Corteza cerebral

Por Juan Carlos Riesco

Si por casualidad tuviéramos la posibilidad de comparar los cerebros de distintos mamíferos, entre ellos contando con un cerebro humano, nos daríamos cuenta enseguida de que la mayor diferencia entre todos ellos reside especialmente en la corteza (la sustancia gris que rodea el cerebro). Esto se debe a que conforme la evolución va más avanzada y es mayor, la dimensión que ocupa esta corteza cerebral es así mismo mucho mayor. Estas arrugas y pliegues que lo conforman permiten que quepa una mayor superficie cerebral en los límites del cráneo humano.

Es aquí en la corteza donde se consigue interiorizar todo aquello que vemos, oímos, en general percibimos. Este es lugar por el que hablamos, recordamos, escribimos, pensamos, evaluamos etc.

Para estudiar el cerebro los neurólogos han dividido cada uno de los hemisferios este órgano en cuatro diferentes áreas, todas ellas conocidas como lóbulos: el frontal, el temporal, el parietal y el occipital.

Las vías de comunicación sensoriomotora entre las partes del cuerpo que controlan y los hemisferios están cruzados, es por esto por lo que el hemisferio izquierdo controlará la parte derecha de nuestro cuerpo y el hemisferio derecho la parte izquierda de nuestro cuerpo.

De esto se deduce que cuando movemos la pierna izquierda, esta orden precede de nuestro hemisferio derecho. Esto no solo ocurre con las señales motoras, sino que con el campo visual por ejemplo sucede lo mismo.

Aunque a simple vista ambos hemisferios nos parecen exactamente iguales, esto no es así. Anatómicamente son bastante diferentes. Ambos lados del cerebro ejecutan acciones o funciones muy diferentes.

La mayoría de nosotros controlamos con el hemisferio izquierdo la habilidad lingüística o la numérica. El lado derecho en general dirige habilidades espaciales complejas, tales como aspectos de ejecución musical o artística.

Ambos lados o hemisferios se comunican a través de un conjunto de axones, que es conocido con el nombre de cuerpo calloso.

En el supuesto de que esto se seccionara, ambos lados del cerebro quedarían totalmente incomunicados. Esto es conocido con el síndrome de desconexión y gracias a este tipo de pruebas se ha podido comprobar que la sede del lenguaje se encuentra en el hemisferio izquierdo, y que en el derecho se encuentran las habilidades espaciales.

Es por esto por lo que las diversas lesiones que puede uno sufrir en la corteza del cerebro traen consigo perturbaciones de muy diversa índole.

Así por ejemplo un caso muy extremo sería en el caso de las lesiones en el área asociativa de los lóbulos parietales, que lo que producen es un deterioro de la percepción de las relaciones espaciales, algo que por supuesto afecta a la percepción que tiene de su propio cuerpo.

En casos muy graves las personas llegan a negar la existencia de aquellas partes del cuerpo que se encuentran en el lado opuesto a la lesión.

No se afeitan la mitad de la cara o no la peinan, y en el caso de que se les pregunte el por qué, niegan que esa parte del cuerpo sea suya.


Las ranas hacen CHOP

Ricardo Ros – Las ranas hacen CHOP Cómo conseguir mis objetivos

El cerebro humano está equipado con múltiples sistemas de pensamiento. Todos los seres humanos podemos utilizar todos los sistemas de pensamiento, no solo el lógico. Tener una inteligencia práctica supone hacer las cosas de forma deliberada para producir un efecto. La inteligencia es una herramienta que sirve para ser usada de forma práctica. Hay muchas personas con un alto grado de inteligencia (Cociente Intelectual elevado), que no saben desenvolverse en la vida. Hay muchas personas con cualquier grado de Cociente Intelectual, incluso bajo, que saben resolver las cuestiones que se presentan en su vida. En eso consiste la inteligencia práctica. La Inteligencia práctica se puede aprender. Basta con saber sus secretos. CHOP: Comenzar, Hacer, Observar, Pensar. Esta es la base de la inteligencia práctica.
Más información

Etiquetas:,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies