Cómo establecer prioridades en tu vida

Edith Gómez

Establecer prioridades en tu vida es importante, ya que te ayudará a alcanzar los objetivos que te hayas propuesto en tu vida, así como también te permitirá ser mucho más productivo.

De acuerdo a cómo traces tus objetivos, podrás realizar un patrón de prioridades que contribuyan a que seas realmente eficiente en tu trabajo, y en tu vida en general. Para tener más claridad sobre la importancia de establecer prioridades en tu vida, te será de gran ayuda leer este artículo de Gananci.

Muchas veces en la vida debemos tomar decisiones, bien sea en entorno personal o laboral, y es allí el momento en el cual empezamos a sentir inquietud porque deseamos estar bien con todos, y quedar bien en todos lados.
Sin embargo, el hecho de angustiarnos, no logrará solventar nada, solamente nos generará estrés, y la toma de decisiones será mucho más complicada.

En otras circunstancias, tenemos la intención o necesitamos ejecutar varias labores, pero no tenemos de nuestro lado el factor tiempo. Una vez más, sentimos angustia y nos preguntamos: ¿Qué debo hacer primero, cuando todo parece importante?

Tomar decisiones entre las cosas que consideramos importantes no es fácil, no obstante, podemos aprender a decidir de manera efectiva.

Cómo definir las prioridades

Para lograr definir nuestras prioridades en la vida, pese a que no existe un método infalible, podemos optar por varias alternativas. Lo primero es cuestionarnos sobre lo que más resulta importante para sentirnos bien con nosotros mismo, no con los deseos de los demás, sino con nuestros compromisos personales.

Un par de ideas para establecer prioridades serían las siguientes:

1. Empezar a escribir todas las tareas que debemos realizar.

2. Aquellas tareas que no dependan directamente de nosotros, porque no tengamos las herramientas para ejecutarlas, es mejor tacharlas y olvidarlas, pues simplemente escapan de nuestras manos y no vale el esfuerzo angustiarse por ello.

3. Examina todo aquello que has escrito y trata de determinar qué requieres para ejecutarlas, por ejemplo, si necesitas solicitar ayuda de otra persona, aprender alguna técnica, entre otras.

4. Asígnale una puntuación a cada una de esas tareas que has escrito, calificándolas con el número 1, si necesitas que sean realizadas el mismo día; el número 2 si son para el día siguiente, y el número 3 si puedes ejecutarlas durante el resto de la semana.

5. Trata de asignar esta puntuación en base a lo que te resulte más conveniente, es decir, no por la facilidad que implique, sino por lo realmente importante que sea. Para ello puedes preguntarte: ¿Qué ocurre si pospongo esta tarea?

6. Luego de realizarte esa pregunta, intenta prever los resultados positivos y negativos. Por ejemplo, cuáles serán las ganancias de realizar dicha labor, y cuáles serían las pérdidas de no llevarla a cabo.

7. Deja de posponer y empieza a dar cumplimiento a las tareas que has seleccionado como prioritarias.

Más que presionarte, recuerda que siempre pueden ocurrir circunstancias no previstas, sin importar cuánto planifiquemos, por ello, es recomendable que dejes un espacio disponible, por si las cosas no resultan como esperabas, así como también es importante delegar funciones o pedir ayuda, si lo consideras necesario.
Si aún te resulta difícil establecer tus prioridades, podrías ser sincero contigo mismo y hacerte un par de preguntas básicas, como por ejemplo:

¿A quién le afecta esta decisión y de qué manera? Trata de determinar si esa decisión te afecta a ti o alguna persona cercana a ti, y de qué manera, es decir, si te afectará de forma positiva o negativa. Pues, si te afectará de forma positiva, entonces vale concederle prioridad, pero si no es así, entonces déjala en segundo plano, lo cual no quiere decir que estés siendo egoísta, sino que primeramente tu salud mental es lo que más vale.

¿Qué necesito para ejecutarla? Es decir, para llevar a cabo tu decisión, y si resulta beneficioso para tu vida, o para alguien más. Nuevamente, debes recordar que tu estabilidad emocional siempre será prioritaria.

¿En qué área de tu vida impactará? Si es tu esfera personal, tu relación de pareja, tu crecimiento, o tu área económica, así como también debes considerar si el impacto será negativo o positivo.

¿Esto repercutirá a largo o a corto plazo? Pues, hay decisiones que son trascendentales y deben ser consideradas de forma minuciosa, ya que pueden afectarte por el resto de tu vida. En cambio, otro tipo de decisiones, como ir a una fiesta o al cine con tus amigos, son más cotidianas y no tienen una repercusión tan prolongada.

¿Por qué debería dedicar mi tiempo a esto? Esta pregunta es una de las más importantes, ya que te ayudará a determinar la importancia que tendrá dicha acción en tu vida, y podrás valorar si realmente merece ser prioritaria, o no.

Hacerte estas preguntas, y respondértelas con franqueza, también te ayudará a tomar las mejores decisiones, así como a aprender a qué aspectos darles prioridad en tu vida, y cuáles no lo merecen.

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies