Corregir a los niños

Por Daniela Hernández

Para que los niños pequeños sepan cómo deben actuar o si sus acciones son correctas, debemos indicárselo claramente, están aprendiendo y es el mejor momento para que adquieran una base de buenos hábitos. Para corregir a un niño hay que tomar varios factores en cuenta: hay que mostrar signos visibles de que se le quiere siempre, cuando hace algo bien o por lo menos lo intenta hay que alabar su esfuerzo, cooperar en todo momento con él para que asimile hábitos positivos y abandone los negativos y por supuesto reforzar su capacidad de autonomía permitiendo que realice por si mismo las cosas que sean aptas para su edad y capacidad.

Lo que resulta completamente desfavorable es no explicarle bien las cosas ya sea por pereza o por aburrimiento ya que eso implica que pueda desobedecer con mayor facilidad.

Por otro lado debemos hacer especial hincapié en qué está bien, qué está mal. Tenemos que evitar perder los nervios y ser más listos que él gracias a nuestra madurez y años de experiencia. Por el contrario lo que hay que hacer es mostrarnos seguros y firmes ante lo que decimos y exponemos para que vea que la rabietas o enfados no le llevarán a conseguir lo que quiere.

Lo que hay que hacer es reforzar los comportamientos y actitudes positivas (puede ser algo verbal) y eso hará que el niño las vaya asumiendo como hábitos, por lo que finalmente las hará de una forma inconsciente y sin esfuerzo. Por otro lado las acciones inadecuadas deberán ser explicadas y en los casos que procesa castigadas.

Lo que hay que evitar a toda costa es predicar algo y no llevarlo a cabo. Los niños actúan mucho por imitación, por lo tanto si ven a los padres decir algo y hacer lo contrario además de confundirlos los lleva a no creer en lo que dicen sus padres. Tengamos muy en cuenta que nos van a tomar como modelos o ejemplos.

Por otro lado en lugar de concederles el 90% de nuestra atención a sus actos incorrectos deberíamos conceder más importancia a lo que hacen correctamente recompensándolos con elogios tanto personales como público. Con eso hacemos que su autoestima se afiance y crezca positivamente. Si además el elogio lo reforzamos con una sonrisa, una caricia o un beso su efecto será mucho mayor.

Aunque lo intentemos hay veces en las que mediante la palabra no conseguimos que nuestros hijos entren en razón mediante diálogo, pensemos que hay veces que ni los adultos entramos en razón mediante las palabras, como para hacerlo los niños…

El castigo tiene una función para la educación del niño y es el saber que si no se respetan los límites o se saltan las normas es mucho peor. Por supuesto a la hora de poner un castigo los padres deben ponerse de acuerdo para que exista una coherencia y las cosas se cumplan como se ha marcado.

El castigo produce o debería producir sobre los niños autocontrol, siempre combinado con paciencia, interés y comprensión. Los niños son niños y nuestra labor además de disfrutar con su compañía educarlos para hacerles la vida más sencilla y comprensible cuando crezcan.

 

Varios autores – Nuevos enfoques en educación

Podemos utilizar una analogía para explicar la forma en que podemos aumentar nuestros estilos de aprendizaje. Cuando vamos a pescar no se nos ocurre ir con un sólo anzuelo, seria absurdo algo así, porque si lo perdiéramos estaríamos desperdiciando todo el día. Igualmente, si fuéramos con un sólo anzuelo tampoco podríamos pescar diferentes tipos de peces, ya que hay distintos anzuelos apropiados para cada tipo de pescado. Tendremos más posibilidades de éxito cuantos más tipos de anzuelos llevemos en nuestra bolsa. Esto, que es algo evidente para ir a pescar, parece que no lo es tanto para bastantes estudiantes a la hora de ponerse a utilizar sus estilos de aprendizaje.
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies