Hijo, hora de dormir


Foto: Sheick(LCC)

Por Julio Beda

La hora de ir a la cama con los niños se convierte en una auténtica lucha para muchos padres. No han adquirido buenos hábitos y eso hace que cada noche antes de ir a dormir y durante la noche las llamadas de atención por parte de los hijos sean constantes y agotadoras.

El truco suele ser el mismo, una vez que los hemos metido en la cama y nos disponemos a abandonar la habitación reclaman nuestra atención diciendo que tienen miedo, ganas de ir al baño o sed.

Lo que tenemos que conseguir es que una vez se metan en su cama no salgan de ella ni consigan que nosotros volvamos a entrar en su habitación siguiendo sus reclamaciones. El problema radica en los malos hábitos que se han establecido y permitido desde los primeros años de vida del niño. Por lo tanto la solución radica en establecer una rutina y hacer cargo de que a partir de ese momento se cumpla a rajatabla.

La noche es la hora de descanso de todos los niños y los papas y por lo tanto hay que aprender trucos que nos permitan descansar tranquilamente durante toda la noche. Hay niños que utilizan el truco de la sed para reclamar la atención de sus padres, por lo tanto lléveles, si son pequeños, o haga que se lleven un vaso de agua a la mesilla si ya son más mayores para evitar así que lo utilicen posteriormente como excusa.

Los niños deben saber en cada momento qué es lo que procede o toca: primero nos daremos una ducha con ayuda de los papas y nos podremos el pijama. Posteriormente cenaremos todos juntos en la cocina con la TV apagada. Ayudarán a recoger la cena (en base a la edad de cada uno de ellos con una tarea diferente) y posteriormente se cepillarán los dientes. El rato que queda hasta el momento de acostarse les contaremos un cuento elegido previamente por ellos. Se apaga la luz y a dormir.

Otra idea que se debe tener en cuenta es que no debemos excitarlos antes de que se duerman, por lo tanto nada de hacer guerra de almohadas antes de dormir, ni jugar al pilla-pilla.

Lo que sí es buena idea es cantarles una canción o contarles un cuento. Siempre con una voz suave o incluso mediante susurros, de ese modo les estaremos induciendo al sueño aunque no quieran.

El sentido común es el mejor aliado de los padres, por lo tanto si un día nuestro hijo está enfermo, no pasa nada por que en cierta medida nos saltemos la rutina. Hay que ser comprensivo, y con fiebre no pasa nada porque no recoja la cena o seamos nosotros quienes les llevemos el vaso de agua para la noche.

En ciertos momentos mostrarse tan firma puede resultar duro, e incluso pueden surgir dudas de si se trata de la mejor forma de educar a nuestros hijos, es normal. Debe reforzarse pensando que a la larga es la mejor manera de que nuestros hijos adquieran esos hábitos y que con el tiempo será beneficioso para ellos.

Al adquirir este hábito usted estará más tranquilo porque sabrá que su hijo ha descansado las horas suficientes y eso repercute en el humor de todos los miembros de la casa, cuando descansamos estamos de mejor humor.

Por otro lado al no tener que estar constantemente levantándonos durante la noche el tiempo que podremos dedicar a la vida en pareja será mayor.

Sueño Profundo

SUEÑO PROFUNDO

El sonido que nos favorece a la hora de conciliar el sueño, según los últimos estudios que se han hecho, confirman que el más adecuado es un sonido sibilante de alta frecuencia, que podríamos decir que imita el sonido del mar.

El insomnio es uno de los trastornos del sueño que más se da en nuestra sociedad. Todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido en nuestras propias carnes esta estresante y cansada sensación de no conciliar el sueño.

Más información

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR