este terreno.

Mantener la confianza en la propia superación de la ansiedad es como cualquier otra dolencia el primer paso para su eliminación. Si tiene crisis de ansiedad, déjese de tonterías y acuda a un buen profesional de su ciudad. Cualquier psicólogo le podrá ayudar. Y si ese psicólogo es, además, especialista en terapia cognitiva, su ayuda será mucho más eficaz, rápida e indolora.

 

 

Stop a la ansiedad

¡STOP A LA ANSIEDAD!

 Por qué STOP A LA ANSIEDAD te va a ayudar a eliminar la Ansiedad
Porque produce RESULTADOS rápidos y permanentes en el tiempo
9 de cada 10 personas que aplican Stop a la Ansiedad superan su ansiedad antes de un mes

¡Llama ahora! 948 57 02 21

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies