Estados de ánimo

nosePor Raúl Amat

Podríamos decir que los estados de ánimo son la sal y el azúcar de la vida.

A priori el estado de ánimo nos va a condicionar en lo que es probable que hagamos y lo que no es probable que hagamos. Así por ejemplo si me siento triste, difícilmente organizaré una fiesta en mi casa, si me siento alegre seguramente me anime a cantar en la ducha o a sonreír mientras camino.

El estado de ánimo resulta ser un factor determinante en nuestro bienestar y nuestra salud y sin embargo vivimos como si tuviéramos muy poco control sobre el mismo. No nos damos cuenta de que nuestro estado de ánimo depende única y exclusivamente de nosotros mismos.  Nadie es determinante.

Nuestros estados de ánimo dependen de la interpretación que hacemos de las circunstancias que se producen a lo largo de nuestra vida. Lo importante no es lo que nos ocurre en la vida, lo importante es lo que hacemos ante lo que nos ocurre.

Esto se puede comprobar incluso con las personas que son hospitalizadas para una operación, aquellas que son informadas y tranquilizadas por el médico y las enfermeras tienen una mejor recuperación y permanecen menos días ingresadas en el hospital.

El estado de ánimo y la emoción son fenómenos que afectan a todo el cuerpo y que alteran su fisiología y su química, así como los sentimientos y las acciones de una persona.

Para cualquier persona que se enfrenta a una cirugía el miedo y la ansiedad suelen ser compañeros de viaje, sin embargo si se les informa correctamente del funcionamiento y camino a seguir estos efectos se pueden ver reducidos considerablemente. Si un paciente es avisado previamente de lo que se espera en esa cirugía su seguridad y confianza aumentará, lo que favorecerá su propia curación y evolución.

Nuestro estado de ánimo influye en todo el cuerpo, llega a afectar incluso a la última célula del cuerpo humano. Influye en el sistema inmunológico, en los huesos, en los músculos, etc.

Los estados anímicos y sus emociones no son hechos psicológicos aislados, sin lugar a dudas afectan a todo el cuerpo. El bienestar y la salud dependen de la vida emocional y de las técnicas para dirigir su vida, así como el comportamiento lingüístico.

Cuando se dice que una persona tiene una depresión porque su madre también era de tendencia depresiva y lo habrá heredado en los genes no es cierto. Lo cierto es que ha aprendido ciertas respuestas emocionales por la convivencia durante tantos con su progenitora.

Una vez que sabemos todo esto es el momento de replantearnos muchas cosas. ¿No será el momento adecuado de tomar las verdaderas riendas de nuestra vida y decidir cómo queremos sentirnos y de qué forma queremos favorecer o afectar a nuestro propio cuerpo, a nuestra propia salud.

 
Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies