¿Cómo me ven los demás?

tosee

Foto: Leymi(LCC)

Por Yohara Gil

Hasta el más indiferente de los mortales se preocupa por lo menos una vez al día de cómo le ven los demás, cual es la percepción que la gente tiene de él, y de si se ajusta esta percepción con la que uno tiene de sí mismo. “No sé. Yo nunca me he visto guapa- dijo la Miss, mientras sonreía y dejaba ver unos dientes blanquísimos y perfectos enmarcados por unos labios sonrosados y perfectos-.”

La percepción que cada cual tiene de sí mismo puede ser más o menos ajustada a la realidad y nos preocupa que los demás puedan ver en nosotros cosas distintas de las que queremos dejar ver.

La importancia que damos a esa opinión que los demás tienen de nosotros mismos depende de cada persona, de lo influenciable que cada uno sea. De la importancia que cada uno de nosotros demos a las relaciones con los demás.

Hemos oído habla de “niños salvajes”, que se han criado solos en un bosque sin relación con los demás. Los problemas psicológicos que han sufrido esas personas privados de relaciones han sido, la mayoría de las veces, irreparables.

Somos seres sociales y por lo tanto necesitamos la aprobación de los demás. Para la mayoría de las personas, el amor, la amistad, el cariño son imprescindibles.

Otras personas, sin embargo, parecen poder prescindir más de los demás. Parecen más independientes, taciturnos, incluso misántropos, y las relaciones parecen pasar a un segundo plano. No obstante, ni siquiera el más huraño de los mortales puede prescindir por completo de los demás. Nadie puede substraerse a la curiosidad de cómo lo verán los demás.

Las relaciones humanas son tan variadas como lo son los propios seres humanos.

Posiblemente nuestro círculo de relaciones se extienda a diez, veinte, cien, quinientos o cien mil individuos, no importa, cada relación interpersonal con cualquiera de ellos será sin duda única e irrepetible. Cada relación es un mundo, se ha dicho. No hay dos relaciones iguales de la misma forma que no hay dos visiones de la realidad idénticas.

La visión que nosotros mismos tenemos de los demás está enormemente influenciada por la relación que tenemos con esas otras personas.

Si no tenemos apenas relación con otra persona podremos ofrecer una visión más fría, más aséptica de cómo es, mientras que si existe una buena o una mala relación con la otra persona la visión que tengamos de ella también estará influenciada por la cordialidad o la aversión correspondiente.

“Fulanito es muy, muy feo, pero como lo quiero tanto ni me fijo en lo feo que es.”

Esto parece obvio, pero no lo es tanto cuando pensamos en como algunas personas con las que nunca antes hemos tenido relación nos caen automáticamente bien o mal, según el caso. ¿ Será cuestión de química?

Además ¿cómo es posible que personajes a los que sólo conocemos por la televisión o por las revistas nos caigan bien o mal? Pero si no los conocemos. No los hemos visto en la vida. Sólo sabemos de su imagen externa. Si realmente llegásemos a conocerlos sin duda nos llevaríamos muchas sorpresas.

No obstante, hay una máxima que nos ayudará en nuestras relaciones interpersonales: “lo importante es intentar ser siempre uno mismo, y no cómo los demás quisieran que fuésemos”.

Este puede ser el secreto para estar a gusto y satisfechos con nosotros mismos y al mismo tiempo ser más tolerantes con los demás.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

3 Comentarios

  • Es cierto, hay que tener confianza y expresarse honestamente uno mismo.

    El factor que interviene en todo esto, es el Ego, al Ego le gusta expandirse, agrandarse, por eso muchos buscon Exito, pero realmente no hace falta el exito para ser feliz, creo yo.

    Por otra parte, opino que cada vez que realizamos una acción que implica pensar en los demás, dejas de ser tu mismo.

    Saludos!

  • debenmos tratar a los demas tal cual queremos nos gustaria ser tratado…
    no hay q olvidar que antes de ser seres racionales,somos seres emocionales…y la emocion mas grande del ser humano.es el deceo de grandeza..si queremos caerle bien a alguiem…simplemte hay que demostrar sincero interes en la persona…

  • es cueston de manejar tu vida muy bien

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR