Crecimiento Personal

Por Jessica Riveri

Nacemos con la potencialidad de crecer en lo físico, psicológico y social.  Es evidente el cambio que ocurre en nuestro cuerpo. Jean Piaget, psicólogo experto en psicología del desarrollo, expresa bellamente a través del concepto de emergencia este misterioso proceso de evolucionar.  Al año y medio, el niño-niña juega a ser la mamá sin que ella esté presente, emerge, entonces la función simbólica. En la adolescencia, en tanto luego de sucesivos desarrollos, emerge la función hipotética deductiva, que posibilita la reflexión en base a un marco flexible de múltiples perspectivas. En lo psico-social, evolucionamos desde una extrema vulnerabilidad de bebé a una adultez, donde es deseable asumir la propia responsabilidad de nuestros actos, pensamientos, emociones y sus consecuencias.

Nacemos, crecemos y envejecemos con la potencialidad de crecer, de expandir nuestras limitaciones y diversificar las opciones de relación con la vida.

Un camino de crecimiento es el cultivo del opuesto:

“Soy tímido, entonces desarrollo la extroversión”

“Tengo rabia, estimulo la alegría”

“Me siento inseguro, fortalezco mi autoestima y seguridad personal”

“Tengo apego, cultivo el desapego”

Un segundo camino de transformación personal es liberar la limitación:

“Soy tímido, tomo conciencia de la motivación que le subyace y busco su satisfacción”

“Tengo rabia, y libero la tensión en drogas, alcohol…”

“Me siento inseguro, exploro mi vínculo con mi madre y padre, cultivando la aceptación en un “sí, a la vida”

“Tengo apego, exploro el vacío existencial mediante la meditación”

Un tercer camino, alineado a los desarrollos de tercera generación en PNL, es sostener la limitación en aceptación y patrocinio, y en conexión al ser esencial permitir que la realidad emerja. Transmutar y extraer lo esencial de la limitación para unirlo a la manifestación de la individualidad.

La mente acepta la realidad; la inteligencia cognitiva patrocina la existencia, alineada a una experiencia somática de centramiento, apertura y receptividad. Alerta y presente en conexión al ser, a la interacción con otros y al sistema mayor-unido a la vida.

Somos capaces de sostener: “Soy tímido”, “Tengo rabia”, “Me siento inseguro”, “Tengo apego”. Dirigimos nuestra comprensión hacia lo más profundo-esencial, estimulamos la percepción de campo y sistema.  Y en conexión al campo deseado, lideramos el proceso de aceptación-emergencia de lo nuevo. Utilizando sincronías, relajados en la confianza en la vida, porque siempre la vida hace su trabajo: “La vida crece hacia la trascendencia de la vida”. Requiere sólo el cuidado de mantener tu membresía en la vida, unido al ser esencial.

 ¿Quién y cómo es tu ser esencial?

 Interesante pregunta y certero estimulo al crecimiento personal.

 

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies