Jubilarse del trabajo pero no de la vida

Por Miguel Gutierrez

Jubilación es el nombre que recibe el acto administrativo por el que un trabajador en activo, ya sea por cuenta propia o ajena, pasa a una situación pasiva o de inactividad laboral; luego de alcanzar una determinada edad máxima legal para trabajar.Afortunadamente hoy en día la jubilación ha dejado de recibir malas críticas, y la mayoría de las personas saben disfrutar y sacar partido a una nueva etapa en su vida.

Así un 51% de los jubilados aseguran que la jubilación está siendo mejor de lo que se esperaban.

Entre las ventajas que destacan estas personas se encuentra la disminución del estrés que les provocaba su trabajo, posibilidad de elegir actividades variadas que antes no podían realizar por falta de tiempo, cuidar su salud, etc. Es por eso que muchas personas consideran la jubilación como la mejor época de su vida.

Aunque también es cierto que encontramos un grupo de personas a las que la jubilación no les sienta bien, ya sea por falta de ocupaciones, por la sensación de vacío, etc. En definitiva lo que esta palabra les produce es miedo, ya que no saben qué hacer después, acarreando ansiedad, depresión, etc. Según algunas investigaciones encuentran menos satisfacción en la vida, aunque en la mayor parte de los casos la jubilación mejora el bienestar.

Pero en este caso vamos a centrarnos en todos aquellos que ven esta época como una nueva oportunidad de realizarse y dedicar su tiempo a inquietudes que dejaron apartadas en otro momento, ya sea por la acumulación de trabajo, hijos, casa…

Por lo tanto es importante que no sólo nos preparemos económicamente para la jubilación, sino que también tenemos que hacerlo psicológica y socialmente. Para eso puede resultar interesante mantener una armonía ente el trabajo y la vida; ser consciente de que el dinero ahorrado le ayudará a tener una estabilidad, pero no le traerá la felicidad; tenga algún propósito o proyecto en su vida fuera del trabajo, etc. Y sobre todo, no espere a ser feliz para cuando se jubile, ya que todas las etapas de la vida tienen aspectos que nos pueden ayudar en eso.

Si durante los años de trabajo no ha desarrollado o podido dedicarse a nuevos intereses, lo mejor será que para antes de la jubilación lo haga. Ya que a partir de los 65-67 es bastante más complicado desarrollar nuevas aficiones, cuando no se ha estado interesado en estas en más de 40 años en los que la mayoría del tiempo lo hemos dedicado al trabajo.

Como muy bien dijo Cicerón: “El ocio está compuesto por todas esas actividades virtuosas que hacen que un hombre crezca moral, intelectual y espiritualmente. Es todo aquello que hace que valga la pena vivir la vida.”

De tal modo que una buena idea podría ser el que hiciera una lista con diferentes actividades a las que les gustaría dedicar su tiempo libre, que va a ser mucho. Y por supuesto trate de ser creativo en las mismas, así como selectivo. Algunas de las que más se repiten entre las personas jubiladas son:

Aprender algún nuevo idioma
Pasar más tiempo con los hijos y nietos
Disfrutar da la pareja, y compartir horas de ocio
Practicar algún deporte
Hacer un viaje
Aprender a ser niño de nuevo
Tocar algún instrumento
Hacer alguna labor de voluntariado
Dormir
Leer
Aprender a restaurar muebles
Plantar un huerto, cuidar de un jardín
Acudir al teatro, conciertos
Etc.

Aunque también es importante saber gestionar y organizar el tiempo del que disponemos ahora. No tenemos que sobrecargarnos con actividades, sino combinarlas con otros muchos ratos en los que simplemente contemplemos desde un banco los sonidos que percibimos de la naturaleza.

Es decir, relájese varias horas a la semana sin hacer nada en particular.

En definitiva lo que tiene que conseguir con la jubilación es una sensación de tranquilidad, sin prisas, ni estrés, ni presiones. Por lo tanto emplee bien su tiempo.

Así que hay que rechazar ese miedo a la jubilación y verla como algo que nos aporta más cosas de las que perdemos. Considerándola como una fase de la vida que puede estar llena de diversión, alegría, novedades y satisfacción.

Ya que envejecer no significa jubilarse de la vida.

Vivir el presenteRicardo Ros – Olvidar el pasado, Vivir el presente, Programar el futuro

En este CD voy a enseñarte a encontrar tu propia Línea del Tiempo. Cuando sepas exactamente cómo es tu Línea del Tiempo, podrás controlar tus sensaciones y tus sentimientos, evitar estados de depresión y eliminar estados de ansiedad. Y lo que es más importante, podrás eliminar de tu vida todos los miedos que te impiden prosperar, todo lo que te impide pasar a la acción.

Más información

2 Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies