Cómo superar el fracaso y seguir adelante

Por Edith Gómez

Si las decisiones que hasta el momento has tomado, consideras que no han sido las mejores, o te sientes que has fallado, no te preocupes, eso sólo representa un motivo para continuar adelante y ser feliz, pese al fracaso.

Cuando vamos en pos de una meta o un sueño, muchas veces el camino no resulta tan sencillo como habíamos imaginado inicialmente, y es justo ese el momento en el cual es preciso hacer una pausa para reconsiderar las ideas que teníamos en principio y seguir adelante. Es sólo un momento para tomar un impulso con más energía, o simplemente nuevas ideas.

Algunas veces vemos los retrocesos como si fuesen algo negativo, pero la fórmula no siempre resulta de la misma manera, pues, tal como sostenía Steve Jobs, uno de los emprendedores más exitosos jamás que haya podido existir: “Si una persona renuncia a algo es porque no lo ama realmente”. Jobs, de ser un estudiante sin un camino aún claro del todo, pasó a convertirse en el máximo accionista de Pixar. Sus creencias eran firmes: “quien se dedica a algo que no ama renuncia o abandona totalmente la tarea o misión en el trayecto del camino”.

Muchas veces no hay nada malo con renunciar a una idea, más que permanecer fijo a ella de manera infructífera, ya que esto indica que debemos trazarnos nuevos objetivos. Creemos muchas veces saber lo que queremos, cuando en realidad luego notamos que ese camino no era el que verdaderamente deseábamos. Ante ello, vale retroceder para reimpulsarnos.

Los máximos logros y la realización de los sueños en nuestra vida exigen mucho esfuerzo y constancia, especialmente requiere de fe en la misión a la que nosotros mismos nos hemos destinado.

Cuando nos detenemos, quiere decir que estamos abriendo nuevos horizontes en nuestra mente y que, posiblemente, estamos ante la osadía de emprender nuevas aventuras. Al iniciar un proyecto, las cosas sucederán en la realidad un poco distintas a cómo las hemos imaginado, por eso es importante adaptarnos, e ir descifrando el enigma que representa el camino que hemos escogido.

A continuación, queremos darte cinco recomendaciones para que las recuerdes en aquellos momentos cuando sientes que estás a punto de retroceder en tus proyectos, y que estos puedan hacerte sentir bien.

1. No es un fracaso: no se trata de esto, ni de un capítulo final, es sólo un instante para la reflexión y rectificación de nuestros pasos.

2. Medita: obséquiate un momento para pensar profundamente sobre tu proyecto. Sólo tú eres responsable de tus decisiones, incluso cuando se trata de una empresa o un grupo, las decisiones respecto a tu persona las tomas solamente  tú. Reflexiona sobre lo que realmente deseas.

3. Disfruta: disfruta cada etapa de tu vida, y si es necesario, evalúa otras alternativas, especialmente si sientes que solamente estás padeciendo sufrimientos y angustias, o te sientes triste. Evita caer en depresiones por motivos laborales, pues el trabajo ocupa una parte importante de nuestras vidas y por ello es importante dedicarnos sólo a lo que amamos.

4. Aprende a vivir con inspiración: si posees mentalidad abierta, verás cómo cada detalle se convierte en un momento de inspiración. Si estás atravesando un momento crucial en este instante de tu vida, toma un momento a solas contigo y reflexiona. Encontrarás en muchas partes todas las respuestas que necesitas, si aprendes a vivir con inspiración. Por ejemplo, en las palabras de algunas personas para quienes somos importantes, en películas, en el arte, en lecturas, en la naturaleza, entre otras. Para toda persona exitosa, siempre hay una fuente de inspiración.

5. Toma un descanso: esto es sumamente importante para que tu cerebro pueda funcionar de la mejor manera, el descansar por lo menos 7 horas diarias, y este es un hecho comprobado por múltiples estudios. Algunas veces, esto es lo más que necesitamos, que nuestra mente, en medio de la tormenta, tenga un descanso. Dale el aspecto más acogedor a tu habitación, y relájate, pues tu mente será tu motor principal para generar nuevas ideas y continuar adelante.

Recuerda que es necesario estar en calma para ver las cosas desde una perspectiva distinta y estar atento a cualquier posibilidad que pueda presentarse, ya que las oportunidades aparecen y si nuestra mente está turbia no logramos visualizar con claridad.

Cuando te percatas del camino que otras personas exitosas han recorrido, podrás comprobar que la mayoría pasó momentos de incertidumbres o grandes dificultades, pero que lograron superar. Así que no hay proyectos, sin retos. Llénate de valor y vive con plenitud.

Etiquetas:,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies