Especies… humanas

Por Noemí Demi

No son tanto las técnicas sino las personas que las practican, y quizás existen algunos que las modifican o las revolucionan.  ¿Por qué ha de existir un solo modelo válido al que, al parecer, han  de ajustarse las personas de este mundo mundial? Gracias a la PNL se le puede decir a muchas personas aquello de: “Si otro puede, tu también” o “Dentro de ti están todos los recursos” o “Tu mapa de la realidad es tan válido como el de cualquiera”

Me cruzo con muchas personas o seres espirituales viviendo una vida humana, que no se hallan a gusto en este mundo, que no saben qué hacen aquí, que buscan a los suyos, a los de su especie, una ciertamente rara y difícil de hallar. Entre los animales, estoy segura que ninguno se siente deprimido por no ser jirafa o león, no creo que se lleve el modelo cocodrilo como válido, y que todos tengan que hacer el pino con las orejas tratando de parecerse al cocodrilo… Más bien, el león está feliz de ser león, el cocodrilo de ser lo que es y todos tan hermosos… Pero hete aquí que existe la raza humana plena de seres disfuncionales, raros, extraños y neuróticos perdidos… ¿De verdad es así? Por qué una persona ha de ser como otra, por qué no ha de intentar descubrir quién es y cómo es y desde ahí mostrárselo al mundo sin pudor y con deleite… Especies humanas que han de asumir que lo son, en vez de considerarse una sola especie. Modelos sociales, espirituales y de almas. La PNL ayuda a reencuadrar (reframing) situaciones (mi abuela valenciana usaba los refranes para hacer esto, y era una verdadera experta en la materia), y a cambiar de creencias (se lo debemos a Robert Dilts), lo cual abre horizontes inexplorados a muchas personas, es decir, les permite adentrarse en el universo desconocido de sí mismos, y a darse cuenta de que “todo depende del color del cristal con que se mira”. Uno es quién es, y ha de aprender a descubrirlo, amarlo y disfrutarlo. Nadie es más que nadie, ni menos.

Nuestra mente se alimenta de pensamientos, lo mismo que el alma se alimenta de emociones y de vivencias. Si usted no se daría de comer veneno, cómo es que se da pensamientos negativos y emociones negativas… Atrévase a considerar que quizás su punto de vista estaba equivocado, y que tal vez, solo tal vez, usted no es tan raro ni tan disfuncional como algunos pretenden hacerle creer solo porque no se justa el modelo social reinante (a saber: casarse, vivir en la misma casa si tiene pareja, tener hijos si es mujer o tiene cuerpo de mujer, trabajar y mantener a la familia porque es hombre, gustarle las chicas ya que es hombre o viceversa…) Nada es como parece, y las apariencias suelen engañar.

La libertad de ser quién uno es proporciona más alegrías que nada en este mundo. Una persona medianamente en paz consigo misma exuda serenidad por todos los poros de su piel. Ahora bien, a los seguro/as de sí mismos/as se les suele tachar de “prepotentes” y suelen estar más bien solos… Use la PNL para reencuadrar su vida y cambiar ideas, desechar creencias obsoletas y abra sus alas a la vida.

Existen personas que usan sus recursos de forma natural, nacieron con el manual de instrucciones de su ordenador central bajo el brazo, ¡genial!, pero para todos los que se olvidaron de traerse consigo dicho manual, existe la PNL para ayudarles a descubrir como funciona el maravilloso ordenador que hay en su cabeza, en su alma… Búsquese un coach/terapeuta de PNL que camine lo que habla (es decir, sea congruente) y pídale que le ayude a descubrir quién es usted. Viajar por su universo interior es una aventura fascinante, como lo es descubrir las diferentes especies humanas que somos.

Nunca le permita a nadie que opine sobre usted, no tolere que nadie sepa más a cerca de usted mismo que usted, o que le diga que está equivocado y que es raro o disfuncional. El verano pasado me contaron a modo de metáfora lo atrevidos que somos de opinar sobre alguien cuando apenas conocemos a ese alguien: “Imagine que entra en una sala a oscuras, está en la más absoluta oscuridad, y usted solo lleva una linterna para alumbrarse. Imagine que enfoca con la linterna un punto de la sala. Ahora trate de deducir o de imaginar el resto de la sala tan solo a partir del trozo que ilumina el foco de la linterna, ¿podría decirme cómo es el resto de la sala? A buen seguro que no. Pues eso es lo que hacemos con las personas: hablamos de ellas cuando solo conocemos un pedacito. Y es más, encima las filtramos por ese filtro que dice la PNL que tenemos a través del cual percibimos la realidad (eso llamado realidad), ¿imagina cómo se ve la calle a través de unos cristales sucios, muy sucios? Pues así nos ven algunos: un trocito de nosotros a través de su filtro sucio. Por consiguiente, no permita que nadie le diga que es raro o diferente, y si lo hace alguien, respóndale que usted es otra de las especies humanas, ni mejor ni peor, tan solo diferente… Especie.

Jose Luis Lashayas – Vamos a mejorar

La superación profesional como camino en la trasformación personal
Una guía de las acciones que nos llevaran a una optimización de nuestro esfuerzo encaminándolo a conseguir nuestras metas tanto dentro de nuestra empresa como en el ámbito personal. Un sendero que nos conducirá a que el nuestro éxito profesional interactúe con nuestro desarrollo y evolución personal.
Más información

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies