La aventura de un nuevo día

Foto: Herranz(LCC)

Por Maria Guadalupe Povea

Un objetivo que tenemos que impulsar todos aquellos que seamos padres es aquel que hace referencia al desarrollo de sus capacidades tanto intelectuales como motrices o afectivas. Les tenemos que ofrecer unas pautas de acción que les faciliten la labor de estudio a nuestros hijos, así que ahora mismo, y sin más rodeos, paso a enumerar algunas de ellas:

– Estimularlo para que disfrute al máximo de todos los recursos de los que dispone, ya sean musicales, libros, deportes, etc.

– Crear en casa un ambiente de estudio adecuado con silencio en las horas de estudio, un lugar adecuado para la labor, tener horarios fijos de trabajo, etc.

– Inculcarles desde pequeños la importancia del trabajo bien hecho y la importancia de estudiar con un método de estudio adecuado a sus necesidades.

– Marcar un plan de acción realista y acorde con las realidades del niño y acorde al tiempo del que dispongan los progenitores para dedicarle.

La adquisición de hábitos por parte de nuestros hijos les va a hacer la vida mucho más sencilla, ya que realizará sus actividades siguiendo un orden dictado por la costumbre sin necesidad de pensar cada nueva acción que va a desarrollar y sin que ello le suponga un grandísimo esfuerzo. Si se lo inculcamos desde pequeños podrán saber en cada momento a qué norma deben atenerse, evitando que cada día sea una aventura a resolver.

Esto es aplicable no solamente a los estudios, sino a todas aquellas rutinas que entran en la vida de un niño: la hora de comer, de lavarse los dientes, de jugar, de leer, etc. De otro modo si les dejáramos una vía completamente libre le faltarían una serie de normas que le permitieran establecer claramente dónde están los límites.

A continuación voy a pasar a enumerar una serie de hábitos que considero se deben tener en cuenta en la vida de cualquier pequeño:

  • De higiene personal: Este hábito al igual que todos los demás lo irá adquiriendo poco a poco, no podemos pretender que de la noche al día sepan ducharse solos, cuando hasta ahora este trabajo lo desarrollaban los padres. Tenemos que enseñarle con suma paciencia y repitiendo la acción que desarrollamos en voz alta para que nos vean hacerlo y escuchen qué es lo que estamos haciendo.
  • Orden: Si su hijo tiene la mala costumbre de jugar con todo tipo de juguetes y no recoger ninguno, y cuando nosotros llegamos a casa recogemos todo el desorden que él ha montado sin ni siquiera requerir su ayuda, le estamos dejando que se convierta en una persona perezosa y cogerá el hábito de no recoger nunca nada después de haberlo usado. Esto tenemos que inculcárselo desde pequeño tanto con sus juguetes como con los objetos de su propiedad.Relacionado con esto cabe decir que desde pequeño también tiene que asimilar que las labores del hogar tienen que realizarse por parte de todos los miembros de la familia, incluidos ellos, siempre teniendo en cuanta su edad y capacidad.

 

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.
Más información

Etiquetas:, ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies