¿Cómo estar más seguro de ti mismo?

Edith Gómez

La mayoría de personas está familiarizada con el famoso dicho: “Como un hombre piensa, así es”. No es solo un eufemismo. Eres lo que piensas y tus pensamientos se convierten en tus acciones. Sin embargo, la mayoría de nosotros dejamos la parte de “qué pensamos de nosotros mismos” a factores externos sobre los que no tenemos control. Por ejemplo, otras personas.

Este comportamiento está confirmado por las personas que gastan tanto tiempo editando una foto para publicarla en sus redes sociales, solo para conseguir esos likes. Cada like es como una validación de algo. Qué tan inteligentes o atractivos somos. Entonces, ¿qué sucede cuando tu círculo social no tiene un buen día y no afirma lo que quieres? Tampoco es su obligación hacerlo. No necesitas validación de nadie para tener una imagen positiva de ti mismo y tampoco debe afectarte lo que otros piensen de ti.

Aquí te mostramos algunas formas en que puedes tener afirmaciones positivas para validarte a ti mismo cada día.

Conforme envejecemos, nos enfocamos más en lo que nos falta

Tu mente es tu último campo de batalla. La mayoría de gente toma decisiones basados en sus experiencias pasadas y las cosas que han visto. Es por eso que conforme pasan los años, nos volvemos algo pesimistas. Por lo tanto, debes reprogramar tu mente cada día con ideas y pensamientos positivos. Necesitas decirte a ti mismo cada día que eres lo suficientemente bueno, lo suficientemente inteligente y lo suficientemente fuerte.

Siendo consistente en esta repetición, tu mente empezará a creer lo que oye. Como ahora no puede distinguir la diferencia entre la realidad y tu subconsciente, cuando empiezas a pensarlo, empiezas a creerlo y te ves a ti mismo convertirte en lo que piensas.

No debes esconder tus debilidades

Pasamos mucho tiempo intentando mejorar nuestras debilidades y ser algo que no somos. Esto es un enfoque equivocado. Aceptar tus debilidades no solo es más efectivo, sino que puede ayudarte a superarlas. Si por ejemplo te han dicho que eres muy emocional y sensible, no ser emocional y sensible puede ser como ir en contra de tu propio ADN. Tus debilidades son el lado contrario de tus fortalezas, como una ventaja para cada desventaja. Ser perfeccionista probablemente se relaciona a prestar mucha atención a cada detalle.

Lo primero que necesitas hacer es: dividir una hoja en dos, con todos tus “defectos” o cualquier aspecto negativo con pensamientos limitantes en un lado, y en el otro lado poner lo que piensas que es la ventaja de ese defecto. Si piensas que eres muy mandón, al otro lado puedes poner habilidad de liderazgo. Si eres muy competitivo, al lado escribe que eres ambicioso. Escribir las cosas te ayuda a visualizarlas y actualizarlas.

Cuando escribas tus ventajas y desventajas, intenta encontrar el equilibrio. La próxima vez que trates con alguien, se consciente de cómo eres en realidad, si estás siendo muy agresivo es tal vez porque te quieres forzar a ser de un modo u otro, tomate un momento y recuerda esa división que hiciste en tu lista.

Dilo fuerte todas las mañanas

Cuando te miras en el espejo cada mañana, ten una conversación contigo mismo. Si necesitas cerrar un trato, debes decirte a ti mismo que sí puedes y así podrás hacerlo. Esto puede parecer raro, pero nos lleva al punto de arriba, cuando lo escuchas suficientes veces, empiezas a creerlo y lo que crees se materializa. Entonces, recuerda todas las mañanas tu visión y has que se convierta en tu realidad.

Nada bueno proviene de la envidia y odio hacia uno mismo

La hierba que es más verde es porque han puesto más trabajo en ella. Para ser lo que deseas o tener las cosas que quieres y/o envidias, simplemente debes trabajar más duro por ello. No obtienes nada bueno de la envidia y el odio hacia ti mismo. Debes tener presente las cosas por las que estás agradecido y recordarte a ti mismo lo afortunado que eres por estar vivo, vas a tener un largo camino cuando quieras validación o necesitas un impulso externo para sentirte bien contigo mismo.

Cada día es una oportunidad para trabajar en ti más que el día anterior. Darte cuenta, apreciar lo que tienes y lo lejos que has llegado, es la afirmación que necesitas para que creer que eres valioso y lo mereces.

Escuchar todo pero no atarte a nada

Los críticos son una parte esencial de la vida y necesitamos las críticas para crecer. Cada jardín necesita que llueva para crecer, pero no puede llover siempre, de otra forma no podríamos disfrutar la belleza del verano y las flores de primavera. Así es, exactamente como la naturaleza funciona, con todo lo malo viene lo bueno.

Si alguien dice algo negativo de ti o te critica, escúchalo, evalúalo, determina si es útil o no y sigue con tu vida, aunque sean tus padres o tu jefe. Eso es lo mejor que puedes hacer por ti mismo. No quedarte con nada de lo que digan, a pesar que puede afectarte. Siempre hay una lección que aprender al sufrir algún dolor emocional, asegúrate de aprenderla, crecer como persona y seguir hacia adelante.

De nosotros depende aceptarnos y apreciarnos tal como somos. No necesitas la validación externa, no le puedes caer bien a todo el mundo. Es algo que debes aceptar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies