Estar presentes…

presentePor Alexandra Vrsalović Honorato

¿Cuántas veces en un día, en una hora tal vez, tu mente escapa al futuro o recibe información de cosas ya pasadas? ¿Te ha pasado?

 

¿Te parece familiar esto de que el cuerpo está en un lugar pero la mente viaja por el tiempo a una velocidad increíble? ¿Cómo hacer para acceder a un espacio que nos permita vivir aquí y ahora, en cuerpo-mente-espíritu? ¿Cómo lograr mantener esta conexión y no perderla, sin siquiera darnos cuenta de cómo ocurrió?

Escribo y pienso en las distintas prácticas que apuntan a lograr un estado de conexión con el presente… y al hacerlo dejo de estar “aquí y ahora” para irme de viaje por los recuerdos y las imágenes de otras épocas, en busca de información. Descubro entonces que estar presentes es tremendamente enriquecedor, sí, me conecta con mi cuerpo, me permite estar atenta y creativa… pero me parece que también necesitamos de los recuerdos, necesitamos soñar, salir del aquí y el ahora para obtener información valiosa que nos ayude a avanzar, a crear, que nos permita a aprender, crecer y evolucionar… Entonces me surge otra pregunta: ¿cuándo estar presentes, o cómo hacerlo, cómo acceder voluntariamente? Para Richard Moss, autor del Mandala del Ser, habitar este espacio requiere tomar conciencia y plantea que lo importante es darnos cuenta del tipo de pensamientos que nos sacan de esa conexión, para que así podamos parar y volver al ahora o “centro”. Él habla de las historias que nos contamos en relación al pasado, al futuro, lo que los otros esperan de nosotros, etc. Y nos lanza la invitación para conocernos y buscar que lo que hagamos, cada situación o nueva relación que establezcamos esté descontaminada del ayer, libre de anhelos, sin juicios ni expectativas ¡todo un desafío!

Por otra parte pienso en las Esencias Florales, esa energía que al entrar en nuestro cuerpo moviliza el mundo emocional y a través de este contacto podemos ayudarnos a encontrar posibilidades de acceder a este estado de centramiento o presencia. Dentro de las Flores de Bach, “Honeysuckle” permite conectarnos con nuestras vivencias pasadas y habitar el hoy, trayendo sólo los aprendizajes del ayer sin la necesidad de quedarnos atrapados en los recuerdos. “Clematis”, ayuda a acceder al aquí y el ahora, ya que esta flor nos ayuda a salir del mundo de la ensoñación, arraigándonos en la tierra. “Cerato” es una esencia que nos lleva a escuchar la voz interior y entonces en sintonía con nuestra esencia podemos confiar en nosotros mismos. Otra esencia del sistema Bach, que puede darnos una buena dosis de presencia es “Agrimony”, ya que ella nos propone mostrarnos tal cual somos, dejando de lado las máscaras que nos llevan a vivir de acuerdo a lo que los otros esperan de nosotros… Estas son sólo cuatro flores escogidas de un gran ramillete que pueden ayudarnos en este camino de vivir en el aquí y el ahora haciendo brillar nuestra esencia.

También existen diversas prácticas como la meditación, oración, Tai Chi, Yoga, entre las que se me vienen a la mente, y si te pregunto a ti, seguro que surgirán tantas otras posibilidades de alcanzar esos espacios de presencia, de plena conciencia. ¡Tantas formas de acceder! ¿Cuántas personas simplemente al caminar por un prado, mirar el mar, estar con los seres queridos, en el silencio de una habitación o la compañía del ser amado, lo logran?

Tantas maneras a través de las cuales podemos conectar con el aquí y el ahora, y me pregunto ¿cuál es la tuya?, ¿cuál es tu propia manera de habitar este espacio?

¿Qué tal si te das un instante para viajar por tus experiencias y descubrir cuál es tu manera única y particular de estar presente? Puesto que conociendo tu forma particular podrás acceder a ella cuando lo desees y podrás expandir esta posibilidad de conexión para enriquecerte aún más.

Te invito entonces a rememorar alguna de esas tantas veces en que te has sentido 100% presente… Date un tiempo para revivirla y empieza a sentir tu cuerpo, tu respiración, mientras haces esto puedes ir mirando a través de tus ojos para observar todo lo que está ocurriendo…sí, es tu tiempo para acceder a una información muy importante, es tu forma de estar presente… Cuando estés allí, en tu vivencia, ¿qué tal si cierras por un rato los ojos y te adentras en descubrir qué sientes cuando estás habitando ese espacio?, ¿qué ves, qué escuchas, qué emoción es la que tienes…? Puedes tomar conciencia del entorno que hay en esa vivencia en particular, de lo que hay allí, ¿objetos, personas, naturaleza? Date cuenta de los colores, la distancia, profundidad, los contornos, etc. Y fíjate en lo que escuchas, pon atención a reconocer si son voces, sonidos, silencio quizás y a medida que haces esto puedes seguir explorando y así descubrir qué sientes en tu cuerpo, sí, ¿cuál es la sensación al estar allí, plenamente presente? Puedes reconocer alguna zona en particular del cuerpo que te comunique este estado de armonía y conexión… Es probable que también haya algún aroma especial y si prestas atención a tu boca, seguramente descubras un sabor particular… Puedes entrar y salir de allí, para ir precisando a través de estas preguntas, cuál es tu manera especial de estar presente… de esta manera tendrás la clave de cómo volver a estar en conexión con el aquí y ahora cuando lo necesites…

 

Sexo y parejas


Ricardo Ros – Sexo y parejas

Preguntas y respuestas sobre sexo y parejas.


Más información

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies