Un campo de batalla en el trabajo, mobbing

armPor Ángeles Giner

Ana Belén tiene 31 años y es Diplomada en Magisterio de Lengua Extranjera. Ahora lleva en un Colegio como maestra 6 meses pero antes que este trabajo empezó a ejercer en un academia privada como apoyo a alumnos con dificultades en la materia. En principio su trabajo marchaba bien, pero a los pocos meses el número de alumnos fue aumentando considerablemente sin que el de profesores cualificados lo hiciera a la vez. Poco a poco ella se vio desbordada y sin tiempo para atender adecuadamente a los más de 18 alumnos que tenía por clase, cuando se suponía que eran clases de apoyo con un trato personalizado. Finalmente optó por comentarlo con su jefa y la respuesta que obtuvo fue que se metiera en sus asuntos y que no iban a contratar a nadie más. A partir de ese momento su vida se convirtió en un verdadero infierno por el vacío que le empezaron a hacer sus compañeras, por la constante puesta en duda de su profesionalidad y validez y por las amenazas a las que era sometida por parte de su jefa por el más mínimo fallo. Aguantó esa situación durante más de un año pero ya llegó un momento en el que la ansiedad y miedos por ir todos los días al trabajo (con náuseas, temblores, dificultad para conciliar el sueño, etc.) fueron más que ella y optó por dejar el trabajo.

El acoso laboral o acoso moral en el lugar del trabajo, conocido frecuentemente a través del término inglés mobbing (“asediar, acosar, acorralar en grupo”) es tanto la acción de un hostigador u hostigadores conducente a producir miedo o terror en el trabajador afectado hacia su lugar de trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador. Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles en el trabajo por parte de sus compañeros o de sus superiores.

Dicha violencia psicológica se produce de forma sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y a la misma en ocasiones se añaden “accidentes fortuitos”, y hasta agresiones físicas en los casos más graves.

Este tipo de acoso suele venir dado por envidia, celos, competición o incluso la promoción de la persona. Aunque anteriormente su trabajo había sido valorado positivamente ahora las cosas cambian como por arte de magia y las críticas comienzan a ser sistemáticas e injustificadas.

Lo que se busca es aislar tanto social como laboralmente a la víctima con el consiguiente proceso de desvaloración personal y la destrucción de la autoestima, llegando incluso a ser considerado como una persona con graves problemas de personalidad o ser una persona conflictiva. Lógicamente, debido a la hábil manipulación a la que ha sido sometida su reputación parte de su acosador o acosadores.

Como resulta razonable, la víctima entra en una espiral de deterioro tanto mental como físico: trastorno del sueño, irritabilidad sin motivo, depresión, ansiedad, hipervigilancia, etc.

Generalmente el desenlace de estas situaciones suele ser que la víctima abandona la empresa voluntariamente (ya que la situación se le hace insostenible) o forzosamente (mediante un despido). En algunos casos incluso llega pedir el traslado a otras dependencias aunque hay veces en las que no se soluciona el conflicto ya que los tentáculos del acosador llegan hasta su víctima una vez trasladada o incluso cuando trata de desarrollarse en algún puesto de trabajo completamente independiente del anterior mediante informes negativos, llamadas calumniosas, etc.

Por lo tanto en la mayoría de los casos la recuperación completa de la víctima no se produce en años o incluso hay veces en las que ya nunca recupera del todo sus capacidades.


Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies