El leguaje no verbal y su fuerza

muñecoPor Erika Boeck

La capacidad que cada persona posee para transmitir algo a los demás no se reduce simplemente al lenguaje verbal. Quizá en muchos casos no somos del todo conscientes de lo que estamos transmitiendo a los demás. Esto se debe a que la capacidad expresiva de nuestro cuerpo es muy rica, se podría decir que en muchos casos (por no decir en la mayoría) decimos más de lo que creemos y menos de lo que pensamos.

La capacidad para expresar aquello que queremos no es nada sencillo. Consiste en codificar un pensamiento, teniendo en cuenta el mayor número de matices, de manera que sea entendido por nuestro receptor. Simplemente con nuestra ropa, gestos o actitud les estamos dando a entender algo al resto de personas.

Con la idea de lenguaje no verbal, lo queremos decir es que, por poner un ejemplo, en una persona que va a dar una charla nunca debería reflejarse una expresión de miedo, ya que lo más probable, es que no tenga éxito y no consiga el objetivo que buscaba.

La fuerza de un discurso no viene dada solamente por unas palabras bien dichas, sino que también deberíamos tener en cuenta aspectos como la mirada, la expresión facial, los gestos o la postura.

La mirada tiene su importancia en cuanto que para que se de esa relación entre el emisor y el receptor son necesarias esas miradas recíprocas, lo que denota que se ha producido ese contacto entre ambas personas y que el mensaje ha sido captado.

La expresión de la cara nos dice también mucho, ya que supone el principal instrumento que poseemos para expresar esos sentimientos.

La fuerza que poseen los gestos por su parte, acompañados de las palabras adecuadas, consigue que nuestro mensaje adquirirá mayor fuerza.

Así mismo ocurre con la postura adquirida, que nos transmite una idea de cómo se siente en ese momento nuestro emisor (tanto por su forma de sentarse como su manera de pasearse etc.).

El mejor sistema para conseguir una comunicación satisfactoria es seguir una seria de pasos que van desde una actitud positiva con una clara idea de que es posible mejorar, pasando por una rica adquisición de conocimientos, llegando hasta una práctica o experiencia que nos permita movernos con mayor seguridad y responder mejor ante cualquier imprevisto que suceda a lo largo de nuestra intervención.

A modo de conclusión, la idea que debemos retener es la de que nuestro cuerpo es muy expresivo, lo que significa que puede jugar tanto, a favor como en contra de nosotros mismos. Se trata de saber jugar bien nuestras cartas y ser capaces de controlar la situación midiendo todos nuestros movimientos lo máximo posible. Los resultados que obtengamos dependerán del autocontrol de cada uno. Es un cara a cara que debemos superar en esta comunicación no lingüística. Todo esto nos sirve no solamente para conocernos mejor a nosotros mismos, sino también a los demás.

Ricardo Ros – Cómo dejar de fumar en un día


Si estás leyendo este texto es porque tienes el deseo de dejar el tabaco y necesitas unas instrucciones para poder hacerlo sin pasarlo mal. Es muy importante esta idea: generalmente has oído decir que dejar de fumar es un proceso duro y doloroso. No tiene por qué serlo si sigues las instrucciones que te voy a dar y aceptas las herramientas que te voy a proporcionar
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies