El proceso del cambio en educación

lupaPor Juan P. Armas

Como hemos visto en un artículo anterior, todo el sistema educativo necesita un cambio. Un cambio profundo, sistemático y, sobre todo, de forma rápida y de evolución constante y duradera.

Para ello, todos los implicados en el proceso deben aportar sus experiencias, tanto positivas como negativas, al objeto de que dicho cambio sea efectivo.

PENSAR SENTIR ACTUAR CERRAR REFLEXIONAR

Veamos ahora que significado le damos a cada uno de los apartados:

PENSAR: Consiste en cada actuación del individuo, que previamente se le da forma en su mente. Antes de la realización de cualquier acción, aunque sea de forma inconsciente, nuestra memoria procesa toda la información que posee y, a partir de la misma, nos autoriza a realizarla. La misma, por tanto, obedece a unos patrones de comportamiento previamente determinados por cada individuo en particular.

SENTIR: Es el segundo paso del proceso. Los patrones de comportamiento seleccionados se ajustan a la realidad en la cual se van a aplicar. De la aplicación positiva o negativa de los mismos dependerá, en gran medida, que dicha aplicación sea efectiva o no.

ACTUAR: Una vez adecuados el pensar-sentir, se pasa a la acción. Esta acción puede provocar resultados variables, pudiendo ir desde el excelente hasta el pésimo, dependiendo de todos los condicionantes e inconvenientes que existan a la hora de su aplicación. No bastará sólo con nuestro ánimo positivo o negativo, lo cual representará un porcentaje de éxito bastante elevado, sino que también influirán otros factores, unas veces controlados y otras no. De ahí la importancia del análisis a posteriori de cada actuación concreta del individuo.

CERRAR: Una vez realizada la actuación, sólo cabe cerrar la misma, lo cual, generalmente, se hace de forma inconsciente y automática. Se termina de realizar la misma y se comienza con otra, semejante o diferente, parecida o totalmente distinta. Pero, en conclusión, otra actuación.

REFLEXIÓN: Una vez terminada la acción, la reflexión o análisis de lo sucedido, se efectúa desde dos frentes claramente diferenciados:

1) desde una perspectiva totalmente inconsciente, que no depende del individuo, pero que analiza todos los aspectos de la situación vivida (tanto positivos como negativos) y los tiene en cuenta para la próxima actuación similar.

2) desde otra, totalmente consciente, en la cual cada individuo es capaz de reconocer los aspectos válidos y no válidos de la misma.

A partir del momento del cierre de cada actuación, todo individuo indaga y analiza cuáles son los cambios que debe introducir en sucesivas actuaciones para convertirlas en EXCELENTES, considerando una acción excelente como la actuación adecuada, que cumpla con los objetivos diseñados en su pensar-sentir. Esto dará como resultado su metamodelo, el cual le servirá de referente futuro.

¿Qué debe hacer entonces cada individuo?

Extraer de cada análisis de las situaciones vividas lo que le convenga conforme a su metamodelo.

Por lo tanto, aquí viene la intervención de los docentes. Una vez que se repitan las actuaciones, y por múltiples ensayos, el actuar se acabará convirtiendo en pensar; lo cual hace que el conflicto entre el pensar y el actuar desaparezca, porque ya no existirá.

Cada docente, deberá procurar, por asociación estímulo-respuesta, que los alumnos conviertan su actuar en pensar; lógicamente, en actuar-pensar adecuado y positivo.

A cada alumno, teniendo en cuenta su edad, su etapa formativa, sus capacidades, su sentido perceptivo dominante, y sus individualidades, habrá que aplicarles un estímulo adecuado, siendo éste quizás el paso más complicado de todo el proceso.

Si se trata de profesionales en cursos de formación no será lo mismo que si hablamos de alumnos de Educación Primaria, Secundaria o Universitaria.

Pero, en definitiva, para cada caso individual, habrá un proceso efectivo y adecuado.

Lo importante es intentarlo.


Ricardo Ros – Cómo dejar de fumar en un día


Si estás leyendo este texto es porque tienes el deseo de dejar el tabaco y necesitas unas instrucciones para poder hacerlo sin pasarlo mal. Es muy importante esta idea: generalmente has oído decir que dejar de fumar es un proceso duro y doloroso. No tiene por qué serlo si sigues las instrucciones que te voy a dar y aceptas las herramientas que te voy a proporcionar
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies