Conductas de vida

Foto: Tim Pearce(Licensed Under Creative Commons)

Foto: Tim Pearce(Licensed Under Creative Commons)

Por Irma E. Velázquez

Nuestra mente esta conformada de una parte consciente siendo esta la parte visible, de lo que nos damos cuenta, y una parte inconsciente que es la parte oculta o sea lo que no podemos darnos cuenta. Es este inconsciente el responsable de una gran parte de nuestros comportamientos en la vida, aquí es donde se encuentran ubicadas nuestras creencias, que son generalizaciones que hacemos, basadas en experiencias pasadas. Las creencias, modelan nuestras reacciones y comportamientos, y la mayor parte de las veces resulta difícil identificarlas, no son lógicas ni coinciden con la realidad, estas creencias nos dirigen hacia ciertos comportamientos que pueden ser positivos y negativos. En el área de salud, le llamamos conductas salutogénicas y conductas patogénicas.

“Tus pensamientos se reflejan en tu cuerpo y en tus acciones, tanto las emociones positivas y negativas serán reflejadas, ya que nuestro cuerpo y comportamiento es el reflejo de nuestra mente”

Las creencias son de gran importancia, ya que si una persona cree de verdad en algo, se comportara de un modo congruente a esa creencia, y también cuando una persona cree que no puede hacer algo, encontrara la manera para que las cosas no sucedan.
Las conductas salutogénicas nos conducen a la adquisición de todo lo benéfico y positivo en nuestras vidas e incluyen el área física, emocional, mental, espiritual, social, familiar y profesional; juegan un papel importante por que a partir de ellas se determinan nuestros hábitos, habilidades, conductas y relaciones, también buscamos el medio ambiente apropiado para desarrollarlas.

Creencias como “soy una persona sana”, “soy una persona asertiva”, “las oportunidades siempre se me presentan” ” Lo que hago siempre me conduce al bien”, ” Siempre tomo el lado bueno de las cosas” etc. , nos llevan a tomar hábitos y conductas para conservar nuestra salud y equilibrio integro y buscar el medio ambiente adecuado para llevarlas a cabo, las personas que piensan de esta manera, están en el momento y en lugar justo de las oportunidades, encuentran de cada momento lo positivo para triunfar y ser felices en la vida, esperan y creen en un futuro alentador, tienen y practican hábitos que lo llevan a la salud física, como es el ejercicio, la dieta adecuada, manejo apropiado de las emociones etc.

Una conducta salutogénica es también expresar nuestros sentimientos sin ofender a los demás ni a uno mismo, tener pensamientos positivos, y estar seguros que somos merecedores de estar sanos y sentirnos bien física y emocionalmente y que somos merecedores de amor y de éxito.

Las conductas patogénicas nos conducen a todo lo que produce algo negativo en neutras vidas e incluyen el área física, emocional, mental, espiritual, social, familiar y profesional. También aquí las creencias juegan un papel importante ya que estas serán limítrofes, la vida de las personas con estas creencias esta llena de “no puedo” “no tengo habilidad para…” “No soy bueno para…”. Son el tipo de personas que siempre les va “mal” y eso no es casualidad, sino que sus conductas y el medio en que se desarrollan siempre van dirigidas a buscar los dramas de la vida e involucrarse en ellos, así vemos que existen personas con “predisposición” a los accidentes, ya que estas personas necesitan estar en continuo riesgo para afirmar así su creencia limitante, hay personas que se pasan la vida enfermos, o hay personas que se enferman el fin de semana, o el día de un compromiso importante, para así tener una justificación por no asistir al compromiso que los llevaría a el éxito o ser felices, y luego tener un pretexto para decir que la vida los trata mal, que la gente es odiosa o egoísta para con ellos, que las oportunidades no existen, y así justifican su infelicidad y su fracaso.

También estas personas tienen hábitos que los lleva al deterioro de su salud física, y se refleja en su dieta, en las formas de diversión, con el tipo de gente que se relacionan, y es que nosotros nos relacionamos con la gente que cubre nuestras necesidades de acuerdo al estado emocional en que nos encontramos.

Muchas veces he escuchado decir “es que yo soy así” ” yo nunca cambiare” “Es que yo nunca he podido hacer eso”. A eso se le llama resistencia al cambio. Los cambios emocionales generan liberación de hormonas algunas buenas para nuestro organismo y salud como son las endorfinas, llamadas también hormonas de la felicidad, y otras perjudiciales como la adrenalina. En cuestión de segundos, cada uno de nuestros pensamientos y sentimientos influye en la química del cuerpo. La relación que existe entre mente cuerpo es totalmente estrecha, así, de esta manera, nuestras creencias pueden mantenernos sanos o enfermos, felices o infelices, realizados o frustrados, exitosos o fracasados.

Para algunos enfermarse es una buena manera de llamar la atención y de reforzar así su inseguridad. Las personas que se sienten realizadas y se aman, se enferman y se accidentan menos en comparación a las personas inseguras y llenas de pensamientos negativos, por que cuando reprimimos emociones y sentimientos están afectando nuestra salud y tomamos el papel de “mártir” o de “victima”.

Una conducta salutogénica es también expresar nuestros sentimientos sin ofender a los demás ni a uno mismo, tener pensamientos positivos, y estar seguros que somos merecedores de estar sanos y sentirnos bien física y emocionalmente y que somos merecedores de amor y de éxito.

“Nosotros no podemos cambiar el mundo, pero si podemos cambiar nosotros y así cambiar nuestro mundo”

Cambiar nuestras conductas y creencias no es fácil, pero es posible hacerlo, nosotros no nacimos con creencias, estas se fueron formando durante el transcurso de nuestra vida y estas creencias pueden ser
algunas veces de recursos y otras veces creencias limitantes. A partir de estas creencias desarrollamos habilidades y conductas para llevarlas a cabo y reforzarlas, ya que si no las reforzamos estas se extinguen. Con esto te quiero decir que nuestras creencias limitantes, podemos remplazarlas aprendiendo unas nuevas creencias de recursos, es común que al querer hacer estos cambios exista resistencia, pero si lo intentas, te aseguro que los resultados serán favorables y de éxito para ti.
“Cuando tu crees que puedes es verdad, y cuando crees que no puedes eso también eso es verdad. tu verdad”

Ejercicio

1. Realiza una lista de las conductas patogénicas que tu tengas. Como es el fumar, ingerir alimentos mal balanceados, ser una persona conflictiva, etc.

Recuerda, es todo aquello que realizas que te lleva al deterioro en cualquiera de las áreas, la física, mental, emocional, espiritual, social, familiar y profesional.

2. Realiza la misma lista anterior solo que ahora con las conductas salutogénicas.

3. Una vez que sepas cuales son tus conductas salutogénicas y patogénicas, identifica ahora qué creencia esta atrás de esta conducta.

4. Identifica las creencias de recursos y las creencias limitantes por áreas: física, mental, espiritual, social, emocional, familiar y profesional

5. Elimina las creencias limítrofes y practica continuamente las creencias de recursos. Una manera de hacer en cambio en forma adecuada es:
– Identifica la creencia limítrofe actual (estado actual)
– Identifica la creencia de recursos que deseas tener (estado deseado)

6. Una manera fácil de cambiar las creencia limitantes a creencias de recursos es tomando la creencia limitante y cambiándola a conceptos positivos.

7. Identifica cuales son las habilidades y capacidades que tienes para desarrollar esta creencia de recursos, para pasar del estado actual, al estado deseado.

8. Inicia a practicar tus creencias de recursos que te llevara al éxito y la felicidad en todas las áreas de tu vida.


 

Musica para que jueguen los niños

CD MÚSICA PARA QUE JUEGUEN LOS NIÑOS

Ritmo, compás, melodías. Todas las investigaciones actuales hacen especial hincapié en la vital importancia que tienen las tempranas experiencias del niño, a través sobre todo del juego y de la música para su desarrollo intelectual, motriz y social..

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies