El dragón y la sandía


Foto: Baron(LCC)

Metáforas

Hace mucho tiempo, en las colinas de la Patagonia, había un pueblecito muy pequeño.  Sus habitantes estaban pasando hambre, pero no salían a recoger la cosecha, porque vivían dominados por el temor de un dragón que habían visto en sus campos. Un día, llegó al poblado un viajero, y cuando éste pidió comida, le explicaron que no podían darle nada porque el dragón les impedía salir a los campos. Se trataba dé un hombre valeroso, así que se ofreció para matar al dragón. Cuando llegó al lugar en cuestión, descubrió que no se trataba de un dragón, sino de una enorme sandía. Así que regresó al pueblo y les dijo:

“No tenéis nada que temer, no hay ningún dragón en vuestros campos, sólo una enorme sandía”. Los lugareños sintieron tanta rabia que despedazaron al viajero.

Algunas semanas más tarde, otro viajero llegó al pueblo. Como antes, al pedir comida los habitantes del lugar le contaron lo del dragón. Este viajero también era valiente y se ofreció para matarlo. Los pueblerinos estaban encantados. Pero cuando llegó a los campos también vio la sandía gigante y volvió al pueblo para decirles que no tenían por qué tenerle miedo a una sandía gigante. La gente del pueblo lo cortó en pedazos.

El tiempo transcurrió y las gentes estaban ya desesperadas. Un día, apareció un tercer viajero. Pudo ver lo desesperada que estaba aquella gente y les preguntó cuál era el problema. Cuando le contaron lo del dragón prometió deshacerse de él para que los lugareños pudiesen cosechar sus campos. Cuando llegó al lugar, también vio la sandía gigante. Sacó la espada, entró en el campo y la hizo pedazos. Después regresó al pueblo y comunicó a sus habitantes que había matado al dragón. Los lugareños estaban encantados. El viajero se quedó con ellos durante muchos meses, los suficientes como para enseñarles la diferencia entre un dragón y una sandía.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Etiquetas:

5 Comentarios

  • DEfinitivamente que tan importante es trabajar en el campo de las creencias y tomarlas en cuenta a la hora de procurar cambiosen el comortamiento de las pesonas.
    atte
    Gilberto Acuña

  • Hola, muy buena metáfora de lo que muchas veces encontramos hasta en nosotros mismos, viejos paradigmas que nos impiden avanzar, seguir adelante, y es necesario que llegue alguien a mostrarnos elc amino porque no podemos avanzar, por los temores y las dudas que nos impiden hacerlo, es como el cuento del pigmalión, creemos y actuamos conforme lo que los demás nos dicen. Debemos liberarnos de esos paradigmas y avanzar hacia nuestros sueños.

  • No cabe duda con este cuento…. que pasa debemos arrancar de tajo todo
    loque nos ata a algo….. soos coo ese pueblo viviendo bajoparadigmas….
    hay que desatar las cadenas del pasado, de los miedos y enfrentar el presente.

  • Siiiii…..está claro que a veces para convercer a alguien primero hay que seguirle la corriente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR