La importancia de una buena comunicación

Por Esther Fernández

La importancia de una buena comunicación no radica solamente en aquella que mantenemos con los demás, sino también y muy especialmente la que mantenemos con nosotros mismos, lo que nos lleva a un mejor entendimiento con los demás y con nosotros mismos. Esta facilidad de expresión nos abre más posibilidades y oportunidades en cualquier aspecto de la vida. Esa facilidad de comunicación conlleva una mejor comprensión entre interlocutores, aunque con desacuerdos, pero entendiendo el por qué del otro.

En este caso voy a centrarme en cómo mejorar esa comunicación de pareja que tantos quebraderos de cabeza nos trae, aunque muchas de las pautas se pueden aplicar en la comunicación con todas aquellas personas que nos rodean.

Muchas veces las personas se hallan tan preocupadas por conseguir lo que desean, que se olvidan de las necesidades de su compañero. Compiten para satisfacer sus necesidades, con la creencia de que si lo hacen la relación funcionará a la perfección. Una tendencia más que común en las relaciones de pareja es que se desea que el otro cambie, para satisfacer nuestras propias necesidades.

Es importante tratar los problemas en el momento en el que surgen, sin esperar a que su peso sea tan grande que acabe definitivamente con la relación. El problema no va a desaparecer por arte de magia, continuará deteriorando la relación, creando un sentimiento de rencor o incluso rabia contenida.

Otra de las tendencias que tenemos es ante una discusión de un tema concreto, empezar a enumerar otra serie de temas pendientes, perdiendo así el hilo del asunto. Así lo único que hacemos es aumentar la complejidad del asunto sin obtener solución alguna. Por eso céntrese en el tema a tratar ahora, antes de pasar a otro.

En todo este tipo de asuntos cobra especial importancia nuestra precisión al hablar, es decir, hacer entender a lo otra persona lo que queremos decir, sin generalizaciones que no llevan a ninguna parte. Con esto podemos caer en un problema de interpretación, así que trate de expresar precisamente lo que quiere decir, de la manera más concreta posible.

Para este cometido cobra especial relevancia también la necesidad de escuchar lo que nos quieres decir. Trate de captar todos los matices que su pareja está intentando transmitirle, sin sacar conclusiones precipitadas. Y en relación con esto, evite responsabilizar a su pareja de todo, recuerde que las personas no pueden causar emociones en los demás, pero pueden hacer o decir cosas que disparen en nosotros pensamientos negativos, lo que a su vez causan esas emociones. Así que dejemos de culpar a los demás de todos los malos sentimientos que tiene.

Procure no reaccionar impulsivamente, sin ser capaz de canalizar lo que siente y piense mediante palabras. Es importante que pueda y sepa expresar a su pareja lo que siente, hablen sobre ello. Hablando podrá llegar a ver si su reacción ha sido desmesurada o no.

Las emociones hay que expresarlas, aunque haya personas que tienen una mayor riqueza en este sentido todos podemos llegar a hacernos entender.

Está claro que nuestras emociones son producto de nuestros recuerdos, interpretaciones y pensamientos y así es posible que sintamos entremezclados dolor, alivio y rabia cuando nuestra pareja llega muy tarde a casa.

Un requisito que toda persona debe desarrollar a lo largo de su vida en sociedad, ya sea con la pareja, con los amigos, familia, comunidad etc. es la empatía. Se trata de aceptar y reconocer los sentimientos de la otra persona. Con la empatía no se tiene por qué estar de acuerdo con la otra persona, pero sí que hay que ser capaz de comprender cómo se siente.

Las discusiones son algo normal y bueno en una relación de pareja. Sin embargo trate de evitar acalorarse, recuerde que está discutiendo con alguien a quien ama, y si además puede hacerlo con algo de humor, mejor. Recuerde que un poco de sentido del humor ayuda a digerir mejor las cosas y mantiene un mejor ambiente.

En definitiva comuníquese una y otra vez, y aún una más.

 

Bernardo Sokner – Como hipnotizar

Todas las técnicas de hipnosis
EN ESTE CURSO APRENDERÁS:
* Cómo hipnotizar: todas las técnicas y herramientas
* La historia de la hipnosis, desde el mesmerismo hasta Erickson
* Las distintas teorías que hablan sobre la hipnosis
* Las mejores técnicas para aplicarlas a cada problema
* Cómo crear sugestiones en los demás
* Cómo aumentar la memoria y la concentración
Más información

4 Comentarios

  • Lo que dice la amiga Sofia es cierto, a veces uno quiere abordar un tema que es delicado e importante para uno pero la otra persona lo ve que como algo sin importancia y en lugar de sentarse a dialogar se ponen a la defensiva y la otra persona lo convierte en un pleito con lo cual se va quitando la gana de tratar de hablar sobre eso puesto que ya sabemos cual sera su reacción.

  • sofia s
    hola, que pasa cuando uno expresa como se siente por algún malestar que le ha afectado y la otra persona no le da la misma importancia, tomando nuestro sentir como algo tonto y se niega a seguir hablando. De esta forma se corta el diálogo y no hay solución posible, por ende el malestar aumenta. Gracias.

    • estoy muy de acuerdo contigo.. por eso eso pongo mi comentario relativo a eso.. porque muchos a veces confunden la intencion de dialogo con un ataque.. y malinterpretan las intenciones.

  • hola , muy reflexivo sus comentario, gracias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies