Cada cual su estrategia

child

Foto: Terence(LCC)

Por Cynthia Gomez

Existe un tipo de personas que son conocidos como optimistas estratégicos. Su modo de ver la vida les hace vivir los acontecimientos de un modo diferente. Así por ejemplo, situaciones que despiertan ansiedad a casi  todo el mundo, los optimistas estratégicos se sentirán muy probablemente mucho menos amenazados que el resto.

Su estrategia consiste en estar convencido de tener el control y nunca barajan la posibilidad de que les pueda ir mal. Su técnica consiste en tener esperanza y poner en marcha todos los recursos de los que disponen.

Son situaciones ante las que los demás nos sentimos superados pero ellos en lugar de eso se crecen y eso hace que consigan mejores resultados. Por ejemplo ante un examen final o mientras presentan un nuevo proyecto ante una sala abarrotada de nuevos posibles clientes.

Este tipo de personas suelen intentar mantener la mente ocupada en otras cosas para de ese modo no prestar atención ni ponerse más nerviosos con el verdadero asunto importante que tienen entre manos.

Ellos saben que si no quieren pensar en “X” la fórmula que funciona no es decirse a si mismo que no deben pensar en “X”, ya que saben que para no pensar en “X” de ese modo tienen que pensar en “X” para a continuación no hacerlo. Por lo tanto su forma de no pensar en “X” consiste en poner toda su atención en algún otro asunto que mantenga su cabeza ocupada.

En lugar de centrarse en aquello que les preocupa tratan de mantenerse ocupados en otras cosas. Así un estudiante que sea optimista estratégico, el día del examen en lugar de estar pensando en cuál será la nota que sacará o qué pregunta será la que pongan de desarrollo, centrará sus pensamientos en imaginar cómo será la playa a la que se irá estas vacaciones.

Este tipo de personas generalmente tienen una forma de ver el mundo completamente esperanzada y un humor que en general se podría catalogar como excelente, ya que no llegan a padecer el mal humor al que nos lleva la angustia y el nerviosismo.

Como todos bien sabemos, el optimismo suele estar relacionado con el buen estado anímico y el pesimismo por el contrario con el mal humor. Aquellas personas que ven la vida de una manera más optimista y positiva tienden a transmitir ese sentimiento a las personas que les rodean y eso hace que sean personas que atraen a más personas. A todos nos gusta estar rodeados de personas que inspiran buenas sensaciones.

En parte la estrategia que tomamos ante la vida viene marcada por lo que nos ha ido sucediendo a lo largo de la vida pero sobre todo por lo que hemos ido asumiendo. Quizá lo más inteligente sea replantearnos si la forma en la que hacemos y nos tomamos las cosas es la más inteligente y la más práctica para nuestra vida diaria.

Somos libres a la hora de elegir la forma en la que queremos vivir la vida y la forma en la que queremos seguir creciendo como personas.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies