El éxito en los negocios

Por José G. V.

Lo que más me sorprendió cuando descubrí la PNL, es la coincidencia con el principio aristotélico de la causalidad. A cada causa le corresponde un efecto. Nada ocurre por casualidad. Todo tiene su lógica, su por qué.

De esta manera todos somos responsables de nuestro propio destino. Nuestras vidas son fruto de nuestras elecciones personales. El éxito o el fracaso dependen únicamente de nosotros mismos. En tanto en cuanto tengamos claro el objetivo que pretendemos alcanzar, más posibilidades tendremos de alcanzarlo.

Aquí reside la gran dificultad para conseguir el éxito: determinar con claridad una meta específica. Somos libres de elegir cualquier opción. Nadie nos obliga a elegir un objetivo u otro.

Podemos incluso elegir el objetivo de alcanzar el más absoluto fracaso, y lo más sorprendente de todo es que algunos lo eligen…y lo consiguen.

Lo mismo ocurre en el mundo de los negocios. En ocasiones nos sorprende como individuos que aparentemente no son ni más listos ni más capaces que nosotros obtienen mejores resultados que nosotros en el mundo empresarial.

A veces incluso ante estas situaciones nos planteamos dudas sobre nuestra propia capacidad. Podemos pensar que los demás tienen más talento que nosotros y que son de alguna manera superiores a uno mismo.

Estas creencias autolimitadoras están presentes continuamente ene el mundo laboral y empresarial y producen un efecto de paralización que impiden la determinación de asumir riesgos, de tomar responsabilidades.

Nadie en este mundo es mejor ni peor. Todos tenemos capacidad suficiente para hacer cualquier cosa con eficiencia. Debemos asumir que somos personas sin límites, capaces de afrontar cualquier situación con éxito.

Para ello no hay mejor base que esperar tener confianza en el éxito. Si confiamos en él, no hay duda de que llegará. La vida es en la mayoría de los casos un simple reflejo de las expectativas que depositamos en ella.

Si tenemos la convicción de que una empresa merece la pena, pongámonos en marcha con todas nuestras fuerzas.
El pensamiento es el verdadero motor del mundo. Nada se mueve , nada cambia en el exterior si previamente no se ha producido en la mente. El mundo exterior de cada uno es un reflejo de su mundo interior.

Si queremos cambiar algo de nuestra vida deberemos empezar por cambiar aquello que no nos gusta desde nuestra propia mente, desde nuestro propio pensamiento.

El mundo de los negocios no es sino un aspecto más de nuestra vida.

Los principios básicos de la PNL son igualmente aplicables en nuestra vida privada que en nuestra vida profesional.

Con idéntica naturalidad conseguiremos nuestra plena realización aplicando estos principios en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Un pensamiento positivo y la convicción de que conseguir el éxito está en nuestras manos son la base para un completo desarrollo profesional.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

 

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies