El funcionamiento cerebral

Foto: TZA(Licensed Under Creative Commons)

Foto: TZA(Licensed Under Creative Commons)

Por Marta Sandoval

Muy influido por los estudios realizados por neurobiólogos y neuropsicólogos, Herrmann ha elaborado una tipología de comportamiento inspirada en el conocimiento del  funcionamiento cerebral.

Como todo método basado en la conducta de los individuos concede mucha más importancia a la influencia del entorno en el comportamiento humano que a lo puramente innato.

Además, como ocurre con cualquier herramienta con enfoque experimental, el método de Herrmann tiene como objetivo la utilidad; quiere ser una herramienta práctica.

Herrmann describe su método a partir de una metáfora, comparando el cerebro humano con el globo terráqueo. Este globo tiene cuatro puntos cardinales que lo dividen en cuatro cuadrantes.

Hablemos ahora sobre esos cuatro cuadrantes:

En la parte superior izquierda se sitúa el cerebro cortical izquierdo y en la inferior el límbico izquierdo.

En la parte superior derecha del cerebro se sitúa el cerebro cortical derecho y en el inferior el límbico derecho.

Cada uno de estas partes del cerebro tiene sus propias características, analizando en cada una de ellas los comportamientos, procesos y competencias propios de cada uno de ellos.

Mediante el análisis de cada uno de ellos podemos no sólo estudiar la parte del cerebro que se ocupa de cada función específica del ser humano, sino que incluso podemos evaluar cómo se ve cada individuo en estas coordenadas.

Los beneficios de poder situar a cada individuo y cada función en estos cuadrantes son enormes, pudiendo de esta manera encontrar métodos específicos de comunicación y de aprendizaje para cada sujeto.

Este método tiene, además, un doble interés puesto que permite comparar la visión que cada uno tiene de sí mismo, con la que tienen los demás de él, por lo que facilita comprender mejor cómo se establece la comunicación entre las personas, donde aparecen las discrepancias y por tanto proporciona una vía para solucionarlas.

La evaluación de una serie de resultados ha permitido confirmar que existe una cierta discordancia entre las preferencias que una persona manifiesta y las competencias reales que tiene.

Aplicado a un caso real, podemos imaginar a un profesor de dibujo artístico con una preferencia hacia el arte (cortical derecho), pero con unas tendencias en su competencia hacia el método, la minuciosidad, la teoría (límbico izquierdo).

Por el contrario podemos encontrarnos un profesor de física, donde se impone la lógica, el análisis, el razonamiento científico (cortical izquierdo), que prefieren seguir a la imaginación o a la intuición antes que el método.

Esto no implica que tanto uno como otro sean peores en sus áreas particulares, pero sí que está nueva visión que su cerebro les da de su materia les proporcione tanto nuevas limitaciones como nuevas posibilidades. De hecho tendrán las cualidades y defectos de su tipo de inteligencia.

Además podemos decir que a través del análisis de esta especie de mapa personal cerebral podemos establecer cual es el tipo de comunicación de cada persona y cómo conectar con ella de la mejor manera posible.

Podemos establecer cual el sistema que tiene esa persona para relacionarse con los demás y por tanto cual es la mejor manera de conectar con ella.

Aunque cada uno de nosotros tengamos la capacidad de estimular todos y cada uno de los cuatro cuadrantes en los que Herrmann dividió el cerebro humano, no podemos negar a que cada uno de nosotros tenemos unas características propias más acusadas especificas de un cuadrante determinado.

Como ya hemos nombrado en el artículo anterior, Herrmann analiza los comportamientos, procesos y competencias propios de cada uno de estos cuadrantes.

Vamos a ver cuales son.

El cerebro cortical izquierdo se caracteriza por un comportamiento frío y distante. Es muy competitivo e individualista. Sabe calibrar y evaluar las cosas, pero pude caer con facilidad en la ironía. Suele repetir citas ilustres de memoria y tiene una voz y unos gestos comedidos y elaborados.

Los procesos de este tipo de cerebro son lógicos, claros, razonables y muy analíticos, y sus competencias son las relacionadas con las matemáticas, las finanzas, la abstracción y en general la resolución de problemas de cualquier índole.

En general puede definirse como el experto.

Situado en la parte inferior izquierda del cerebro, el cerebro límbico izquierdo se caracteriza por un comportamiento conservador, limitado, introvertido, muy emotivo y controlado.

Sus procesos se caracterizan por seguir fielmente un método, ritualmente, verificando cada detalle minuciosamente. Planifica cualquier proceso.

Las competencias características de este tipo de cerebro son la organización y la administración. Es el organizador por antonomasia.

En la parte superior derecha del cerebro se encuentra el estratega.

Su comportamiento se caracteriza por su gusto por el riesgo, el humor y la originalidad. Tiene un discurso brillante e independiente y le gusta saltar de un tema a otro para polemizar con los demás, ya que le encantan las discusiones y el riesgo.

Sus procesos están basados en la intuición y en la imaginación. Actúa por asociaciones y pude decirse que es un poco visionario.

Entre sus competencias está el arte, la investigación, la creación en su sentido más amplio.

Por último, en la parte inferior derecha del cerebro se encuentra el cerebro límbico derecho, el comunicador.

Este tiene un comportamiento extravertido, espontáneo, emotivo. Es idealista, hablador, lúdico y gesticulador. Suele buscar el beneplácito de los demás, su acuerdo y su aplauso.

Al comunicador le gusta hablar y escuchar sólo por el placer de hacerlo. Siente la necesidad de compartir con lo demás lo que sabe, intenta manipular los sentimientos en su favor y siente una indudable atracción por la armonía.

Sus competencias son todas las relacionadas con la comunicación y con la expresión oral o escrita. Le gusta el trabajo en equipo, el diálogo y el contacto con los demás.

Estas cuatro zonas del cerebro, descritas por Herrmann, tienen cada una de ellas unas características especiales que las definen.

A su vez cada uno de nosotros podemos vernos más o menos reflejados en cada una de ellas ya que compartimos rasgos con cada una de ellas en mayor o menor medida.

Sin embargo, siempre podemos establecer una o varias predominantes.

De la combinación de ellas nacen la multitud de personalidades que conocemos, unas más simples y otras más complejas.

Aplicaciones del método Herrmann para la educación

El método Herrmann se ha convertido en uno de los más prácticos y eficientes para los educadores, a pesar de que puede llegar a presentar ciertas lagunas que intentaremos analizar.

Fundamentalmente este método no intenta establecer la causalidad de las cosas, las razones profundas de los distintos comportamientos, sin embargo se centra directamente en analizar los procesos de comunicación de las personas.

Mediante este método podemos observar la manera de comunicarse de los demás en comparación con la nuestra, permitiendo eliminar barreras comunicativas, las incomprensiones.

En el proceso de aprendizaje, en la escuela, este método cobra especial relevancia, pues permite a los profesores comprender la manera de comunicarse de cada uno de sus alumnos, lo que le puede permitir adaptarse aún más a sus necesidades.

Pero también permite al alumno entender que no todos nos comunicamos en un mismo nivel. Existen distintos tipos de comunicación y simplemente comprender esto puede facilitar que el alumno deje atrás sus complejos y se atreva a preguntar, a confesar que no ha entendido y a reclamar a que se le explique otra vez pero de distinta manera.

Es por tanto una manera de conocer la manera de entender las cosas de cada uno, una forma de evaluar los puntos débiles del aprendizaje.

Sin embargo, no debe considerarse este método como una manera de medir la inteligencia de un alumno, ni un pretexto para que cada uno se sitúe en su “tipo de inteligencia” renunciando a entender a los demás o a que los demás lo comprendan a él.

Este método supone además un estímulo para los profesores que, mediante él, pueden estudiar a sus alumnos de una manera diferente, comprender sus preferencias, su forma de entender la vida.

A través de esa observación el profesor tendrá la suficiente información como para poder favorecer la integración de los alumnos en la clase, los vínculos que les unen, sus conocimientos y capacidades, la manera de conectar con ellos, sus preferencias académicas y su forma de actuar.

También tiene muchas utilidades para el alumno, puesto que proporciona un instrumento para dar confianza al alumno, dotarle de seguridad y que recupere sus autoestima. No es que sea inepto, es que tiene un tipo de inteligencia, una manera de interpretar el mundo diferente.

Cada persona tiene una tendencia distinta. No es lo mismo un alumno cortical izquierdo que cortical derecho, un límbico izquierdo que un límbico derecho. Cada uno de ellos tiene una manera de entender las cosas, de comunicarse con los demás.

Por supuesto el método Herrmann propone también distintas estrategias para cada uno de estos tipos de alumnos, para comunicarse con ellos, para motivarles, para hacerles las materias más atractivas, más amenas, más comprensibles.

No es igual la manera de enfocar el aprendizaje de las matemáticas o de la literatura para un alumno con una tendencia cerebral determinada que para otro. Unos pueden tener facilidad para una materia y otros para otra, pero uno de los mayores logros del método Herrmann es intentar aprovechar la enorme riqueza que supone disponer de alumnos con distintas capacidades y maneras de comprender el mundo a la hora de abordar una misma materia.

 


10 Herzios

Cuando el cerebro se sitúa en 10 Herzios (nos quedamos dormidos en 7 Herzios), nuestra mente está dispuesta para la relajación, para la concentración. Es la frecuencia también del aprendizaje acelerado, ya que memorizamos con más facilidad y recordamos mejor.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies